AJUSTE EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Habla uno de los despedidos de Conicet

Nicolás Rauschenberg es becario posdoctoral en el Instituto Gino Germani. Hace 7 años que se dedica a la investigación y la docencia. Está entre los 500 despedidos del Conicet.

Martes 20 de diciembre de 2016 | Edición del día

Ahora está tomado el Conicet, contanos como fue estos años tu experiencia en el organismo

Me llamo Nicolás Rauschenberg soy becario de posdoctorado por el Instituto Gino Germani, mi directora es Leonor Arfuch, y mi trayectoria en el organismo es que hice el doctorado con beca Conicet, lo defendí, y entregué todo en orden. Tengo 17 artículos publicados, fui recomendado para entrar a la carrera de investigador como asistente, pero pese a las dos recomendaciones, de la Junta directiva y de la parte académica, no ingresé y hoy soy de los 500 que se quedó afuera.

¿Vos te venías desempeñando tiempo completo a la investigación?

Sí, mi trabajo es investigar, todo que lo que hago es eso, participo de algunos grupos de investigación, desarrollamos teoría para pensar la democracia argentina, desde la transición democrática, pasando por la hecatombe del 2001, hasta ahora, teniendo en cuenta las disposiciones ideológicas, comportamientos autoritarios y otras variables, con una base teórica muy fuerte, tomando teorías de EEUU, de Alemania, de Francia, de Argentina, pero también pensamos en la aplicación de eso, que va desde generar encuestas hasta actuar con focus group o intervenciones en escuelas, para docentes y alumnos. Somos un grupo de investigación de 15 personas que buscamos eso, mejorar la calidad democrática de las instituciones, con datos, con información, etc.

¿El problema de los que no ingresan perjudica a los grupos de investigación, no? ¿Cómo continúa el trabajo?

Bueno, los grupos que tienen investigadores que no se dedican full time a la docencia universitaria, van a salir muy perjudicados porque para reponer el ingreso de la beca o el sueldo de carrera esas personas van a tener que acumular horas de clase y van a dejar a un costado la investigación

¿Se dilapidan entonces fondos públicos que ya fueron destinados a la formación de investigadores, ni dan ningún ofrecimiento para otras áreas del Estado?

No dan ninguna alternativa, y al mismo tiempo achicaron el presupuesto de todas las universidades públicas, para tirarlas abajo, y se genera una situación de caos, que busca destruir la vocación. Un atentado a la formación de una masa crítica en el país, que había crecido en los últimos 13 o 15 años. Se va a hacer un bache, que tarda años en recuperarse, ya nos pasó en el 97 con ¨ir a lavar los platos¨ y la gente se va, porque uno tiene su estilo de vida, quiere seguir investigando y no dilapidar 7 o 8 años de investigación. Porque un grupo de gestores y empresarios está en el poder y deciden autoritariamente que lo que uno hace ¨no sirve para nada¨ y debería ir y buscarse un trabajo ¨de verdad¨.

¿Qué áreas fueron las más perjudicadas?

Las humanidades en general y las ciencias sociales. Filosofía por ejemplo tenía 10 vacantes y Sociología 18 vacantes, algo muy por debajo de las necesidades para mantener los grupos de investigación. Hubo algunos ascensos muy puntuales, de asistentes a adjuntos, pero mínimos.

Por otro lado sabemos que la política actual es darle más espacio a las universidades privadas, porque el sueño del macrismo es convertir las universidades en un negocio, en empresas donde estudian pocos, que sean rentables y que reciban apoyo de fundaciones privadas. Donde por cierto alguna gente amiga del gobierno lava dinero y mueve divisas, como de hecho ya pasa en EEUU, donde tenés muchas sociedades que son las que tienen sede off shore que financian investigaciones que les interesan, privadamente, en universidades como Harvard o Princeton, ese el sueño del pibe del macrismo. Su idea es integrar lo público con lo privado y de a poco ir privatizando lo público.

¿Cómo sigue la toma?

La idea es estar acá todo el tiempo que sea necesario para que ingresen los 500 despidos encubiertos en el ingreso a carrera. Así que nos quedamos acá toda la noche, mañana a las 10 tenemos una nueva asamblea y ahí se decidirá qué hacer. Lo más importante es que mañana vengan muchos compañeros del organismo para darle más consistencia a la lucha porque hoy se pudo ver acá 3 mil personas, que para la comunidad científica es impresionante, entramos al edificio, hicimos una marcha y la gente y los trabajadores del Conicet nos apoyan, pero el Directorio no porque están comprometidos con el gobierno macrista en dilapidar la ciencia y la soberanía científica.







Temas relacionados

Conicet   /    Ciencia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO