Juventud

TEMUCO

Histórica persecución en la UCT a estudiantes que se movilizan

Durante estas semanas de paralización, aparte de la fuerte represión policial vivida al interior de campus norte UCT donde estudiantes fueron golpeados y detenidos, comienza la persecución hacia estas/os mismas/os, por parte del gobierno universitario,no sería la excepción ante la trayectoria del autoritarismo.

Jueves 4 de julio | 07:59

Las y los estudiantes de distintas carreras de la facultades de Pedagogías y Ciencias Sociales paralizaron sus actividades con el fin de unirse a la contingencia nacional, en la cual están inmersas las diferentes reformas del gobierno empresarial que buscan precarizar a la clase trabajadora, estudiantes, Pueblo Mapuche, tales como el ataque directo a las y los docentes y el cambio curricular, contra el TPP11, Aula segura, consulta indígena, exigiendo también la desmilitarización del Wallmapu. La paralización, fue votada democráticamente por lo que actualmente es de carácter Federado.

Tras las últimas semanas de movilización estudiantes de la Universidad Católica de Temuco denuncian grave amedrentamiento y persecución política por parte de la casa de estudios, esta realizó alrededor 23 sumarios injustificados a estudiantes movilizados; 15 en la facultad de educación; 4 en la Facultad de Ciencias sociales y Humanidades; 3 en la Facultad de Arquitectura, Artes y Diseño; 1 en la facultad de Cs jurídicas, Económicas y Administrativas (hasta la fecha, pueden aumentar) todo esto bajo una serie de acciones sumamente antidemocráticas como lo es el cierre arbitrario del semestre que buscan imponer, manteniendo una postura intransigente frente a cualquier diálogo y negociación con los y las estudiantes, además de ser cómplices directo de la represión que ejerce FF.EE a los y las estudiantes de la UC Temuco, entrando al campus universitario sin autorización. Donde hoy están enviando a sumario a estudiantes que fueron detenidos en alguna manifestación o que les hicieron control de identidad al interior del campus de la Universidad de manera arbitraria.

Los y las estudiantes en esta situación no descartan seguir con las acciones con el fin de visibilizar lo que ocurre hace ya más de 10 años al interior de esta Universidad, por lo que hacen llamado al estudiantado, funcionarios y funcionarias, académicas y académicos,sindicatos de la Universidad Católica de Temuco a repudiar y denunciar estos métodos de censura a la organización, que se han llevado a cabo durante años.
Recalcan que se seguirán movilizando y manifestando ante la agenda represiva del gobierno actual; enfatizan que no aceptaran que la Universidad continúe con su autoritarismo y persecución en contra de quienes se movilizan, lo cual también ha afectado a funcionarios que terminaron siendo despedidos después de su huelga.

Al realizar una revisión de quienes son las autoridades de la UCTemuco, podemos identificar en primer lugar al:

Gran Canciller Monseñor Héctor Vargas (2013-2019)

Obispo de Temuco, defensor de la Iglesia, la educación privada y las fuerzas policiales represiva. Quien carga profundas críticas ante su doble moral conservadora, a lo que indican que mantendría una relación con otro sacerdote, acusado también de encubrir abusos cometidos por religiosos en su diócesis. Reconocido por su irritable y explosivo carácter, de los cuales algunos hechos han sido mediáticos, constantemente realiza columnas de opinión en el diario Austral, donde ha señalado por ejemplo “la homosexualidad empobrece a los seres humanos “, y una serie de aberraciones, escondiendo múltiples casos bajo su sotana. Fue también quien bendijo el contingente y equipamiento del comando jungla, asesinos del weichafe Camilo Catrillanca, por lo que también defiende la militarización en la región.

Rector Aliro Bórquez (2012-2019)

Quien cada año promueve discursos de cristianismo, inclusión y vinculación con el medio, con un supuesto enfoque de “aporte a la región”, mientras en todas instancia valida e invita a las fuerzas militares y las entidades eclesiásticas (duramente cuestionadas). Hasta la fecha mantiene un amplio registro de prácticas autoritarias, sumarios a estudiantes, recalendarizaciones arbitrarias, encubrimiento de académicos con distintos tipos de acusaciones, más repercusión que “soluciones” ante la paralización del sindicato de administrativos (2016); así un alto prontuario que apuntan hacia un control punitivo.

Pro rectora

Marcela Momberg, es la única mujer del directorio, encargada de la comisión de la política de género en la universidad, la cual hoy se encuentra aprobada “la propuesta” por el consejo superior (de la que forma parte ella, junto al rector, el capellan y consejeros que son empresarios e integrantes del rectoria). Haciendo un juego de marketing detrás de la respuesta que surge posterior a la movilización de las estudiantes “mayo feminista, 2018” la cual uno de sus objetivos estaba la creación de un protocolo triestamental contra el acoso y el hostigamiento. Manteniéndose una en cuatro paredes las denuncias realizadas tanto por estudiantes, funcionarias/os y académicas/os.

Vicerrector académico David Figueroa

Llenar de notas 1.0 a las y los estudiantes por movilizarse es una de sus estrategias utilizadas para desmovilizar, imponiendo cierres de semestres de manera arbitraria.
Vice gran canciller Presbítero Juan Leonelli,Vicerrectoría Investigación y Posgrado Carlos Lüders Post, Vicerrectoría de Extensión y Relaciones Internacionales Arturo Hernández Sallés, Vicerrectoría de Administración y Asuntos Económicos Marcelo Toneatti Bastidas, son integrantes también del gobierno universitario.

Mientras se vinculan a cuestionados sectores empresariales directamente con las forestales, recibiendo aportes para la casa de estudio; defienden autoridades militares y eclesiástica en tela de juicio, Instituciones que reprimen de diversas formas en la región y el país.

Las lógicas punitivas que promueve la UCT son un fiel reflejo de lo que se vive al interior de la universidad ante el actuar y la postura de las autoridades universitarias, la cual ha censurando y hostigado tanto a sus dirigentes (Federaciones como CCEE), como estudiantes bases, terminando con sumarios y expulsiones. Tónica de persecución que se replica a través de los años, contra quienes se movilizan y organizan.

Miles de estudiantes que perdieron la beca de gratuidad, debido a la mercantilización que profundiza la crisis de la educación, por lo que es necesario darle frente a esta situaciones, organizarnos e impulsar la lucha por construir un co-gobierno triestamental, vinculandose con las y los trabajadores, docentes para enfrentar como una sola fuerza, los reajustes del gobierno y las medidas autoritarias en la Universidad.

Las y los estudiantes organizados de la UCT impulsan una fuerte campaña contra el autoritarismo y las medidas antidemocráticas en la Universidades, visibilizando la persecución y amedrentamiento, a raíz de discusiones, movilizaciones y represión, las y los estudiantes han logrado materializar toda la rabia con organización, y esto se traduce en la gran campaña #NomasSumariosenlaUCT #Nosmassumariosxmovilizarse #NoalapersecucionpoliticaenlaUCT , visibilizando que de parte de rectoria y rectores de turno de la universidad Católica de Temuco, avalados por la Iglesia católica, atentan contra estudiantes que se movilizan, llevando a cabo procesos poco transparentes, para romper la estructura y orgánica del estudiantado, ejerciendo presión jerarquía, dañando las subjetividades de las y los estudiantes,trayendo consigo múltiples consecuencias ante estas práctica históricas.

Las estudiantes que se organizan en Pan y Rosas, y Vencer extienden la invitación a participar de estos espacios de lucha y organización, y a sumarse a la campaña fotográfica denunciando en redes sociales la persecución política por parte del gobierno universitario.

Es necesario que el movimiento estudiantil retome la lucha por la democratización de sus espacios, retomando firmemente la demanda de la educación universal gratuita, de calidad, intercultural, no sexista ni heteronormada porque es sabido que estas medidas responden a un problema estructural. Solidarizando con la lucha de las y los docente y, las y los trabajadoras/es en huelgas para impulsar una fuerte movilización, contra las miserias de este sistema neoliberal.







Temas relacionados

Brutalidad policial   /    Represión policial   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO