Internacional

LUCHAS OBRERAS

Huelga en Amazon Italia contra los "brutales ritmos de trabajo"

Los trabajadores de logística y repartos son de los más golpeados dentro de Amazon. La empresa de Jeff Bezos busca precarizarlos y "uberizarlos" en todo el mundo. En una de las plantas de Italia fueron a la huelga este lunes contra los ritmos de trabajo y los bajos salarios. Una imagen que se repite en todo el mundo.

Jueves 18 de febrero | 09:39

Cientos de trabajadores de logística de Amazon se han declarado en huelga en Vigonza, Italia el último lunes, en protesta por lo que muchos consideran "un ritmo de trabajo frenético e insostenible , protecciones deficientes contra el COVID-19 y salarios bajos".

"Las razones [detrás de la huelga] son ​​atribuibles a las condiciones laborales insostenibles en las que trabajan estos trabajadores: ganan salarios bajos y están sujetos a un ritmo intolerable. Se ven obligados a respetar las hojas de ruta que constantemente ponen en riesgo su seguridad y la de los demás”, Dijeron Massimo Cognolatto y Romeo Barutta líderes de la central sindical CGIL en las regiones de Padua y Veneto.

Después de una negociación que comenzó hace aproximadamente un año y dos reuniones que terminaron en nada, los trabajadores de logística y reparto del almacén de Vigonza, iniciaron la huelga para todo el turno de entrega el lunes 15 de febrero a partir de las 06:30 de la mañana.

Los motivos de la huelga son múltiples y conciernen a los empleados de la distribución de productos Amazon, unos 400 trabajadores de cinco empresas externas que trabajan por contrato para Amazon. Son precisamente esos trabajadores los que conducen las camionetas de la empresa y quienes efectivamente hacen entregas a domicilio.

Este sector es uno de los nuevos proyectos de la empresa para abaratar costos. El objetivo es "uberizar" el servicio de entrega de productos. Es decir, pretende que los trabajadores y choferes sean "autónomos" sin relación con la empresa y que realicen entregas a demanda. Para esto se les pagan tarifas más bajas que a los trabajadores de la empresa y tienen que estar las 24 horas pendientes del software que les notifica de la posibilidad de hacer un viaje para entregar paquetes.

El asunto no termina ahí. Como si no fuera suficiente tercerizar toda la rama de logística para evitar hacerse cargo de sus salarios y beneficios, Jeff Bezos fue acusado recientemente por quedarse con 61 millones de dólares en propinas de los conductores de camionetas de reparto, que los usuarios de la plataforma le dejaban a los trabajadores en el pago electrónico pero que nunca llegaron a los bolsillos de los choferes.

Desde abril de 2013, Amazon ha enfrentado luchas obreras en varios países, particularmente en Europa, donde los trabajadores en España, Alemania, Francia e Italia han declarado huelga más de una docena de veces. Las protestas se han intensificado durante la pandemia ya que Amazon no escuchó las demandas de los trabajadores para hacer que su lugar de trabajo sea más seguro. Esto último generó una oleada de protestas en Estados Unidos durante el primer semestre de 2020. La empresa del magnate Jeff Bezos despidió a los organizadores de las protestas, pero la indignación dentro de los almacenes continuó y hoy enfrenta la votación para organizar el primer sindicato de Amazon en Estados Unidos en Alabama.

En cuanto a la situación en Italia, Christy Hoffman, secretaria general de UNI Global Union dijo “Una vez más, los trabajadores se ven obligados a hacer huelga para hacer oír su voz, una situación que podría evitarse fácilmente si Amazon se tomara en serio las preocupaciones de los empleados”

Otros actores globales también están planteando preguntas sobre el comportamiento antisindical de Amazon. Este último lunes, UNI Global Union Amazon Alliance pidió al gigante de la tecnología y el comercio que detenga su deshonesta campaña antisindical y permita que los trabajadores voten por un sindicato en los Estados Unidos sin la presión agresiva y constante de la empresa para que voten no. De triunfar la votación para organizar un sindicato en Alabama, tendría un efecto mucho más allá de los 6.000 trabajadores de ese almacén. Sería un golpe demoledor para la política antisindical y precarizadora de Jeff Bezos y podría alentar la organización de más de 400.000 trabajadores en EE. UU. y más de 1 millón a nivel global.

Te puede interesar: Trabajadores de Amazon en Alabama comienzan la votación para unirse a un sindicato







Temas relacionados

Jeff Bezos   /    Amazon   /    Italia   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO