×
Red Internacional
La Izquierda Diario

El 30 de marzo hubo un corte total de luz en el Hospital del Niño de San Justo, en La Matanza. Trabajadores denuncian la realidad del mismo y las peripecias que realizaron para salvar vidas en medio de la ausencia de recursos básicos.

Viernes 2 de abril | 21:33

Personal de salud del Hospital del Niño de La Matanza, hizo llegar a La Izquierda Diario, una denuncia por un corte total de luz por 4 horas el pasado 30 de marzo, un tiempo con el que no contaron ni con generadores eléctricos. Algo elemental para el funcionamiento de un hospital, que define la diferencia entre la vida o muerte.

El personal de salud municipal de La Matanza, viene hace meses en lucha por sus condiciones laborales y bajísimos salarios, mientras que el municipio de Fernando Espinoza, sigue sin dar respuestas, en medio de una crisis sanitaria, social y económica en curso que golpea al conjunto de las y los trabajadores.

Te puede interesar: Trabajadores de salud: crece el reclamo por salarios y pase a planta

Las condiciones y ausencia de recursos en los hospitales, es responsabilidad del Gobierno. La falta de generadores y el estado del Hospital del Niño, es reflejo del bajísimo presupuesto que está destinado para la salud pública. Sin embargo, el estado en que se encuentran los hospitales públicos, con ausencia de elementos y recursos, se profundizó durante la pandemia y es común a hospitales no solo municipales, sino también provinciales y nacionales.

"El corte de luz comenzó a las 11 de la mañana y se mantuvo hasta las 15 hs. Esto complicó la atención de los pacientes. En particular uno que estaba con requerimiento de asistencia mecánica respiratoria”, denunciaron los trabajadores del hospital. “Durante todo el tiempo que duró el corte de luz, no nos daban a basto los brazos para la respiración manual, nos turnábamos para que ninguno se quede sin la asistencia respiratoria, pidiendo refuerzos a otros servicios, ya que las batería de los respiradores no tienen suficiente tiempo de autonomía. A su vez, impactó en el normal funcionamiento de la terapia sin monitores multiparamétricos, saturómetro de oxígeno que son vitales. Vivimos una situación sumamente estresante”.

Fue, una vez más, el personal de salud del hospital quien por medio de las peripecias que realizaron, estuvieron en la primera línea también para salvar vidas.

Por ello y siendo muy conscientes de su situación, agregaron: “Es increíble que estemos sosteniendo sobre nuestra espalda y nuestra salud el funcionamiento del Hospital. El recurso humano y la habilidad con que nos manejamos en una situación, donde el entorno es completamente adverso sistemáticamente, por cuestiones técnicas, es admirable”.

“¿Cómo puede ser que un Hospital como éste que abarca una región muy grande, con pacientes niños de muchas y diversas patologías, no tenga generador eléctrico?”, se preguntaban con bronca otros trabajadores del hospital.

A esta situación se le sumó la falta de agua como consecuencia de que se quemó hace varios meses una bomba de agua, teniendo en cuenta que, el agua es algo primordial para una terapia intensiva para el requerimiento de lavado de manos antes de cada procedimiento, además de ser indispensable para prevención de contagios en medio de la pandemia en curso.

Por último agregaron: “4 horas sin luz, sin agua, ni generadores de energía… esta realidad de los hospitales no es nueva, se repiten año a año. El mantenimiento de toda la aparatología no se realiza de manera sostenida sino más bien intermitente, dependiendo del bajo presupuesto que destina el Gobierno municipal o los contratos con terceros para el mantenimiento".

Las y los trabajadores hace meses que vienen luchando, ésta es una situación generalizada dentro de la salud en el municipio, por lo que como se ve queda en la mano de los trabajadores defender la salud pública y pelear por sus demandas, como vienen llevando adelante distintos sectores. La unidad y la coordinación en la pelea de todos los trabajadores de salud de La Matanza es muy importante.

También la coordinación de los distintos sectores de la salud que hoy están dando esta pelea, no solo en La Matanza, sino como la Clínica Constituyentes de Morón, la clínica San Andrés y el hospital Larcade, junto a otros sectores en lucha es fundamental para que triunfen. Así lo afirmaron Nathalia González Seligra, diputada del PTS FITU (MC) y secretaria de Organización del Suteba La Matanza, y Luis Sucher trabajador reincorporado del hospital Posadas y referente de la agrupación Marrón del Hospital quienes brindaron su solidaridad y apoyo en la última asamblea del Hospital.

En medio de la crisis sanitaria en curso, que se profundiza a medida que avanza la segunda ola de contagios de Covid-19, son los trabajadores de salud que están en la primera línea, sosteniendo la salud pública.

Desde La Izquierda Diario, seguiremos acompañando su pelea por condiciones de trabajo, salarios y contra el desfinanciamiento a la salud pública. La unidad y la coordinación de los distintos sectores en lucha, es fundamental para enfrentar los planes de ajuste que quieren descargar sobre las y los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias