×
×
Red Internacional

Estados Unidos.Huelga salvaje de los conductores de autobuses escolares en Carolina del Norte

Aproximadamente un tercio de todos los conductores de autobuses escolares en el condado de Wake, Carolina del Norte, se niegan a conducir por sus rutas en protesta por los bajos salarios y la carga de trabajo duplicada y triplicada sin pago adicional.

Martes 2 de noviembre | 11:05

Los conductores de autobuses empleados por el Sistema de Escuelas Públicas del Condado de Wake (WCPSS), el distrito escolar más grande de Carolina del Norte y el decimocuarto más grande del país, comenzaron una huelga salvaje [no autorizada y considerada ilegal, NdT] el pasado viernes 29 de octubre para protestar contra los bajos salarios y el aumento de la carga de trabajo resultante de la pandemia. Participaron alrededor de 200 conductores, un tercio del total de operadores de autobuses del condado.

Esto es particularmente significativo porque en Carolina del Norte, las huelgas o paralizaciones en el trabajo de los empleados públicos son consideradas un delito de "Clase 1", la misma categoría que el hurto o el allanamiento de morada, que conlleva un castigo potencial de hasta cuatro meses en la cárcel.

Se espera que la huelga continúe hasta este martes, cuando la Junta de Educación de WCPSS votará sobre una propuesta para proporcionar bonificaciones pandémicas únicas a todos los empleados del distrito y un aumento del 1 por ciento para el personal certificado, la clasificación que incluye a los conductores de autobuses. Tal aumento sería ridículamente inadecuado incluso en un año normal. La inflación en comparación con esta época del año pasado va desde el 3,6 por ciento hasta el 5,3 por ciento según la medición. Este "aumento", si la Junta lo aprueba, en realidad no es un aumento en absoluto: los conductores terminarán con un poder adquisitivo aún menor que el del año pasado.

Los conductores de autobús en el condado de Wake, que incluye la capital del estado, Raleigh, tienen un salario inicial de $ 15 por hora. No se trata en absoluto de un salario digno. Según la Calculadora de salario digno del MIT, un salario digno para un adulto soltero sin hijos en el condado sería de $ 16,32 por hora. Si se agrega al menos un niño, la cifra salta a $ 33.39 por hora.

En una entrevista con una estación de noticias local, un conductor dijo que algunos de sus colegas necesitan cupones de alimentos y asistencia para la vivienda para poder llegar a fin de mes.

Al comienzo del año escolar actual, el condado tenía 139 conductores de autobús menos de los necesarios. Para compensar, las escuelas rediseñaron las rutas de los autobuses para incluir aún más estudiantes por autobús. Además de esto, los operadores se ven obligados a conducir hasta seis rutas de autobús por día, un aumento de tres veces en el trabajo de sus dos rutas habituales, y sin aumento de salario. Para que todos los niños lleguen a la escuela a tiempo, tanto los conductores como los estudiantes deben despertarse y llegar a sus paradas de autobús mucho antes que en años anteriores, y llegar a casa horas más tarde. Y los conductores se ven obligados a saltarse las pausas para ir al baño o descansar.

Además, si bien las reglas del distrito escolar estipulan que los estudiantes deben usar mascarillas en el autobús, los conductores informan que muchos no lo hacen y no tienen poder para hacer cumplir la política. Con hasta 60 estudiantes por ruta y hasta seis rutas por día, los conductores están expuestos a cientos de estudiantes no vacunados sin garantía de protección de seguridad.

Desde que empezó la medida de fuerza algunos padres han podido proporcionar transporte alternativo para sus hijos. Pero incluso aquellos que no tienen otro medio de transporte están apoyando la huelga. "Podremos tener inconvenientes durante un par de días, pero si esto ayuda a estos conductores a obtener lo que merecen, estamos a favor", dijo un padre entrevistado por ABC. Otro dijo: “Estoy totalmente a favor de los conductores (...) Nuestro estado ha estado financiando insuficientemente a nuestras escuelas públicas ... Creo que a nuestros conductores de autobuses se les pide que hagan demasiado y no se les recompensa de manera justa."

Durante la primera parte de la pandemia, cuando WCPSS operaba de forma remota, los conductores de autobús continuaron trabajando entregando alimentos a las familias necesitadas y Elementos de Protección Personal desde los depósitos del condado a las escuelas para el personal que trabajaba presencial o se preparaba para la reapertura. Además de esto, algunos tomaron turnos en las guarderías escolares, áreas ad-hoc creadas después de que se reanudó la enseñanza presencial, en las que los empleados de la escuela se turnaron para brindar cuidado infantil a los hijos de sus compañeros de trabajo que estaban inscritos en el aprendizaje virtual.

Los conductores de autobuses han estado trabajando en estrecha colaboración con la Asociación de Educadores de Carolina del Norte (NCAE) para luchar por sus demandas. Sin embargo, ahora que los conductores han recurrido a acciones más radicales, la dirección del sindicato de maestros está retrocediendo. La presidenta local del NCAE del condado de Wake, Kristin Beller, solo dijo en una entrevista con Raleigh’s News & Observer que puede "entender cómo se siente la gente". Hasta la junta escolar fue más comprensiva con las demandas de los conductores...

La mejor manera de apoyar a los conductores de autobuses es que los maestros y otro personal de WCPSS se unan a la huelga en solidaridad. Actualmente, hay algunos llamamientos para que el condado cambie al aprendizaje virtual para evitar el impacto de la huelga. Si el sistema escolar puede impartir clases sin interrupciones por la huelga, el poder de la huelga se ve socavado, por eso es importante el apoyo de los docentes, ya que las clases virtuales no pueden comenzar si los maestros no inician la sesión.

Traducción del original en inglés publicado en Left Voice




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias