×
×
Red Internacional

FINLANDIA REFUGIADOS.Grupo de ultraderecha ataca a refugiados en Finlandia

Entre los manifestantes se encontraba un hombre vestido como un integrante del Ku Klux Klan. El gobierno finlandés condenó los “ataques racistas”. Finlandia recibirá este año diez veces más refugiados que el año anterior.

Sábado 26 de septiembre de 2015 | Edición del día

Foto: YLE

No eran más de 40 personas. Pero lograron acaparar la atención de la prensa al atacar con petardos, piedras y botes de humo a un autobús en el que viajaban refugiados que pidieron asilo en Finlandia.

La televisión pública Yle emitió imágenes de la agresión. Entre la banda de reaccionarios que organizó el ataque se encontraba un sujeto vestido con un traje emulando al grupo de extrema derecha racista norteamericano Ku Klux Klan (KKK), portando una bandera finlandesa.

El autobús en el que viajaban los refugiados arribó durante la noche del jueves a un nuevo centro de solicitantes de asilo en Lahti, ubicado a un centenar de kilómetros al noreste de la capital, Helsinki.

Según informes de la agencia de prensa finlandesa, STT, no hubo heridos entre los refugiados y la policía detuvo a dos integrantes del grupo ultraderechista.

Mientras tanto, una bomba incendiaria fue arrojada en otro centro de acogida en Kouvola, también en el sur de Finlandia, informó la policía, aunque no se ninguna persona resultó herida tras el ataque, según informó la agencia Reuters.

El gobierno de Finlandia condenó las “manifestaciones racistas” horas después del ataque a los refugiados.

"Las amenazas y la violencia contra los demandantes de asilo y migrantes son absolutamente indefendibles", afirmó el primer ministro Juha Sipilä en su cuenta de Twitter.

Hace pocas semanas, el propio Sipilä ofreció su residencia de Kempele, en el norte del país, para acoger a un grupo de refugiados, e invitó a la población finlandesa a mostrar solidaridad con las familias de refugiados que llegan a Europa huyendo de la guerra y la pobreza.

A pesar del ofrecimiento, visto como un gesto demagógico por gran parte de la población, el primer ministro considera que el plan de cuotas de solicitantes de asilo impulsado en la UE debe ser voluntario.

Sipilä, líder del Partido de Centro, encabeza una coalición de centro-derecha tras haber ganado las elecciones parlamentarias del pasado 19 de abril, fuertemente cuestionada por sus políticas de ajuste en un país que ya lleva más de tres años en recesión y en el que la brecha entre ricos y pobres se ha acrecentado.

Un nuevo paquete de recortes anunciado por el gobierno de Sipilä fue respondido el pasado viernes con la protesta obrera más grande de las últimas décadas en Finlandia.

En una multitudinaria manifestación, convocada por las tres grandes centrales sindicales de Finlandia (SAK, STTK y Akava), decenas de miles de trabajadores finlandeses colapsaron el centro de Helsinki y huelgas en distintos sectores paralizaron buena parte de la producción y los servicios de todo el país.

Las tres organizaciones sindicales que convocaron la movilización, suman un total de 2,2 millones de afiliados, una cifra que equivale a cerca del 80 % de la población activa de Finlandia.

Llegada masiva de refugiados

En las últimas semanas, cientos de refugiados provenientes en su mayoría de Irak y Siria, entran diariamente en territorio de Finlandia por la frontera sueca. El gobierno reforzó desde entonces los controles fronterizos y abrió centros de recepción -como al que se dirigía el autobús atacado en la noche del jueves-, para registrar a todos los solicitantes de asilo.

Jaana Vuorio, directora de la agencia finlandesa de inmigración, dijo hace pocos días que 11 mil 263 personas han solicitado asilo este año.

El Ejecutivo nórdico ha actualizado esta semana las previsiones y se espera este año que lleguen a Finlandia más de 30 mil solicitantes de asilo, en comparación con las tres mil 651 del año anterior.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias