Sociedad

GATILLO FÁCIL

Habla el hermano de Franco Cabrera, joven baleado por la Policía en Cipolletti

Un testimonio del desamparo del pueblo trabajador ante la brutalidad policial que le pone rostro a una nueva víctima del gatillo fácil en la provincia. Franco Cabrera, un joven trabajador que engrosa la larga lista de crímenes a manos de las fuerzas represivas en todo el país.

Ulises Crauchuk

Corresponsal El Bolsón

Jueves 13 de agosto | 23:10

El domingo por la tarde noche Franco junto a un amigo ingresaba en moto al barrio Costa Norte, una zona de chacras en las afueras de la ciudad rionegrina. Fueron perseguidos por un móvil policial perteneciente a la Comisaria Cuarta, que acudió ante una supuesta denuncia de vecinos. El gobierno provincial informa de un supuesto enfrentamiento con armas de fuego, a raíz del cual Franco fue alcanzado por un proyectil que impactó en su cabeza dejándolo en estado crítico e irreversible: muerte cerebral. Un nuevo caso de gatillo fácil en la provincia.

Hoy Franco de 23 años se encuentra hospitalizado. La Izquierda Diario se comunicó con sus familiares que desesperadamente buscaban ayuda e información a través de las redes sociales. “Una cosa es lo que dice el informe policial, nosotros no sabemos lo que pasó, estamos lejos y sin posibilidades de viajar. Lo que sí sabemos es que mi hermano es un muchacho trabajador que tenía toda la vida por delante”. Afirma desde Misiones su hermano Lisandro.

Franco vino a Río Negro en busca de trabajo desde su Misiones natal hace seis meses. Es el menor de cuatro hermanos y se dedicaba a hacer trabajos de albañilería y carpintería. Este último oficio fue lo que lo trajo con una propuesta a Cipolletti.

Su hermano Lisandro, al enterarse de la situación comenzó a escribir en grupos de redes sociales para poder obtener información de cual era la situación, y pedir ayuda para que el caso no quede impune. “Nos da mucha impotencia lo que pusieron en el informe policial, estamos lejos, no sabemos lo que sucedió, pero dudamos de lo que dice ese informe que habla de un tiroteo. No decimos que nuestro hermano fuera un santo, pero de ahí a que mi hermano tenga un arma, que tenga que disparar contra los policías y que estos lleguen a ejecutarlo nos genera dudas. Él es un muchacho trabajador, nosotros no creemos en ese informe, justicia por mano propia no se puede hacer”.

Lisandro se refería a como se enteró del hecho: “Se fue hace 6 meses con su patrón a montar una fábrica allá, hace tres días la policía se contactó con uno de mis hermanos diciéndole que no sabían muy bien el nombre, solo que era de Misiones, enseguida me puse a buscar en diarios para contactar a alguien que nos diga cómo está mi hermano, es imposible para nosotros viajar. Franco es un muchacho trabajador lleno de vida porque el luchaba como siempre, era muy querido y servicial. No entiendo que pasó, queremos que se esclarezca lo que pasó con él”.

Las palabras de Lisandro expresan el desamparo al que la justicia burguesa y la impunidad de la policía, someten al pueblo pobre y trabajador. Queremos con vida a todos los Franco, Santiago y Daniel Solano que nos arrebatan fuerzas represivas . Exigimos cárcel común y efectiva a todos los condenados por la desaparición de Daniel Solano, justicia por Facundo Castro, por Franco Cabrera y Santiago Sagredo. Porque no vamos a naturalizar estos crímenes, ni resignarnos a continuar sufriendo la muerte de pibes a manos del gatillo fácil.

Los casos de abuso policial y gatillo fácil se replican a lo largo y ancho del país y todos tienen la misma cara: jóvenes, trabajadores y pobres. Lo podemos ver en el caso de Facundo, León ó Alan solo por citar una muestra del desprecio de las fuerzas por los jóvenes de los sectores populares.

La investigación

Particularmente en el caso de Franco, como informamos en este medio, se desvinculó al Jefe de la Comisaria Cuarta, Huanque, y a cuatro de los uniformados participes en la persecución puesto que el disparo que le provocara la lesión irreversible habría sido perpetrado por un arma reglamentaria. También se supo quedó fuera de la investigación la Regional Quinta a cargo del comisario Daniel Uribe.

Uno de los policías implicado en el nuevo caso de gatillo fácil de Cipolletti de Franco Cabrera está atravesando un juicio por la muerte de otro joven. Se trata de Leandro Pastene quien está siendo sometido a juicio por la muerte de Santiago Sagredo ocurrido en abril de 2016 en el calabozo de la comisaria cuarta. Comisaría que tiene en su haber una larga lista de vejaciones, abusos, violencia, gatillo fácil e incluso estuvo también involucrada en el primer triple femicidio de Cipolletti. La familia de Santiago viene denunciando desde entonces que el joven murió producto de los golpes recibidos por los uniformados y no, como sostiene la nefasta institución, que su deceso se produce producto de un problema de salud preexistente. Por el caso de Santiago Sagredo, junto a Pastene están siendo enjuiciados otros dos agentes más, Correa y Ferreyra.







Temas relacionados

Facundo Astudillo Castro   /    abuso policial   /    Alan Maidana   /    Policía de Río Negro   /    Río Negro   /    Misiones   /    Cipolletti   /    Violencia policial   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Río Negro   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO