×
×
Red Internacional

Luego de casi cuatro semanas del paro laboral de las y los docentes de Hidalgo, los gobiernos federal y estatal no han resuelto la falta del pago de bonos de 15 mil 791 jubilados; así como el aguinaldo de 2 mil 820 trabajadores homologados de educación media superior y superior.

Maestra Teresa AguilarMaestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Miércoles 26 de enero | Edición del día

El paro lo sostienen alrededor de 43 mil maestras y maestros pertenecientes a la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) del estado de Hidalgo.

Ante la falta de pagos que continúa sin ser cubierta, el dirigente sindical llama a las bases a estar atentas por si se requieren movilizaciones para presionar al gobierno priísta de Omar Fayad, así como al gobierno federal, algo que aunque reconoce como un derecho, definitivamente no es el escenario que quisiera, pues además de haber dejado pasar ya más de un mes del paro sin una sola movilización contundente, Morales Acosta, dirigente de la Sección XV, también mencionó que “nadie hubiera querido llegar hasta aquí”.

A lo que no deberíamos llegar es a la falta de pago de nuestros salarios ni a tener que esperar tanto tiempo como está sucediendo y que no es casual, pues como hemos visto en otros estados, como Morelos o Michoacán, la falta de pago y el caso omiso que hace el gobierno federal y los gobiernos locales es una constante.

Frente a está situación, cabe mencionar que el actual representante de la sección sindical de Hidalgo, Morales Acosta, fue electo a principios de 2017; por lo que pronto debe venir el cambio de dirección sindical y esto hace que los representantes busquen la simpatía de sus agremiados, como menciona aquí la maestra Sulem Estrada.

Cabe mencionar que en las elecciones seccionales participan únicamente quienes “ya hayan desempeñado algún cargo de representación sindical”, según el estatuto del SNTE que también establece otros requisitos para que las y los agremiados puedan ser candidateables a cubrir alguno de los diferentes tipos de representación sindical, lo que junto con el control burocrático funciona como una traba para la participación de las bases en el proceso.

Sólo podemos confiar en la fuerza de las y los trabajadores

A pesar de la comunicación sostenida del representante con Simón Vargas Aguilar, titular de la Secretaría de Gobierno del estado, así como con Atilano Rodríguez Pérez, representante de la Secretaría de Educación Pública estatal (SEPH), no se ha resuelto el conflicto porque a las autoridades parece no preocuparles que las y los trabajadores y sus familias deban resolver sus problemas económicos ante la ausencia de sus salarios completos por los que trabajaron.

Ante la negativa del pago, no sólo urge la movilización por parte de los trabajadores que no pueden darse el lujo de esperar que les pase lo mismo cuando se jubilen, las y los docentes deben hacer un llamado a las familias de las y los estudiantes a respaldar su lucha con el apoyo en las calles, pues pasar por encima de los derechos de los trabajadores es algo que no podemos permitir que siga ocurriendo.

Asimismo, se requiere la más amplia unidad con todos los sectores de trabajadores estatales que también vienen enfrentando la situación, como hicieron las y los trabajadores de Zacatecas cuando protestaron de conjunto contra las arbitrariedades del gobierno y la reforma al Issstezac.

Cabe recordar que a pesar de que el planteamiento del regreso a clases sigue siendo adistancia, debido a los contagios y muertes que han habido en el estado, en agosto la sección sindical de Hidalgo planteó la necesidad de un regreso presencial a las aulas, atendiendo al llamado del gobierno federal. Sin embargo, ninguna de las secciones en los estados ha planteado la necesidad de tener todos los insumos para evitar los contagios en las escuelas, incluyendo transporte seguro o personal de atención médica y psicológica, dejando en riesgo la vida de trabajadores y estudiantes.

Te puede interesar: Se realiza conferencia de prensa del Movimiento por un Regreso Seguro a Clases

Por ello es indispensable que las y los docentes democraticemos nuestro sindicato y podamos realizar asambleas dónde discutamos las acciones más convenientes para el triunfo de la lucha magisterial. Asimismo, necesitamos unificar las demandas que dieron origen al paro con otras igual de importantes como las condiciones necesarias para el regreso seguro a las escuelas y de esta forma poner al sindicato al servicio de la lucha por nuestros derechos laborales, la salud de la comunidad educativa y de la educación pública que necesitamos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias