×
Red Internacional

Las y los trabajadores realizaron este martes una gran movilización hacia el municipio de San Miguel. En el acto expusieron su situación ante un millar de personas, y recibieron el apoyo de parte de organizaciones sociales, políticas, sindicales y de trabajadores que están en lucha. Queremos abrir un debate sobre el camino para derrotar al municipio y cómo continuar la pelea por la salud pública.

Marcelo “Pollo” OrtegaTrabajador de Madygraf bajo control obrero Miembro de la Comisión Solidaria por el Htal. Larcade

Pablo PaulembEstudiante de Licenciatura en Comunicación (UNGS) Miembro de la Comisión Solidaria por el Htal. Larcade

María Gabriela PueblaTrabajadora Social Hospital Interzonal General de Agudos Petrona V. de Cordero Miembro de la CICOP San Fernando

Viernes 2 de abril | Edición del día

La movilización de las y los trabajadores del Hospital Larcade hizo el recorrido céntrico desde el Hospital a las puertas de la Municipalidad de San Miguel. Participaron cientos de trabajadores de distintos sectores del hospital, junto a cientos de personas que se acercaron a acompañar sus reclamos, desde la comunidad, hasta organizaciones sociales, políticas y sindicales, así como también trabajadores de otras ramas que están en lucha. Luego de casi tres meses los trabajadores siguen peleando por sus condiciones de trabajo y la salud pública. Esta vez se dió en el marco de una jornada de lucha de los trabajadores de la salud que comenzó por la mañana, con el corte que realizaron las y los trabajadores de la Clínica San Andrés en la Av. General Paz. contra el cierre.

Entre la delegación junto al Larcade pudieron verse a los Ferroviarios que luchan contra la tercerización en el Roca y otras líneas, a trabajadores de la recuperada MadyGraf que luchan por la expropiación definitiva de la gráfica, trabajadores de la Clínica San Andrés que están en lucha ante el cierre del establecimiento, docentes de la Marrón que también están en primera línea de la pandemia (esta semana se conocieron casos de fallecimientos en distintas provincias y CABA), trabajadores del Hospital Posadas, de La Plata, San Fernando de la Marrón de Salud y de la corriente de izquierda por la salud pública miembros de la lista 5 en la Cicop. También se hicieron presentes el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), La Red de Trabajadores Precarizados (La Red), PTS, Partido Obrero, Izquierda Socialista, MST, Barrios de Pie, nm y sindicatos como CICOP, y ATE, entre otros.

En el acto frente al Municipio pasaron distintos referentes del Hospital a decir unas palabras, entre ellos Martina, residente, que se refirió a la situación que están atravesando: “hay residentes provinciales y municipales. Los residentes municipales tienen un sueldo muy inferior, no tenemos goce ni de vacaciones ni de aguinaldo, ni de aportes jubilatorios. Esto no lo tienen en cuenta las autoridades. Tampoco lo tuvieron en cuenta cuando en el contexto de la pandemia se quedaron sin médicos de guardias, y fueron a buscar a los residentes, que no tienen experiencia. Los residentes exigimos que hayan hechos, no palabras, porque hasta ahora sólo hubieron palabras. Queremos que los trabajadores tengan nada más ni nada menos que lo justo, sus derechos laborales.”

La enfermera Estela García denunció que mientras precarizan y pagan salarios de hambre para los trabajadores de la salud, los funcionarios como el intendente o Héctor Calvente ganan sueldos de cientos de miles de pesos. También se abrió la palabra a las organizaciones que vienen acompañando desde el primer momento. En representación de la Comisión de Solidaridad, que se impulsó desde La Izquierda Diario junto a trabajadores del Hospital, habló Marcelo “el Pollo” Ortega, trabajador de MadyGraf, que dijo lo siguiente:

“Quiero hablarles de trabajador a trabajador: para que esta lucha triunfe hay que coordinarse, como hacen los trabajadores de salud en la interhospitalaria de Neuquén. Hay que coordinar a todos los trabajadores de la salud que se han puesto de pie y hay que imponer un paro provincial de todos los gremios de la salud, de la CICOP, de ATE, a la CGT regional, para que se cumplan sus demandas. Les queremos proponer una enorme campaña de solidaridad frente a las persecuciones, con pronunciamientos de referentes de Derechos Humanos y por último, invitó a todas las organizaciones a conformar una gran comisión de solidaridad para que esta lucha triunfe.”

¿Qué sigue después del 30?

Desde hace casi tres meses que las y los trabajadores del hospital vienen peleando y organizándose para conquistar una salud pública de calidad y condiciones dignas de trabajo. Hasta el momento no han recibido más que pequeñas ofertas y migajas para algunos sectores, pero ningún compromiso de las autoridades municipales de cambiar sustancialmente su situación. Estas concesiones aisladas tienen únicamente el objetivo de dividirlos, arreglar un sector para debilitar al conjunto de la lucha.

A esto hay que sumarle las persecuciones y atropellos constantes. Héctor Calvente y Jaime Méndez han llegado hasta la militarización del hospital en plenas elecciones de delegados gremiales, y hasta desplazado de su cargo a profesionales. Mandan a sacar fotos en las movilizaciones, arman “listas negras” con amenaza de despidos. Los directivos también cumplen su rol de policía persiguiendo y amenazando a los trabajadores para que no se involucren.

Te puede interesar: Escándalo en el Hospital Larcade: los trabajadores denuncian que el municipio les prohíbe votar

El sindicato municipal, al cual pertenecen y están afiliados la gran mayoría de los trabajadores, ha traicionado ya su lucha cuando entregó las paritarias por un mísero 5% de aumento. La estrategia del municipio además de la división, es el desgaste.

Te puede interesar: Hospital Larcade: redoblar la lucha contra las maniobras del municipio y la traición del sindicato

Desde La Izquierda Diario venimos acompañando desde el primer día esta lucha, y poniendo todos nuestros recursos a disposición. El sábado realizamos una gran reunión para impulsar la Comisión de Solidaridad por el Larcade, que reunió a más de 100 personas, entre trabajadores, la comunidad y organizaciones. Con el objetivo de agrupar la fuerza de cientos y coordinar con otros sectores que también vienen enfrentando las consecuencias de la crisis. Si algo demostró esta movilización es que hay fuerzas para torcerle el brazo al municipio. Por eso invitamos a todos los trabajadores y organizaciones a formar parte de ella con el único objetivo de que el Larcade triunfe.

Te puede interesar: Hospital Larcade: Se puso en pie la comisión de solidaridad con más de 100 conectados

Queremos reiterar las propuestas que hicimos en el acto y debatir cómo logramos imponer las demandas del pase a planta permanente y un salario acorde a la canasta familiar.

Frente a las persecuciones, los desplazamientos y las amenazas constantes, debemos realizar una enorme campaña contra estos métodos que violan los derechos humanos; con pronunciamientos de personalidades de los derechos humanos, artistas, personalidades de la cultura, organizaciones sociales, sindicales y políticas que tenga una fuerte repercusión en todo el país, que de vuelta la tortilla del hostigamiento con visitas de delegaciones de esta campaña al municipio a pedir explicaciones por tanto atropello y sufrimiento de los y las héroes de esta pandemia.

A la división y el desgaste que quiere imponer el municipio, hay que enfrentarla con una fuerte organización desde las bases. Se necesitan asambleas democráticas por sectores y por turnos lo más amplias posibles para que las y los trabajadores se involucren y decidan los pasos a seguir en esta lucha, que funcione como un organismo democrático con representantes elegidos por el voto, que sean revocables si éstos no respetan la decisión de la mayoría.

Hay que exigirle a todos los gremios, estatales (ATE, CTA), sindicatos de salud (CICOP) y la CGT un paro activo, donde se manifiesten todas las luchas que está habiendo en la provincia ante los ataques de los empresarios y los gobiernos contra los trabajadores de la salud que están luchando aisladamente. Solo una lucha coordinada puede enfrentar la precarización impuesta desde las gestiones municipales hasta los hospitales provinciales.

En medio de esta pandemia está la primera línea que es el personal de salud que debió afrontarla con bajísimo salarios, precarizado y con falta de insumos en jornadas que se extienden por 12 hs y a veces alcanzan las 24. Pero otros sectores llamados esenciales, también tuvieron que arriesgarse para garantizar ganancias empresarias durante la primer ola de pandemia que se llevó la vida de miles de trabajadores y sus familias. Hoy muchos de ellos pelean como los vitivinícolas y su gran paro de 48 hs, como la pelea por salario de los choferes de la línea 60 en Zona Norte, e incluso los trabajadores de salud de la interhospitalaria de Neuquén que cortan la ruta del petróleo. Que estas luchas aun no se hayan coordinado es una ventaja para quienes nos imponen el pago de una deuda por sobre la necesidad de viviendas como demostró Guernica, por sobre la necesidad de un sistema de salud que enfrente la pandemia y por sobre la necesidad de detener la pauperización creciente de nuestras condiciones de vida. Hay que recorrer el camino inverso. Para imponer las demandas del pueblo trabajador necesitamos medidas unificadas, reagrupar a las y los que luchan es la tarea del momento. Necesitamos abrir este debate con encuentros regionales de sectores en lucha que resuelvan medidas de lucha coordinadas por todas nuestras demandas.

Después de esta enorme movilización no podemos volver al rutinarismo de los aplausos que cumplieron al principio un gran rol de difusión, hay que golpear al gobierno municipal donde más le duele, poner a la defensiva su campaña de persecución y atemorizamiento de las y los trabajadores para que no se involucren. Todos tienen que sentir que están rodeados de solidaridad, que el hostigamiento lo sienta Jaime Méndez con actividades, volanteos, y pronunciamientos impulsados desde las y los trabajadores y la Comisión de Solidaridad. Hay que luchar por un paro regional de todos los gremios de la salud contra la precarización y por el salario.

Esta movilización que expresó la fuerza de cientos en la zona tiene que ser el puntapié para salir más fuertes que nunca a ponerle un freno al municipio y conquistar cada una de las demandas que hay por delante. A Méndez no le tiembla el pulso para perseguir a las trabajadoras y trabajadores que se organizan, para condenar a miles de trabajadores del hospital y del propio municipio a la precarización, para vaciar los hospitales donde se atienden las familias trabajadoras de la zona. Pero las y los trabajadores del Larcade tienen de su lado a decenas de organizaciones que van a estar junto a ellos apoyando cualquier medida que quieran realizar, tienen trabajadores que padecen los mismos atropellos.

¡Que los de la primera línea que están dispuestos a llevar con ustedes esta pelea, que a su vez tienen cientos de jóvenes trabajadores, estudiantes y mujeres que abrazan su causa, se unan en una misma lucha! Ustedes tienen su propia fuerza, que ya mostró ser un ejemplo para cientos de trabajadores de la zona. ¡Todos juntamos graitamos Larcade dice basta! ¡Todos juntos podemos vencer!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias