×
×
Red Internacional

Jovenel Moïse.Haití: Crisis política, económica y social

La Izquierda Diario entrevistó a Jean Launy Avril, haitiano que hace más de 4 años está viviendo en la Ciudad de Córdoba. Launy es estudiante avanzado en Ciencia Política en la Facultad de Ciencias Sociales de la U.N.C. y en el Profesorado de Antropología que dicta el Instituto de Culturas Aborígenes (ICA). Cada lunes, conduce el programa de radio FM libre 92 que lleva el nombre “Negros en Córdoba". Avril es miembro fundador del "Konbit”, club cultural constituido por haitianos y haitianas que viven en la ciudad de Córdoba.

Miércoles 31 de marzo | 19:28

La entrevista se centró en la crisis institucional que está viviendo Haití en estos primeros meses del 2021. Las anomalías institucionales están insertas en un clima de crisis económica y social que atraviesa el país. Este 29 de Marzo, se celebra el Día Internacional de Solidaridad al Pueblo Haitiano, fecha que coincide con la sanción de la Constitución haitiana de más de treinta años, a la que el actual gobierno omite mientras instaura un régimen de facto.

Crisis Institucional

¿Por qué la situación que hoy vive Haití es caracterizada cómo un “golpe de estado”?
L.A.: Jovenel Moïse encabeza, hoy un gobierno de facto puesto que, la renovación de la presidencia, en términos constitucionales, debió realizarse el 7 de febrero. La resistencia al gobierno neoliberal y proimperialista de Moïse ha generado gigantescas movilizaciones durante los últimos años.
El gobierno que pretende perpetuarse es un régimen corrupto y criminal que responde al Partido Haitiano TètKale (PHTK), partido que ha recibido el apoyo condicionado de la gestión de Donald Trump y en la actualidad de Joe Biden.

¿El día de la solidaridad con el pueblo Haitiano, que se conmemoró el pasado lunes 29 de marzo a qué solidaridad hace referencia?
La solidaridad con el pueblo haitiano consiste en colaborar con la lucha de resistencia al régimen neoliberal de Moïse. No se pretende con esto solicitar una ayuda material, sino el apoyo para que sea el pueblo el que tome sus propias decisiones y que goce de autodeterminación.
Por otro lado, además, en la actualidad, se ha publicado un texto denominado “Carta en solidaridad con el querido pueblo de Haití en su lucha por democracia, justicia y reparaciones de la MINUSTAH”, dirigido al Secretario General de la ONU, António Guterres, al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, a los gobiernos de los países miembros de la ONU y la OEA y al pueblo de Haití y sus organizaciones, que se está remitiendo en estos días.

¿El parlamento funciona?
En este momento, de los veinte senadores que deberían estar hay apenas 10. Y el parlamento, compuesto además por una cámara baja de 119 miembros no funciona.
Hay un fuerte apoyo desde el gobierno de los EE.UU. a la burguesía haitiana para mantener al país bajo las actuales condiciones. Por ejemplo, las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas dependen de los EE.UU. para obtener armamentos y equipos. El país del norte hegemoniza a través de las fuerzas de seguridad.
Desde la hegemonía norteamericana se toman decisiones relacionadas con los candidatos que ocuparan los principales cargos. Frente a las situaciones críticas se realizan cambios en el cargo de primer ministro.

Te puede interesar: Claves de la crisis en Haití

¿Qué son los partidos armados? ¿A quién responden?
Existen casi 300 bandas armadas en Haití. Hace un año formaron una federación de bandas armadas llamada “G9”, este grupo apoyaría al gobierno atacando a quienes se manifiestan en las calles.
Estas bandas secuestran personas, muchas de las cuales no cuentan con recursos. La función de las bandas es de amedrentar las protestas que se suceden desde hace tres años.

Crisis económica

En un informe elaborado por Launy Avril junto a Eddyson Damas, la precariedad de la población haitiana es caracterizada como aguda y peligrosa. En este sentido le preguntamos sobre los números que le permiten realizar esta afirmación.

L.A.: Apenas el 37,21% de las instituciones sanitarias responden al sistema público, en tanto que la cantidad de personal sanitario esencial es de 6,34 por cada diez mil habitantes, una cifra que dista muchísimo de los 25 recomendados para un buen sistema sanitario. Entre 2016 y 2021 el número de personas que deben afrontar el tormento del hambre se ha duplicado.

El desempleo entre los jóvenes es altísimo, ronda el 70%, mientras que quienes perciben un salario cobran menos de dos dólares diarios.

Crisis Social

¿Qué nos podes decir de las protestas callejeras del 2021?
L.A.: Las protestas callejeras son inmensas. El malestar social es vivido por trabajadores y desocupados pero no por la burguesía que solamente se hace presente en el país en épocas de elecciones. Fuera de estos momentos, habitan en países como Canadá, Francia y Estados Unidos de América.
Las bandas armadas representan una continuidad a la inestabilidad que generaron los “cascos azules” en 2010. En 2010 el cólera azoló Haití y se pudo comprobar que los responsables de la transmisión de esta enfermedad fueron los militares que bajo el pretexto de mejorar la situación de Haití propagaron enfermedades y cometieron violaciones de todo tipo a los Derechos Humanos de la comunidad haitiana.

Te puede interesar: Las tropas de la ONU son responsables de la epidemia de cólera en Haití

¿Por qué la Visa es usada como herramienta para perpetuar la hegemonía estadounidense en el Caribe?
L.A.: La visa es una herramienta de extorsión para esta burguesía completamente dependiente. El imperialismo utiliza la autorización condicionada para permanecer en su territorio como herramienta para que la burguesía acate las órdenes que imponen al país. Así, las familias con mayores recursos logran afincarse en tierras menos hostiles a las protestas de los últimos años y vuelven para votar o para ser candidatos. Sin embargo, las familias burguesas permanecen en el extranjero. Ante la menor falla al régimen imperialista y capitalista,este amenaza con dejar sin visa a las familias, que incluso compran inmuebles en los Estados Unidos, Canadá y Francia. Pueden perderla y, de esta manera, verse obligadas a repatriarse en el lugar donde cometen toda clase de injusticias, como lo decía anteriormente.

La salida

¿Qué propuesta hay para cambiar la actual realidad en Haití?
L.A.: En este momento hay un presidente designado por la oposición.
Pero, estamos seguros de que esa oposición solo lograría reproducir el mismo sistema.

¿Cuáles son las formas de organización que se dan las masas que salen a las calles?
L.A.: Es necesario llegar con enseñanza ideológica sobre las posibilidades para dar la lucha.

La mayoría supone que debe luchar contra el gobierno de turno, sin embargo, sabemos que tanto el gobierno actual como la oposición burguesa no pretenden cambios reales. Las personas, a la hora de las elecciones, quedan sometidas a un sistema de tipo clientelar. Pero, para mí, el problema más profundo es que debemos luchar ideológicamente, y esto implica un aprendizaje para muchas personas que aún no logran ver que hay formas de organización más allá del imperialismo, y que debemos ir por un no al capitalismo.

El pueblo haitiano necesita tomar su destino en sus propias manos, recuperar su soberanía y revertir así esta situación. Para ello, se requiere redefinir la relación que Haití mantiene con la Comunidad Internacional, especialmente la que sostiene con los Estados Unidos.

En estos últimos tres años comenzaron realizarse payslock, medidas de fuerza de los manifestantes que implican paralización o cerramiento del país, instalando barricadas entre otros obstáculos con la intención de obligar al presidente Moïse a dimitir. Como respuestas se han sucedido recambios en la figura del Primer Ministro, hasta llegar al extremo de tener en el curso de una semana un triple recambio de primer ministro.

Haitianos en Córdoba

La comunidad haitiana de Córdoba, de la cual el entrevistado forma parte, está constituida por un número que oscila entre las 200 y 300 personas. Desde hace décadas, Argentina y, particularmente, Córdoba han sido elegidas por su universidad pública por haitianos que cuentan con apoyo de sus familias para continuar con estudios universitarios. En este sentido, le preguntamos a Launy sobre las razones por las que hace ya cuatro años que reside aquí.

¿Has elegido radicarte en la Argentina para estudiar?
Los que vienen a la Argentina vienen a estudiar, esto hay que decirlo. Distinta es la migración hacía Chile o Brasil, puesto que está constituida por haitianas y haitianos que no tienen apoyo para acceder a estudios. Un 80% de los haitianos en Córdoba pueden estudiar y cuentan con apoyo.

¿La situación política, económica y social que se vive en Haití logra politizar a toda la comunidad haitiana por igual?
L.A.: Muchos no quieren escuchar lo que sucede en la política haitiana. En muchos casos no quieren seguir la política de Haití.

Konbit, nombre del club de haitianos en Córdoba, significa, en idioma creole, reunirse en el campo todo el día, comiendo y bailando en el campo de uno para cosechar, plantar, limpiar terreno, un día para cada uno, un día de trabajo donde se divierte, se trabaja y se come. ¿Por qué eligieron este término para nombrar a su club? ¿Qué significa el club para ustedes?
L.A.: Konbit es un grupo de estudiantes haitianos y haitianas en Córdoba con objetivos de promover la cultura y los valores de Haití y, también, ayudar a los otros haitianos en sus trámites, sobre todo, ingresar a la universidad. Elegimos esta palabra porque representa la idea de que la unión hace la fuerza. Esto es muy importante para nosotros que estamos lejos de nuestro país afrontando tantas dificultades. Nuestro club y la unión que este representa nos dan fuerzas para afrontarlas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias