×
×
Red Internacional

Una gran asamblea de mujeres y disidencias se prepara para el próximo 24 de septiembre en Universidad Nacional de Lanús. Junto a la diputada nacional Myriam Bregman y a Andrea D’Atri, fundadora de la agrupación Pan y Rosas, cientos se preparan para participar. Sobran los motivos, y acá te contamos porqué. ¿Te sumás?

Sol Bajar @Sol_Bajar

Escuchá esta nota
Viernes 23 de septiembre | 14:00

Después de dos años de pandemia y en medio de un ajuste brutal, nos preparamos para volver a reunirnos en el 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias, este año en la provincia de San Luis.

Será una gran oportunidad para intercambiar cómo avanzar en la conquista de nuestras demandas y para resolver sobre un plan de lucha nacional que permita que nuestra fuerza vuelva multiplicada luego a cada localidad. La Asamblea de trabajadoras ocupadas y desocupadas y jóvenes de la zona sur del Gran Buenos Aires, junto a nuestras compañeras Myriam Bregman y Andrea D’Atri, será un gran punto de apoyo para dar pasos en esa perspectiva.

Te puede interesar: “Nunca habíamos visto tantas mujeres juntas”

Sobran motivos

El gobierno del Frente de Todos, que asumió diciendo que volvió "para ser mujeres", se propuso pagar la nueva deuda contraída por el gobierno de Macri con el FMI, para seguir homenajeando la fraudulenta deuda externa que contrajo la dictadura. El ajuste anunciado recientemente por el superministro Sergio Massa, que recorta millones de pesos a salud, educación, jubilaciones y vivienda, y ataca el poder de compra del salario, es toda una muestra de lo lejos que se está de esa retórica feimista: este gobierno (como el anterior) sigue afectando particularmente la vida de las mujeres trabajadoras y de los sectores populares, que son la amplia mayoría entre quienes menos tienen.

Junto a las trabajadoras de la salud y la educación, a las mujeres de la Asamblea Permanente de Guernica que enfrentaron la represión de Berni y Kicillof, a las estudiantes que se organizan por #NiUnaMenos en universidades, terciarios y colegios de distintos municipios del Conurbano sur, este 24 de septiembre queremos debatir cómo enfrentar esta situación y cómo aportar a que nuestro movimiento, lleno de historia y tradición de lucha, retome las calles desde abajo, de forma independiente de los Gobiernos de turno, de las cúpulas de las iglesias, las burocracias sindicales y las instituciones del Estado. Todos ellos apuestan a nuestra división, para que reinen los de arriba.

Con nosotres no

Desde Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda repudiamos el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, exigimos la investigación independiente y denunciamos que esos ataques también pueden volverse contra nosotres y nuestros movimientos de lucha.

Pero quienes protagonizamos las masivas movilizaciones por #NiUnaMenos y fuimos parte activa de la enorme marea verde, que trascendió fronteras y arrancó el derecho a decidir, también nos negamos a acordar la “paz social” y la “unidad nacional” que promueven desde el Gobierno con esa derecha reaccionaria que conocemos de cerca en el movimiento de mujeres, como es la derecha de Macri, Bullrich, Hotton y Milei. Con esa "unidad", vendrán sobre nuestros derechos conquistados.

Para enfrentar el ajuste del gobierno nacional y los gobiernos provinciales, de la derecha reaccionaria, enemiga número uno de la lucha por nuestra emancipación, de los empresarios y organismos internacionales como el FMI, nuestras armas principales son la confianza en nuestra propia fuerza de lucha organizada desde abajo en alianza con les trabajadores y la juventud, que como nosotres, nada tienen que perder más que sus cadenas.

Protagonistas

Desde la conquista del aborto a esta parte, las mujeres hemos sido vanguardia en procesos como el de toma de tierras y en la lucha por la vivienda, como en Guernica, Rafael Castillo, la Villa 31 y muchos otros lugares del país. Cumplimos un rol central en las organizaciones sociales de desocupados, en los comedores, en las redes de solidaridad que se tejen en cada barrio; en luchas como la que recorre hoy el país, contra el ajuste a salud y discapacidad (donde la mayoría de los trabajadores y familiares a cargo tambén son mujeres) y en la defensa de la educacion pública, laica y gratuita.

Hoy, en la zona sur del conurbano, lo vemos reflejado en la lucha de las mujeres que defienden la Escuela de Enfermería del Hospital Fiorito; en las docentes que reclaman por salario y otros derechos elemtales; en la pelea de las familias de Guernica que siguen movilizadas en reclamo de los lotes prometidos; en las sentadas de les pibes en reclamo de una educación sexual laica y científica; en la bronca contra el ajuste a discapacidad, donde también las mujeres están en la primera línea, ya sea como familiares o trabajadoras precarias del sector. Las jóvenes que trabajan en los calls centers y en las apps y hacen malabares para poder estudiar; las que encabezan las luchas ambientales; las que proyagonizan la pelea contra el gatillo fácil y la represión policial, como nuestra compañera Carla Lacorte; las que siguen reclamando por la aparición con vida de Tehuel y se organizan contra los femicidios. Esa es nuestra fuerza.

Te puede interesar: Actualidad. La justicia reanuda la búsqueda de Tehuel luego de meses sin buscarlo

Las burocracias sindicales, las ministras y funcionarias que ingresaron a la gestión del Estado hablando de feminismo, y las corrientes políticas que integran el Frente de Todos, pregonan como un mantra la resignación ante la crisis, que hoy golpea a millones de mujeres y niñas: las más pobres entre los pobres, las más precarias entre los precarios, las más explotadas entre los explotados, y sobre quienes recae una doble o hasta triple jornada laboral, en el trabajo, en la casa, en el cuidado de hijes u otras personas a cargo.

Te puede interesar: Avellaneda. No bajan los brazos: la escuela de enfermería del Fiorito mantiene la vigilia

Nuestro tiempo, bajo este sistema, está condenado al corset del empresario, al reloj del capital. Pero a nuestro favor, contamos con algo muy valioso: con nuestra historia de lucha, que muestra que con esa fuerza, de miles de mujeres, trabajadores y jóvenes en las calles, podemos cuestionar y, sobre todo, darlo vuelta este sistema, cambiarlo de raíz.

La Asamblea a la que te invitamos es también para fortalecer nuestra organización en cada lugar de trabajo y de estudio y en cada barrio. ¡Vos también podes ser parte de preparar desde ahora esa fuerza imparable invitando a tus amigues, hijes, vecines, compañeres, para conquistar todas nuestras demandas!

Un feminismo para darlo vuelta todo

El mundo en el que vivimos es testigo de las miserias que depara este sistema para la gran mayoría de la humanidad, y especialmente para las mujeres, niñas y disidencias. En Argentina, mientras los empresarios de las grandes industrias y los sectores más concentrados del agronegocio ganan millones, las mujeres representan a 7 de cada 10 pobres en el país, según declaraciones de la propia ministra Gómez Alcorta (Página 12).

Como feministas socialistas del PTS y Pan y Rosas en el Frente de Izquierda, cuestionamos las bases de ese sistema que genera cada vez más desigualdad, guerras, hambrunas y desastres ambientales. Cuestionamos también esta democracia creada para los ricos y poderosos, que deciden todos los días sus medidas de ajuste para seguir amasando fortunas, mientras los costos de la crisis los pagan las familias más pobres del mundo y el país. Nos quieren hacer creer que el problema es "votar bien" cada dos o cuatro años... ¡pero no lo es!

Te puede interesar: Nuestra perspectiva. ¿Sabés por qué Pan y Rosas es feminista socialista?

Desde nuestro feminismo obrero y socialista nos organizamos de manera independiente a los partidos de los empresarios y peleamos por una sociedad donde sean prioridad las necesidades de las mayorías trabajadoras y pobres, y no la sed de ganancias de un puñado de capitalistas ¡que viven de nuestro trabajo!

Tomando la planificación democrática de la economía en nuestras manos, limando las bases de este sistema capitalista y patriarcal, podemos conquistar una sociedad sin opresiones, de ningún tipo. Cómo construirla, también es parte de lo que queremos debatir en los talleres y la asamblea. ¡Queremos conocer las opiniones de todas!

Una gran asamblea abierta

En la zona sur, como en otros lugares del país, Pan y Rosas es parte de las asambleas abiertas del PTS en el Frente de Izquierda, que en muchos casos puso o está poniendo en pie sus Comisiones de Género.

Estas asambleas, donde debatimos, intercambiamos y votamos resoluciones en común con estudiantes, trabajadores, vecines, mujeres y disidencias de los municipios de Avellaneda, Quilmes, Varela, Berazategui, Lomas de Zamora, Brown, Esteban Echeverría, Guernica y otras localidades de la zona sur, son parte de la apasionante tarea que asumismos, de construir un partido revolucionario de la clase trabajadora que luche por el socialismo, para conquistar la emancipación de toda la humanidad.

Para conocernos, para compartir, intercambiar ideas, pensar en común todo esto, nos vamos a reunir en la Universidad Nacional de Lanús, el próximo sábado 24 de septiembre. Desde las 13.30 h en talleres temáticos (¡que pronto anunciaremos!) y a las 16 h en una gran Asamblea regional, abierta y democrática, todes podrán tomar la palabra, aportar sus ideas, conclusiones, experiencias y debatir junto a nuestras compañeras Myriam Bregman y Andrea D’Atri.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias