×
×
Red Internacional

Lo encontraron pescadores, no las fuerzas del Estado. Estaba desaparecido desde el domingo a la madrugada cuando efectivos de la Policía de Corrientes reprimieron y persiguieron a un grupo de jóvenes que estaban en la costanera. Quienes estaban con Lautaro denunciaron disparos y golpizas. La causa la sigue "investigando" la propia fuerza policial del gobernador Valdés.

Miércoles 10 de noviembre | 08:40

Este miércoles por la mañana fue hallado sin vida el cuerpo del joven Lautaro Alexcnder Rose, quien se encontraba desaparecido desde la madrugada del domingo, tras una "razzia" de la Policía de Corrientes contra un grupo de jóvenes que estaban en la costanera.

Según un cronista en el lugar, Lautaro fue reconocido por la familia, la cual se encontraba en el lugar en el momento de la aparición del cuerpo. El abogado de la familia, Hermindo González, indicó que ahora “se va a poder determinar la causa y el horario de la muerte de Lautaro”.

Te puede interesar: Lautaro Rose, 18 años: ¿otro desaparecido por la Policía?

El cuerpo de Lautaro fue visto en las inmediaciones del Cementerio del barrio Virgen de los Dolores en la ciudad de Corrientes, por trabajadores pescadores que se encontraban en la zona. Testigos y el tío del joven aseguraron que el cuerpo presentaba golpes. Los médicos forenses investigarán si existe la presencia de impactos de bala.

Dos elementos del caso son de importancia en esta etapa. Por un lado que, pese a manifestar voluntad de encontrar al joven, no fueron ni la Prefectura ni la propia Policía provincial quienes hallaron el cuerpo de Lautaro sino lugareños que pasaban por el lugar y lo divisaron sin demasiado esfuerzo. Por el otro, que hasta el momento es la propia fuerza correntina, cuyo jefe político es el gobernador Gustavo Valdés, la que tiene a su cargo la "investigación" de lo que pasó, es decir que la principal sospechosa de un crimen atroz es la que se investiga a sí misma. Eso, pasadas ya más de 48 horas de comenzadas las actuaciones, es una clara muestra de posible impunidad.

Gustavo Roubineau, titular de Fiscalía de Instrucción 6, a cargo de la causa por la desaparición (seguida de muerte) de Lautaro Rose, es quien debería apartar inmediatamente a la Policía de Corrientes de la investigación.

Tras ser encontrado el cuerpo, la familia del joven llegó al lugar junto a varios medios de comunicación locales. Las escenas de dolor registradas son desgarradoras. Al momento de ser levantado el cadáver y colocado en una bolsa mortuoria para ser llevado a una sede oficial para realizar la autopsia, la madre de Lautaro, Juana Luz Sotelo, estalló en llanto.

"¡Lautaro, hijo mío! ¡No va a quedar así la muerte de mi hijo! ¡Hasta lo último voy a dar para que se haga justicia!", fueron las expresiones de la mujer, acompañada por un grito de "¡Justicia!" de parte de quienes la acompañaban.

Los hechos

Horas después de la represión y persecución de los efectivos a las y los jóvenes, sus hermanos habían encontrado las zapatillas en la costa del río. “¿Qué pasó en las inmediaciones de la Costanera y el Club Boca Unidos en la madrugada del lunes 8 de noviembre? ¿Dónde está Lautaro Rose, de 18 años, cuyas zapatillas aparecieron en la costa del río, en esa zona, junto a casquillos de balas?”. Fueron algunas preguntas que hicieron desde la Red de Derechos Humanos de Corrientes, horas después de producido el hecho.

Según la información conocida, en la madrugada del domingo, alrededor de las 4 de la mañana, decenas de efectivos de la Policía de Corrientes en patrulleros y motos realizaron una violenta “razia” contra un nutrido grupo de jóvenes que se encontraban en la zona del ex regimiento del Ejército, ubicado en la Costanera General San Martín de la capital provincial.

La Policía apareció porque habría recibido un llamado sobre una supuesta pelea entre jóvenes. Lo cierto es que, apenas llegaron, los efectivos comenzaron a amedrentar a las chicas y chicos a los gritos, golpes y apuntando con sus armas. Gran parte de quienes estaban allí decidieron correr, algunos hasta la zona de la Costanera Sur, a unos dos kilómetros. Una parte de los efectivos comenzaron a seguirlos.

Uno de los amigos que estaban con él contó que personalmente sufrió golpes de los policías y que durante un tiempo quedó seminconsciente. Cuando despertó, dijo, Lautaro ya no estaba.

Este martes amigos, familiares y jóvenes de la zona se movilizaron en el barrio Trujillo de la capital correntina, donde vivía Lautaro, pidiendo su aparición con vida.

El Estado, tanto el gobierno provincial de Corrientes, como el nacional, es responsable de explicar qué sucedió con Lautaro Rosé en la madrugada del domingo, en el contexto de la represión y persecución policial.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias