Mundo Obrero

BOLETÍN DEL MOVIMIENTO DE AGRUPACIONES CLASISTAS

Hay 2018: el ajuste es ahora, la lucha también

Las conducciones sindicales peronistas y kirchneristas ante la crisis. Artículo del boletín del Movimiento de Agrupaciones Clasistas.

Nathalia González Seligra

Diputada nacional PTS/FIT - Dirigente Suteba La Matanza

Raúl Godoy

Dirigente ceramista y diputado del PTS-FIT | Neuquén

Juan Contrisciani

Delegado del Astillero Río Santiago | Agrupación Marrón | Dirigente del PTS

Viernes 7 de septiembre | Edición del día

Hoy es absolutamente perverso el juego de los representantes gremiales peronistas que dejan pasar el golpe al salario con la devaluación y los ataques que recibe el pueblo trabajador, en aras de “trabajar” para las elecciones del año que viene. “Hay 2019” nos dicen.

Criticamos duramente a la cúpula de la CGT que llamó un paro con un mes de anticipo, pero los sindicatos opositores le han seguido el paso. Es más. El sindicalismo kirchnerista acaba de firmar acuerdos que flexibilizan la jornada laboral (Telefónicos y Televisión) o que aceptan el mismo aumento que la UTA y restricciones al derecho de huelga (Subte). Nuestras agrupaciones en esos gremios se opusieron a esos acuerdos y la forma de decidirlos, como mostramos en la Línea B de subte. En estos días la conducción de la Conadu (docentes universitarios) está impulsando aceptar un aumento 20 puntos debajo de la inflación y con sumas "en negro". En ATE se niegan a unificar las luchas contra los despidos (como también lo hacen los sectores de “Cachorro” Godoy y Pablo Micheli). Mientras esto sucede, Hugo Yasky no para de twittear que hay que esperar al 2019 y recién llamaron a un paro en un mes. La Corriente Federal se conforma con la decisión de la CGT y su gremio de Televisión firmó el acta flexibilizadora.

Tienen que dejar esa actitud, unificar las luchas que ellos dividen y convocar un plan de lucha en las centrales y sindicatos que dirigen.

Porque para los trabajadores la lucha ya empezó. Y los obreros de Rio Turbio, las docentes desde Neuquén a Buenos Aires, nuestras gestiones obreras ceramistas, los trabajadores de PIAP o MAM Neuquén, nuestros compañeros del Astilleros Rio Santiago y miles de estatales que rechazan el ajuste, los miles de estudiantes y docentes que defienden la Universidad Pública, demuestran con el cuerpo que “hay 2018”. La jornada nacional de lucha de este 12 de septiembre será una oportunidad para avanzar en ese camino.

Se trata de una pelea crucial, donde son ellos o nosotros quienes impongamos una salida. El gobierno está profundamente comprometido con el pago de la deuda externa. Como lo han hecho todos los gobiernos. “Somos pagadores seriales” dijo Cristina en su gobierno mientras entregaba 200 mil millones de dólares. Todos pagadores seriales de una deuda externa fraudulenta e ilegítima, donde empresarios como Franco Macri multiplicaron su fortuna, mientras el pueblo trabajador sufría las consecuencias de la dependencia y el atraso.

El Frente de Izquierda, que impulsamos con el PTS y nuestras agrupaciones clasistas, es la única fuerza que se ha opuesto a ese saqueo. Así lo hemos planteado con Nicolás del Caño, Myriam Bregman y nuestros diputados y diputadas en la Ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Neuquén, Mendoza y Córdoba. La oposición tradicional está dispuesta en seguir alimentando a los buitres si ganan las elecciones.

Hoy se disputa en las calles el plan del FMI. Obreros, docentes, estudiantes, poniéndole el cuerpo en cada pelea. Basta de especulaciones. Hay 2018.







Temas relacionados

Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC)   /    ATE   /    CTA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO