Sociedad

LAGUNA DE ROCHA

Gray y Alak entregaron tierras de la Reserva Natural de Esteban Echeverría a Racing Club

Las y los vecinos autoorganizados realizaron la segunda bicicleteada buscando visibilizar la problemática ambiental y denunciando la entrega fraudulenta por parte del intendente Fernando Gray y el Ministro de Justicia Julio Alak.

Miércoles 4 de noviembre de 2020 | 12:34

A fines de agosto se realizó la primer bicicleteada rechazando los negocios inmobiliarios de Racing sobre humedales de la Laguna de Rocha. Este domingo 01 de noviembre vecinas y vecinos autoconvocados de esteban Echeverría, Ezeiza y otras localidades aledañas, realizaron la segunda bicicleteada nuevamente por la ley de humedales, denunciando la entrega fraudulenta de hectáreas de tierra que eran de la reserva natural integral y mixta Laguna de Rocha ubicada en el partido de Esteban Echeverría, provincia de Buenos Aires.

En junio de este año el intendente Gray y el OPDS avalaron la destrucción del humedal con el ingreso delRacing Club. En un comunicado del Colectivo Ecológico Unidos por Laguna de Rocha se indica que el 23 de octubre se publicó en el boletín oficial La Resolución 109/2020 de la Agencia de Administración de Bienes del Estado Nacional (AABE) donde prorroga un permiso de uso precario y gratuito ahora ad eternum y amplía a 328.515 m2 la superficie cedida al Racing Club.

En la acción del Domingo las y los vecinos autoconvocados le comentaron a la Izquierda Diario que promovieron la bicicleteada con el objetivo de evitar que avancen las obras en la laguna. Se manifestaron en contra del accionar del intendente Fernando Gray al entregar la Reserva Laguna de Rocha de forma fraudulenta, y ante las obras realizadas sobre el arroyo Guillermina.

Exigen además una ley de humedales que proteja los espacios: “Tiene que haber una ley que defienda los espacios, se van a inundar montón de barrios, montón de vecinos van a terminar con las casas destruidas y al intendente no le interesa, solo le interesan los negociados”. El intendente no da respuesta contundente e inclusive no se hace cargo de haber entregado de manera fraudulenta las tierras. Agregan además que se harán más acciones en conjunto que serán comunicadas en los próximos días.

En La Horqueta, donde se unen el Arroyo Ortega y el Arroyo Guillermina, es donde las y los vecinos autoconvocados denuncian avances de las obras de ACUMAR dañando intencionadamente al lugar. En ese sitio quitaron árboles, mataron tortugas de las que solo quedan tres de las más de cincuenta que había en uno de los arroyos, ya que las mismas fueron aplastadas por los tractores. Las y los vecinos comentan que ACUMAR dice que se hará cargo al mismo tiempo que culpa al intendente Gray por haber sido él quien ordenó las obras en ese sector, del lado que corresponde a la Reserva Natural.

Las y los vecinos autoorganizados denuncian que esas obras en la reserva natural están socavando los arroyos para que un caudal mayor de agua entre a la laguna superando la capacidad de absorción de la misma, y que por eso realizaron un canal clandestino, y es ese canal el que está vaciando la laguna reduciendo su tamaño, con el peligro de que sigan achicando la reserva a futuro.

Las y los vecinos advierten que se le dieron 60 días a Racing Club para construir, y que la insistencia del Club para quedarse en el predio es por medio de poderes políticos, el Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires Julio Alak es el que insiste con el avance de las obras de Racing. Además de las obras iniciadas en la reserva, advierten que la elevación de terrenos para la construcción de barrios privados en zonas linderas, también avalados por el intendente Gray, provoca el aumento del caudal de los arroyos que desembocan en la laguna.

El Estado, siempre del lado de los poderosos

Tal como indica el comunicado del Colectivo Ecológico Unidos por Laguna de Rocha: este mismo Estado que no ofrece solución ni vivienda social alegando “falta de recursos”, le regala tierras a Racing y a los ricos amigos del Gobiernos con el aval destruirlas. Y para el pueblo pobre “humo” (de humedales o montes quemados), aguas malas y más pobreza sin hechos, ni planes, ni señal alguna, de cómo este despojo nos mejoraría a futuro.

Mientras el estado elige topadoras para atacar a los más pobres, como es el caso de Guernica que luchan por un lugar donde vivir por otro lado, facilita, regala y cuida tierras de los especuladores inmobiliarios, porque son esos los intereses que a este estado capitalista le interesa cuidar.







Temas relacionados

Ley de humedales    /    Humedales   /    Marcha    /    Fernando Gray   /    Esteban Echeverría   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO