Sociedad

ABUSOS ECLESIÁSTICOS Y ENCUBRIMIENTO

Hipócrita comunicado del Arzobispado de Mendoza ante las condenas por el caso Provolo

En un breve texto que no nombra a los criminales Corradi y Corbacho, los obispos cuyanos dicen que comparten “el dolor de las víctimas y sus familias”. La respuesta de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina.

Daniel Satur

@saturnetroc

Lunes 25 de noviembre | 17:44

Foto Prensa Arzobispado Mendoza

Tras conocerse en el mediodía de este lunes las condenas por 42 y 45 años, respectivamente, a los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho por “abusar y corromper a once chicos sordos en el Instituto Antonio Próvolo” de la localidad mendocina de Luján de Cuyo, el Arzobispado de esa provincia creyó conveniente publicar un comunicado de prensa alusivo a la sentencia que hoy recorre todos los medios del mundo.

El breve texto, que lleva como toda firma “Oficina de Prensa del Arzobispado de Mendoza”, dice que “en estas horas, la Justicia ha declarado culpables a los acusados por los hechos denunciados en relación con el Instituto Antonio Próvolo, perteneciente a la Asociación Civil San José”. Más por encubrimiento que por pudor, no menciona a Nicola Corradi, Horacio Corbacho y al empleado Armando Ramón Gómez, los tres condenados.

“Como Iglesia -sigue el comunicado-, queremos trasmitir una vez más nuestra solidaridad y cercanía a las víctimas y sus familias, quienes han denunciado haber sufrido las más aberrantes vejaciones”. Pero ni solidaridad ni cercanía son elementos que las propias víctimas y sus familias hayan destacado en estos años respecto a la actitud de la jerarquía eclesiástica.

“Lo que han relatado estas personas ha horrorizado a toda la sociedad mendocina”, afirman los obispos. Y a renglón seguido intentan convencer que así lo experimentaron también ellos: “todos nos hemos sentido desconcertados y dolidos”.

Seguí acá todas las alternativas del Caso Provolo

La hipocresía de la curia cuyana llega al extremo cuando afirma que “junto a toda la sociedad nos sentimos desafiados a seguir trabajando para evitar que estas situaciones se repitan. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor; por eso, urge reafirmar nuestro compromiso con la prevención, la transparencia, la verdad y la justicia para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad”.

Familiares de víctimas del Provolo festejan la sentencia | Foto Télam
Familiares de víctimas del Provolo festejan la sentencia | Foto Télam

La respuesta de la Red de Sobrevivientes

Enterado del comunicado del Arzobispado mendocino, Carlos Lombardi, abogado de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiástico de Argentina, salió al cruce de la comunicación de los obispos con durísimas palabras.

“En primer lugar debo decir que el comunicado en sí refleja la perversión y el cinismo de los obispos”, afirmó Lombardi. “Esa solidaridad de la que hablan es falsa, jamás fueron solidarios con las víctimas; y la cercanía que dicen que tienen también, porque jamás estuvieron cerca de ninguno de los denunciantes”, sentenció.

El abogado de la Red de Sobrevivientes recordó en ese sentido que “hay una primera denuncia desde el año 2008, acá en Mendoza, sobre el Provolo y el Arzobispado jamás estuvo cerca de las víctimas. Ahora, leyendo el comunicado, parece que se olvidan que los condenados son sacerdotes, hablan de ‘estas personas que hicieron estos hechos’. No, pónganles el nombre que tienen: son sacerdotes condenados por crímenes atroces”.

“Pero no lo van a decir porque esos sacerdotes fueron encubiertos por ellos mismos”, afirma el letrado en referencia al Arzobispado cuyano, que “tiene responsabilidad en el encubrimiento de estos sujetos. Tanto el exarzobispo de Mendoza (José María) Arancibia, que fue quien recibió al superior del Provolo y era visitante asiduo del instituto, como el vocero del Arzobispado (Marcelo) De Benedictis y el fallecido arzobispo (Carlos María) Franzini son corresponsables en este tema”.

En referencia a la afirmación del Arzobipado de que los obispos se sienten desafiados a trabajar para que estos hechos no se repitan, el abogado de la Red de Sobrevivientes dijo que “entonces le digan al señor Bergoglio que presente ante el Comité de los Derechos del Niño (de la ONU) el informe de avances en la materia que debió presentar en septiembre de 2017 y aún no lo hizo, así como el informe de avances ante el Comité Contra la Tortura (también de la ONU) que venció en mayo del año pasado”.

En el mismo sentido Lombardi denunció que el Vaticano “sigue sin cumplir el derecho internacional de los derechos humanos dentro del espacio eclesiástico y los protocolos, las guías de actuación y los documentos internos sobre este tema son una vergüenza. Todo lo que dicen es falso, es todo una mentira”.

Por último el abogado especializado en derecho canónico afirmó que “todo eso que dicen ahora, las ‘ganas de trabajar’, la transparencia, la solidaridad y el dolor para con las víctimas nunca se vieron reflejados en el caso Provolo porque, tanto Dante Simón (vicario judicial de la Arquidiócesis de Córdoba enviado por Bergoglio a Mendoza para intervenir en el caso) como Alberto Bochatey (el comisario apostólico y actual arzobispo auxiliar de La Plata) están denunciados penalmente no solo por no colaborar con la Justicia mendocina sino por haber obstaculizado la investigación”.

“Todo ese comunicado es un monumento a la hipocresía”, remató el abogado de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina.







Temas relacionados

#SeparacionDeLaIglesiaYElEstado   /    #IglesiaYEstadoAsuntoSeparado   /    Nicola Corradi   /    Instituto Antonio Provolo   /    Iglesia Católica   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO