×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Otro caso de patronales que lloran por la suba del costo salarial, aún cuando en 2020 no pagaron salarios ni aportes patronales porque accedieron al ATP. Hey Latam obtuvo la quiebra “floja de papeles”, mientras dejaban 300 familias en la calle, sus dividendos crecieron 117% y su dueño se iba de vacaciones a Miami.

Guadalupe BravoEconomista | @GuadaaBravo

Lunes 22 de marzo | 23:07

Hey Latam era hasta hace poco un call center ubicado en Rosario que desde 2008 “brinda servicios de BPO (Business Process Outsourcing) en todo el mundo”, según se lee en su página web. Algunos de sus clientes más conocidos son el grupo Clarín, American Express y Unicef. Ahora en sus instalaciones comenzó a funcionar la cooperativa RecTuel de los trabajadores que ocupan la planta en resguardo de sus puestos laborales, tras un proceso de vaciamiento financiero completamente fraudulento.

Los dueños de Hey! comenzaron a preparar esta estafa al comienzo de la pandemia, dejando pruebas a la vista que figuran en el expediente judicial. Transfirieron activos y clientes a Keymarket SRL, una empresa gemela de Contact Center (el nombre jurídico de Hey!), ambas están localizadas en el mismo edificio, realizan las mismas tareas, comparten el mismo directorio y el presidente es Martin Stauffer.

Te puede interesar: Hey Latam: crónica de un vaciamiento financiero anunciado

Tan alevosa fue esta maniobra fraudulenta que la jueza Paula Vigo dispuso en febrero un embargo preventivo sobre las cuentas de Hey Latam (CC&R) y Key Market SRL, por un monto de 3,6 millones de pesos para resguardar el pago de los salarios adeudados desde diciembre, dando lugar al reclamo de los trabajadores y sus abogados del Ceprodh.

El llanto patronal por el “costo” salarial

Un argumento central utilizado por la patronal para explicar su camino a la ruina fue el aumento del “costo salarial”. Así se lee en el expediente de quiebra al que accedió este medio, la empresa sostuvo que su situación se fue complicando a mediados de 2019, principalmente porque tuvieron que pagar ajustes paritarios (de apenas 4,5% en enero, 4,5% en marzo y un bono de 4000 pesos). Siendo un 80% de sus costos operativos, los costos laborales de operadores y personal de estructura. Pero veamos que muestran los balances presentados:

En esta comparación se puede observar que los costos totales pasaron de $327.838.315,72 (en 2018) a $291.034.533,90 (en 2019) a precios homogéneos. Es decir, una reducción del 11,2% que se explica centralmente por una reducción de las remuneraciones totales, que pasan de $ 206.596.333,14 (en 2018) a $184.986.618,96 (en 2019), a precios homogéneos (ajustados por un índice inflacionario). Esto es, una reducción de las remuneraciones del 10,4%, no hubo aumento del “costo” salarial como argumenta la empresa.

La mentira patronal también se comprueba frente a la realidad que viven los trabajadores, en un contexto de altísima inflación que en 2019 superó el 53%, asestando un golpe al poder de compra. Los aumentos paritarios de los trabajadores de Hey Latam, que están bajo convenio de comercio cuando realizan una actividad ligada a la telefonía, fue apenas de 30 % en 2019.

Te puede interesar: ¿Y la recuperación de lo perdido? Los salarios volvieron a caer frente a la inflación

Por una jornada de 6 horas de lunes a viernes, incluyendo sábado de por medio, un trabajador de Hey Latam cobraba en noviembre de 2020 apenas $ 29.084,42. Es decir, un 44% inferior a la medición de la Canasta Básica que realiza el Indec y para ese mes fue de $51.776, salarios de pobreza.

Más mentiras

La caída de las ventas en 2020 es otro de los ejes sobre los que se basa el pedido de quiebra. Dado que no se presentaron balances de ese año, esta afirmación no puede comprobarse. Pero sí se desprende de la documentación que presentó que los clientes no se fueron producto de la crisis económica, fue la empresa quien los trasladó a su gemela KeyMarket SRL. Constituyendo una gran estafa.

No sólo eso, la patronal omitió decir que durante 2020 fue una de las tantas beneficiadas con el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). A pesar de recibir millones de pesos en subsidios al salario, la empresa suspendió deliberadamente el pago de las cargas sociales y de esta manera la AFIP se consolidó como su principal acreedor. Buscaban generar una causa para solicitar su propia quiebra, cuando queda reflejado que el mayor peso de la deuda (60%) al ser con AFIP es negociable, existen las moratorias y planes de pago. Mientras la deuda con bancos comerciales es baja, está regularizada y se encuentra en situación “normal” de pagos.

Y sin embargo...

Cuentan las y los trabajadores de Hey Latam que pocos días después de ser informados de que más de 300 familias quedarían en la calle, descubrieron a través de las redes sociales que Martin Stauffer, el presidente de la empresa, estaba de vacaciones en las playas de Miami. Justo luego de solicitar su propia quiebra, aprovechó el mes de enero, porque una vez obtenido el fallo favorable, queda imposibilitado a salir del país.

El cinismo patronal no tiene límites, mientras en el expediente judicial hasta remarcan que tuvieron que pagar una caja navideña, lo que aumentaba las pérdidas de la compañía, Stauffer se retiraba a descansar al exterior. Mientras vaciaban la empresa, los directivos se repartieron un volumen cada vez mayor en concepto de utilidades, veamos:

Los tres estados contables presentados por la empresa arrojan ganancias netas, a pesar de la profunda recesión económica que atravesaba en país. Para clarificar aún más esta situación es preciso señalar que la caída de los beneficios netos entre 2018 y 2019 -de $ 16.293.472,24 (2018) a $ 8.640.352,72 (2019)- se explica en buena medida por un fuerte aumento de los resultados y dividendos asignados al directorio.

Los dividendos se incrementaron un 117% anual, ascendieron a $ 7.215.331,49en 2019, luego de distribuirse $ 3.316.319,86 en 2018.

Otra salida es posible: Hey ahora es Rec Tuel

“Luego del decreto de quiebra de Contact Center & Recovery y de haber decidido en la Asamblea de les trabajadores ingresar al edificio a realizar una permanencia pacífica para resguardar nuestros bienes, volvemos a poner en funcionamiento el call center y demostramos que es posible la continuidad de nuestros puestos de trabajo.” confirmaban los trabajadores.

En forma de cooperativa volvieron a la línea de teléfono, ahora bajo el nombre de Rec Tuel. La ofensiva patronal desatada contra los salarios de los trabajadores, incluyendo amenazas de cierre como en Arrebeef, traslados y despidos masivos, o el caso de Swiss Just, no son la excepción.

Frente a la estafa de la patronal, los trabajadores de Rec Tuel mostraron en la práctica que la única salida posible para mantener los puestos laborales en plena crisis, va de la mano de la organización de las y los trabajadores. Es un valioso ejemplo de lucha y solidaridad. Desde el 19/03 en Rec Tuel “les trabajadores estaremos inscribiendo al Progresar a jóvenes de 18 barrios populares de las ciudades de Rosario y Pérez, poniendo en funcionamiento nuevamente la empresa, pero con un perfil social y solidario”, se leía en sus redes.

La lucha sigue, desde la representación legal de los trabajadores en manos del Ceprodh ya presentaron un plan de trabajo de la cooperativa mostrando viabilidad. Y continúan pidiendo al Estado en sus diferentes niveles: Municipal, Provincial y Nacional que le brinden la posibilidad de cubrir líneas de atención 0800 por la crisis sanitaria de Covid, plan de vacunación y próxima ola de contagios, línea 144 de atención a la Violencia de Genero, línea 147, línea 911.

Te puede interesar: Comienza a trabajar RecTuel, la cooperativa de los trabajadores de Hey Latam en Rosario




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias