×
Red Internacional
La Izquierda Diario

REGRESO A CLASES.Hay miles de chicos sin docente y cientos de docentes sin trabajo en la Ciudad

Lejos del lema de Larreta “todos los días, todos los chicos”, la realidad de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires da muestra de innumerables improvisaciones y maltratos. La vuelta apresurada se tradujo en más de 330 grados de primaria sin docente a cargo, que afecta a unos diez mil chicos.

Hernán CortiñasDocente delegado de UTE-CTERA

Viernes 26 de febrero | 10:51

Lejos de los anuncios y fotos de ocasión, las familias de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires se enfrentan a una verdadera estafa. Ni todos los días, ¡ni todos los chicos!

A una semana de la fecha de comienzo son más de 330 cargos de maestrx de grado que quedaron sin cubrir, según datos oficiales. No se trata, en este caso, de falta de docentes, sino de la implementación de un formato virtual de acto público que es denunciado por su falta de transparencia y por tener un cronograma armado pensado para “gastar” lo menos posible en docentes.

El debate de la vuelta a la presencialidad duró varios meses, sin embargo, no se hizo ni una obra de adecuación edilicia para un regreso seguro, simplemente unos insumos y elementos de protección que son denunciados por insuficientes y unas cintas de peligro marcando espacios en el piso; ese fue todo el esfuerzo presupuestario del Gobierno de Ciudad que, durante la pandemia, gastó siete millones de pesos por día en publicidad, según datos oficiales de ejecución presupuestaria. Como si fuera poco, se impuso como fecha de regreso el 17 de febrero, sin siquiera prever cómo se cubrirían los cargos docentes necesarios.

El caso más extremo es el del Plan FinEs, que brinda la posibilidad de terminar los estudios secundarios a 3500 adultos en asentamientos precarios o lugares de trabajo. Los 380 docentes de este programa deberían haber comenzado este lunes 22 a acompañar estudiantes que adeuden materias del año pasado, pero siguen sin contrato ni salario desde el 31 de diciembre, ¡felices fiestas!

Te puede interesar: Plan Fines CABA: docentes sin trabajo, estudiantes sin clases

Pero en el sistema formal también está avanzando la precarización de la docencia que cubre suplencias. Durante la pandemia cientos de docentes sufrieron quedarse sin cargo durante los meses más duros, ahora, se les pone una y mil trabas para volver a acceder a cargos. El colectivo Familias por un Retorno Seguro señala: “mientras la cobertura de cargos antes era presencial y transparente ahora es turbia y boicoteada de forma permanente, el Ministerio sigue ampliando los programas de manera antiestatutaria, poniendo "avisos" en su página web”.

Te puede interesar: Docentes sin cargo se movilizaron al Ministerio de Educación porteño

Desde las escuelas reclaman que los actos públicos sean transparentes, y para eso plantean la necesidad de que se restituyan las juntas que tenían una composición mixta entre personal designado por el ministerio y docentes elegidos con voto directo por parte de la docencia. Además, plantean que vuelvan a ser presenciales y todos los días para que pueda haber un control de que no haya designaciones a dedo o por fuera del listado de orden de clasificación; la utilización de los listados del último año y su corrección; la apertura del listado de emergencia y la habilitación de estudiantes avanzados para inscribirse en este último. Además, reclaman que vuelva a haber designación en el área socioeducativa, ya que desde el Ministerio porteño anunciaron que dejarían todos esos cargos sin cubrir este año.

A nivel del personal auxiliar pasa exactamente lo mismo, con la gravedad que tiene esto a la hora de garantizar la limpieza de las escuelas en medio de la pandemia. A su vez gran parte de las y los trabajadores de los comedores escolares están sin contratar, ya que sólo se entrega una canasta de alimentos que ya fue denunciada por poco nutritiva, en un fallo por el amparo presentado por Myriam Bregman junto a familias y docentes. Desde las escuelas de la zona sur, empiezan a reclamar que se agregue una entrega diaria de una vianda para las y los estudiantes que lo necesiten.

Te puede interesar: Grave: colegio de Caballito funciona con un tercio menos de auxiliares de limpieza

Otra cuestión que no se garantiza es la educación a los estudiantes exceptuados: no hay docentes designados para tal fin, sino que depende de que cada escuela cuente a su vez con docentes exceptuados, ni hablar de garantizar dispositivos y conectividad gratuita. Al fin y al cabo, eso de #PrimeroLaEscuela, sólo quedó para carteles publicitarios en transportes abarrotados de gente en plena pandemia.

Este recorrido nos deja en claro que, atacando las condiciones laborales de la docencia, necesariamente se ataca el derecho a la educación de nuestros pibes. El camino para poner la educación al servicio de las familias trabajadoras es exactamente el contrario al emprendido por los gobiernos que se pasaron el verano estigmatizando docentes, con Acuña y Trotta en anuncios conjuntos.

Son esas experiencias de organización de docentes, familias y estudiantes por escuela, revisando protocolos, elevando denuncias, suspendiendo clases cuando las condiciones no están garantizadas, el primer paso en ese sentido. Pero eso no alcanza, la conducción de UTE CTERA debería romper su tregua con el Gobierno, y poner todas las herramientas del sindicato para pelear por verdaderas condiciones para la vuelta a clases presenciales, no sólo en la Ciudad, sino también en el resto de las provincias, que viven situaciones similares o aún peores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias