Internacional

CHINA - HONG KONG

Hong Kong: Dictan prisión a los jóvenes líderes de la “revolución de los paraguas”

Joshua Wong, Alex Chow y Nathan Law fueron condenados a prisión. Un intento del gobierno de Hong Kong por quebrar el movimiento que reclama mayores derechos democráticos.

Jueves 17 de agosto de 2017 | 10:24

Tres líderes estudiantiles de la llamada “Revolución de los Paraguas” en Hong Kong, durante el 2014, fueron condenados este jueves a ocho meses de prisión, las sentencias muestran el aumento de la presión de las autoridades locales contra los activistas que reclaman una mayor autonomía del gobierno local en relación con China.

Los tres jóvenes, Joshua Wong, Alex Chow y Nathan Law, fueron deberán cumplir seis, siete y ocho meses de prisión, respectivamente. Estás sentencias endurecen, a petición del Departamento de Justicia de Hong Kong, las condenas que habían recibido anteriormente.

Wong y Law habían sido sancionados sólo con trabajos comunitarios, que ya habían cumplido, mientras que Chow fue condenado en un principio a tres semanas de prisión pero con libertad condicionada.

Law fue el legislador, elegido por el voto, más joven de la ciudad antes de verse despojado el mes pasado de su cargo por una demanda presentada a iniciativa del Gobierno. Wong, que era menor de edad cuando empezaron las protestas de 2014, se le había impedido acceder al Parlamento hongkonés por no alcanzar la edad requerida por ley (21 años).

Te puede interesar: Activistas de la "revolución de los paraguas" entran en el Parlamento de Hong Kong

En su cuenta de Twitter, Wong escribió al darse a conocer la sentencia: "Pueden encerrar nuestros cuerpos pero no nuestras mentes, queremos democracia en Hong Kong y no abandonaremos".

En la misma red social, el líder estudiantil añadió “Detenernos en prisión no extinguira el deseo de los habitantes de Hong Kong por el sufragio universal. Somos más fuertes, más decididos y ganaremos”.

Wong y Chow habían sido declarados culpables de organizar asambleas ilegales, mientras a Law se lo acuso de incitar a otros a una reunión ilícita. Las causas se basan en los 79 días de protestas y acampes en Hong Kong en el 2014, la conocida como Revolución de los Paraguas, en las que tres de las principales calles de la ciudad quedaron cortadas al tráfico por jóvenes que reclamaban el sufragio universal y la libre elección de las autoridades de la ciudad.

El endurecimiento de las penas se da producto de la intervención del Gobierno de Hong Kong que ordenó revisar las sanciones, al considerar la fiscalía que eran "demasiado indulgentes" y "enviaban señales erróneas a los jóvenes". Está es la segunda vez que esta doctrina se aplica, después de que este martes el mismo Tribunal de Apelaciones cambiara un castigo de trabajos a la comunidad a 13 activistas por entre ocho y 13 meses de prisión, tras su participación en otra protesta en 2014.

La sentencia de este jueves incluye también la inhabilitación para Wong y Law, líderes del partido político independentista y pro democracia Demosisto, participar durante cinco años en las elecciones legislativas locales.

Desde el partido Demosisto, al que pertenecen Law y Wong, relacionaron las condenas con una mayor injerencia del Gobierno de China, presidido por Xi Jinping, pese a la relativa autonomía de Hong Kong que contempla el principio de "un país, dos sistemas", por el que la excolonia pasó de manos británicas a chinas hace 20 años. Desde este partido agregaron que el objetivo de las autoridades es "silenciar a todos los disidentes abusando de los procedimientos judiciales".

Los tres jóvenes condenados este jueves son parte de la irrupción de nuevas fuerzas políticas a costa de los viejos partidos moderados opositores a Beijing. Las movilizaciones del 2014 contra las imposiciones del gobierno central chino terminaron de mostrar como buena parte de los partidos tradicionales de Hong Kong eran incapaces de enfrentar los mandatos de Beijing.

Los jóvenes, estudiantes y también trabajadores, que habían tomado las calles exigiendo mayores derechos democráticos y mejores condiciones de vida, fueron la base del avance electoral de estas nuevas fuerzas y de la pérdida de varias bancas entre los viejos partidos opositores de la ciudad.

Te puede interesar: Fortalezas y debilidades de la “revolución de los paraguas”

El aumento de medidas antidemocráticas y represivas por parte de las autoridades del gobierno central chino y las autoridades de la isla, contra los jóvenes activistas de la llamada “Revolución de los Paraguas”, busca mantener el control en la legislatura local y un intento por desmantelar y desmovilizar los aires independentistas en la isla, renovados por la llegada de una nueva generación a la política legitimada con un amplio apoyo popular.

Para el gobierno central chino la cuestión independentista es un desafió imposible de tolerar.







Temas relacionados

Detenciones arbitrarias   /    Revolución de los Paraguas    /    China   /    Hong Kong   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO