×
×
Red Internacional

Asia. Huelga de camioneros paraliza parte de la producción en las plantas de Hyundai en Corea del Sur

Las protestas por el aumento de los precios del combustible amenazan con paralizar la economía del país. Esta es la primera gran manifestación sindical desde que asumió el gobierno conservador de Yoon Suk-yeol.

Sábado 11 de junio | 11:32

La producción en el mayor complejo de fábricas de Hyundai Motor Co en Corea del Sur se redujo a la mitad desde el jueves debido a la escasez de componentes provocada por la huelga de camioneros.

Miles de camioneros miembros del sindicato Solidaridad de Camioneros de Carga (Solidaridad) en el país, se declararon en huelga desde el martes a la media noche para protestar por el aumento en los costos del combustible, interrumpiendo la producción, ralentizando la actividad en los puertos, lo que podría significar una tensión más la cadena de suministro global.

Hyundai fabrica unas 6.000 unidades de 17 tipos de vehículos al día. “Los trabajadores de las fábricas de Hyundai Motor en Ulsan normalmente trabajan dos horas y tienen un descanso de 10 minutos, pero con los problemas actuales de adquisición de componentes, los trabajadores de la fábrica trabajaban solo esporádicamente”, dijo un funcionario sindical de Hyundai Motor. “Algunos trabajadores de la línea de montaje ayer estuvieron trabajando durante unos 30 minutos y tuvieron que tomar un descanso de horas”.

Este viernes, alrededor de 1.000 camioneros iniciaron una huelga frente a la fábrica de Hyundai en Ulsan, al sur del país, según informa la agencia Reuters.

Las plantas de Ulsan de la empresa automotriz habían estado funcionando casi a plena capacidad antes de que comenzara la huelga esta semana, operaron a alrededor del 50-60% de su capacidad el jueves.

El mes pasado el sindicato de transportistas ya había amenazado con una huelga general contra el aumento de los precios del diésel. “Los transportistas se encuentran frente a una crisis porque deben pagar un costo de combustible que corresponde al 30-50% de las tarifas de transporte”, había declarado desde el sindicato Solidaridad.

Tras el el comienzo de la guerra en Ucrania, el precio del diesel en Corea del Sur subió a más de 2000 wones (1,49 euros) por litro. El gobierno redujo el umbral para la adjudicación de subsidios a 1.750 wones por litro, aumentando así la ayuda a los camioneros, pero el precio del diésel sigue estando muy por encima de los 1.364 wones registrados en enero de este año.

Junto con esto los camioneros exigen una extensión del Sistema de Tarifas de Fletes para el Transporte de Carga Seguro, diseñado para prevenir la conducción peligrosa y garantizar tarifas de fletes mínimas para los camioneros lo que funciona como un salario básico para los conductores evitando que las empresas de logística impongan ritmos mayores a los camioneros. Está previsto que el sistema, introducido en 2020, por un plazo de tres años, finalice el 31 de diciembre.

El paro que comenzó el martes está provocando numerosos inconvenientes a varias empresas. Junto a las dificultados en la automotriz Hyundai, la planta siderúrgica Pohang de POSCO tuvo que postergar el transporte de 20 mil toneladas de las 49 mil que se producen por día. Las entregas de soju (la bebida alcohólica coreana) y cemento también se vieron afectadas. Y la prolongación de la huelga empieza a convertirse en un dolor de cabeza para las grandes empresas surcoreanas como Samsung y LG, que dependen de los camiones para distribuir los electrodomésticos que producen.

Corea del Sur es un importante proveedor de semiconductores, teléfonos inteligentes, automóviles, baterías y productos electrónicos, y la última acción industrial aumenta aún más la incertidumbre sobre las cadenas de suministro mundiales ya interrumpidas por las estrictas restricciones de China por el coronavirus y la invasión de Rusia a Ucrania.

El presidente surcoreano, el conservador Yoon Suk-yeol, que asumió hace apenas un mes, dijo este viernes que los conflictos laborales deben manejarse por ley, aunque algunos sectores del gobierno comienzan a presionar para que se tomen medidas contra los trabajadores.

Los camioneros, considerados contratistas independientes en Corea del Sur, buscan aumentos salariales y la promesa de que se extenderán medidas que les otorguen cierto amparo ante las empresas de logística, también quieren que esas medidas se apliquen a una gama más amplia de camiones, no solo a los camiones portacontenedores y camiones de cemento.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias