×
×
Red Internacional

Estado español.Huelga del metal en Cádiz: se rompen las negociaciones y siguen los piquetes y barricadas

La dura huelga del sector del metal en Cádiz continúa por cuarto día consecutivo tras la ruptura de las negociaciones entre patronal y los sindicatos.

Viernes 19 de noviembre | 09:07

Doce horas duró la reunión de la mesa negociadora en Sevilla, pero no hubo acuerdo. A consecuencia de ello, los trabajadores han reanudado este jueves las barricadas, los cortes de tráficos y las concentraciones en las puertas de industrias como Navantia, Airbus o Alestis.

Los trabajadores continuaron con los piquetes informativos, que cortan el acceso a Cádiz por uno de los puentes de entrada a la ciudad, hasta que llegó un fuerte operativo policial para dispersar a los manifestantes.

Te puede interesar: Comenzó la huelga general indefinida del metal en Cádiz: piquetes, represión y resistencia obrera

La Policía Nacional, que en los últimos dos días reprimió duramente a los trabajadores, -que ofrecieron una férrea resistencia- este último jueves preparó un fuerte dispositivo en la carretera industrial gaditana.

El responsable de Industrias de comisiones obreras (CCOO), Juan Linares, culpa a la patronal por no haber planteado ninguna propuesta y haberse levantado de la mesa. “Han actuado de mala fe. Hoy más que ayer van a ser responsables de lo que pase en las calles de Cádiz”, declaró a uno de los canales de la ciudad.

El representante de CCOO muestra preocupación, no porque no se logren las reivindicaciones de los trabajadores, sino porque la base comienza a radicalizarse y muestra disposición a tomar la lucha en sus manos para torcerle el brazo a la patronal. Por ello el Gobierno, agente directo de las patronales, ha enviado a la Policía y los antidisturbios a atacar a los obreros.

Los trabajadores del metal han salido a la huelga hace ya cuatro días por la negativa de la patronal a conceder aumentos salariales que permitan recuperar lo perdido por la inflación. Mientras CCOO y UGT (Unión General del Trabajo) están pidiendo subidas del 2, 2,5 y 3%, otros sindicatos convocantes como la CGT piden aumentos del 6 y 7%.

Te puede interesar: La huelga del metal en Cádiz deja expuesta la precarización en todo el Estado español

Pero también luchan por terminar con la precariedad y el despotismo patronal,
por un convenio digno y la rebaja de cuatro a diez horas de trabajo cada año en el marco del nuevo convenio colectivo, por una cláusula de revisión salarial a fin de año según el IPC (Índice de Precios de Consumidores) acumulado a fin de año, un salario mínimo de 1500 euros en el sector, entre otras demandas. Y también contra el cierre de Airbus Puerto Real, contra los despidos en Alestis y contra la destrucción de empleo en la industria auxiliar que supondría el cierre de la planta de Puerto Real.

La patronal se queja, como siempre, y dice que esas reivindicaciones elementales conllevarían “la desaparición de la industria gaditana, que tendría que competir con la de otras provincias que parten de una situación más ventajosa”. Nada mas lejos de ello. Durante años se vienen beneficiando a costa de la sobrexplotación, los abusos y la precarización de los trabajadores del metal.

Los trabajadores del metal han mostrado estos días que cuentan con la potencia para llevar esta lucha al triunfo. La clave es la confianza en sus propias fuerzas. Y, sobre todo, no dejar en manos de las cúpulas que participan de la Mesa Negociadora ninguna decisión que no pase por la asamblea.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias