×
×
Red Internacional

El último sábado se realizó una reunión informativa llamada por la delegada normalizadora designada por el Ministerio de Trabajo de Nación, Amelia de Dios. Desde la agrupación 9 de abril-Bordó se planteó continuar la organización independiente que logró derrotar el fraude de Montero, la necesidad de una convocatoria a elecciones en tiempos lo más cortos posibles y la elección de delegados paritarios para la discusión salarial.

Jueves 8 de diciembre de 2022 | 20:06

El último sábado en la sede central del CEDEMS se desarrolló una reunión informativa llamada por Amelia de Dios, delegada normalizadora designada por el Ministerio de Trabajo de Nación. En la misma se informó el estado de situación en el que está el gremio desde el punto de vista contable y financiero. De acuerdo a lo informado el Cedems de Jujuy está con las cuentas embargadas por la AFIP y deudas con los comercios con quienes hay convenios de mutualidad. Además, no hay rendiciones de cuentas ni presentación de balances financieros desde el año 2016 y hay decenas de juicios que no solo incumben a la conducción saliente sino también a las anteriores. Desde ya que esta información genera la bronca y malestar de la docencia que viene organizándose contra las conducciones burocráticas como la de Montero y sus antecesores que dejaron el sindicato en estas condiciones.

En ese marco, se aclaró que las tareas designadas a la delegada normalizadora se centran en la elaboración de un informe de la situación económica y financiera en la que se encuentra el gremio, para lo que aún se debe recabar y analizar mayor información, y, sobre todo, avanzar en un cronograma electoral para que se realicen elecciones para que la docencia pueda elegir una nueva Comisión Directiva.

Desde la agrupación 9 de abril-Bordó participamos con una delegación de compañeros y compañeras, como parte de quienes dimos la lucha contra el fraude de Montero junto a otras agrupaciones, delegados y decenas y decenas de docentes. Planteamos en la reunión que lo conquistado fue producto de la organización democrática, la lucha y la unidad de la docencia. Que una vez conocido el fallo del Ministerio que anuló la elección trucha de Montero y resolvió la designación de una delegada normalizadora, se realizaron asambleas en las que se discutió que la principal preocupación es que haya elecciones lo más inmediatamente posible y que se mantengan los espacios de decisión propios de la docencia como las asambleas y comisiones tanto para las discusiones paritarias como para el seguimiento y control de todo lo que se refiera al período en el que se llevará a cabo la gestión de la normalización.

En ese marco, señalamos que el pedido de “intervención” no fue nunca un planteo ni solicitud de parte de nuestra agrupación y que no la veíamos como la mejor resolución ya que consideramos que los sindicatos deben ser independientes de las instituciones del Estado y los Gobiernos y que confiamos en esa organización que viene desarrollando la docencia para recuperar el sindicato.
Como parte de todo esto llevamos la propuesta por un lado, de que una vez regresados los y las docentes durante el mes de febrero a las escuelas hay que lanzar el cronograma electoral para que no haya demoras ni dilaciones, teniendo en cuenta que es la principal preocupación de la docencia. En ese sentido, propusimos que hacia fines de febrero se realice la asamblea para elegir Junta Electoral y a más tardar entre fines de marzo y mediados de abril se realicen las elecciones, respetando los tiempos planteados en el estatuto gremial y dando el período de campaña necesario.

Además, sostuvimos que tanto para las paritarias de febrero o si hay reapertura de paritarias este año, la decisión y participación debe corresponder a la docencia. Ya pasaron muchos años en los que no se escuchó la voz de los y las docentes y se negoció sin asambleas ni ningún tipo de consultas a la base.

Por esto, nos parece que la forma de esa representación debe ser la de la elección de delegados/as paritarios/as, o reunión de cuerpo de delegados/as, con mandato de base, para que la voz de la docencia se escuche. Consideramos que esta no debería ser una atribución de la delegación normalizadora, sino una tarea a construir con toda la docencia. Como así también la coordinación con otros sindicatos. En el marco del ajuste que se desarrolla en todo el país, urge exigir a las conducciones gremiales un plan de lucha unificado por la reapertura de paritarias, para imponer un salario igual a la canasta familiar y el pago del bono por única vez y sin cuotas. El ejemplo de lucha de la docencia del Cedems contra el fraude de Montero muestra que se puede poner un freno a las burocracias con la organización y la lucha desde abajo, con independencia de los gobiernos de turno. Ahora el desafío está en recuperar el gremio para que sea realmente para todos los docentes (con y sin horas) y para coordinar con otros gremios y el conjunto de la clase trabajadora la pelea por todos nuestros derechos.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias