×
×
Red Internacional

Desde el jueves a las 6 de la tarde los portuarios de la ciudad de Rosario paran en reclamo por las condiciones de trabajo y por el salario. La empresa anunció a los medios suspensiones mientras los trabajadores denuncian terribles condiciones de explotación en uno de los sectores que más ganan en toda la Argentina. Uno de los dueños de la concesión es un conocido estafador: Vicentín.

Escuchá esta nota
Sábado 6 de agosto | 10:54

A las 18 del jueves en los ingresos del puerto se cruzaron en el cambio de turno los trabajadores portuarios. Al mediodía la bronca por el retraso salarial -les adeudan un 17% desde octubre del año pasado y desde entonces no tuvieron una reactualización paritaria- había empujado al paro, pero no lo habían logrado imponer. A las 6 de la tarde, en el portón de 27 de febrero y la colectora de la Circunvalación, los laburantes se plantaron y lograron resolver el paro. Y ahí nomás empezaron a llegar las cubiertas y se bloquearon los portones de Cerrito, 27 de Febrero y de Ayolas, los cruces con la Circunvalación y la avenida Belgrano que bordea el puerto. “Este paro fue por impulso de la gente, la empresa viene avanzando desde hace un montón, el sindicato tiene que ponerse firme y defendernos”, decían el viernes en el piquete de 27, que concentra a la mayoría de los trabajadores entre parrillas, fuego y camiones, que no paran de amontonarse.

El sindicato se acercó a las 18 a los portones de Cerrito con la propuesta que habían discutido con la patronal. El 17% adeudado desaparecía y ofrecían un aumento del 60% en cuotas a cobrar desde abril de este año hasta febrero del año que viene. “Con la inflación que hay estamos cada vez peor, no alcanza. No hablamos de darnos un lujo, comprar un auto. No queremos privar más a nuestras familias.” La bronca se impuso; se rechazó y se volvió a los piquetes. La negociación seguirá el lunes en el Ministerio de Trabajo de la provincia desde las 8 de la mañana.

“Mi viejo murió de todo”

“Laburó toda su vida acá. 35 años trabajó y cuando se jubiló se murió al toque. Tenía de todo. Mal de chagas, diabetes, mal del corazón, problemas respiratorios… ¿Sabés cuántos compañeros murieron al jubilarse? Unos 25 o 30.” Las condiciones de trabajo son insalubres. Se respiran los pesticidas de los cereales, plomo en polvo -”periquita le dicen, como para que parezca menos malo”-, carbón de coque. Las enfermedades respiratorias son corrientes, pero si se enferman les descuentan un presentismo. Además, las condiciones de trabajo y la falta de inversión llevan a los accidentes. “Hace tres años falleció una compañera que entró conmigo. 24 años tenía y la aplastó un camión que no tenía la chicharra de retroceso.” En el 2017 un trabajador murió tras aplastarle la cabeza una pieza que cayó de una grúa. Hace tres meses se derrumbó parte del muelle y se tragó una pala con el operador incluido.

“Trabajamos como en la esclavitud. Pero esa época se terminó. No hacen inversión, hay mil metros del muelle inutilizado, las máquinas son todas viejas”. El vaciamiento viene de arrastre, pero se aceleró tras el escándalo de la estafa de Vicentin. El grupo de los Nardelli, que este viernes dirigió la negociación en persona, es controladora de la Terminal Puerto Rosario, junto a la empresa chilena Ultramar. Pese a haber estafado por 1300 millones de dólares al país, el gobierno amagó por izquierda para terminar reculando café de por medio y Gustavo Nardelli pudo volver a su yate “Champagne” sin consecuencias. Expertos en chantaje, en TPR quieren aplicar un preventivo de crisis y acordar el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, para poder suspender a los trabajadores.

Unir y coordinar todos los reclamos

El paro y el piquete de los obreros portuarios se da en una semana de paros y movilizaciones de los estatales, de ATE Rosario y ATE Santa Fe, los médicos de Siprus, los docentes privados de Sadop y los públicos de Amsafe Rosario y Amsafe provincial, con una fuerte movilización en el mediodía de martes. También se mantiene el reclamo de vivienda de las familias de Magaldi y de Maradona y Circunvalación. Unir y coordinar estas luchas, para no pelear por separado, puede fortalecer enormemente los reclamos frente a una inflación que no para y aun gobierno que profundiza un camino de ajuste.

Te puede interesar: Cinco mil docentes, estatales y médicos se movilizaron contra el ajuste en Santa Fe

El método del paro y el piquete de los obreros portuarios muestran la fuerza obrera. La nacionalización de los puertos controlados por sus trabajadores se impone como una necesidad frente al negociado de los exportadores; la concesión del puerto de Rosario no puede seguir en manos de los vaciadores de Vicentín y Ultramar, tiene que volver a manos del estado y ser controlado por sus trabajadores. Frente a la inflación que no para, necesitamos recuperar lo perdido bajo Macri y Fernández: el salario inicial debe ser igual a la canasta familiar: $ 161.624 y tiene que actualizarse automáticamente mes a mes, para dejar de perder. Estas medidas tienen que ser parte de un plan para que la crisis no la paguemos los trabajadores .

Te puede interesar: Seis medidas para enfrentar la crisis: las trabajadoras y los trabajadores debemos tomar el control

Nardelli, de Vicentín entrando al puerto
Nardelli, de Vicentín entrando al puerto

“De acá no nos vamos hasta que no esté la plata en el cajero. No vamos a dejar que nos suspendan. Y queremos que efectivicen a los que trabajan por jornada”, anuncian desde los piquetes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias