×
×
Red Internacional

El Doctor en Economía e investigador del Conicet analizó la situación del mercado de fuerza de trabajo en Argentina. Además, señaló que ve difícil "que se cumpla la promesa de que el salario le gane a la inflación” este año.

Alerta SpoilerLun, mierc. y vie | 9 a 11 h

Domingo 24 de octubre | 22:58
📉 INFLACIÓN, SALARIOS Y REFORMA LABORAL EN DEBATE | Entrevista con Juan Graña, doctor en Economía - YouTube

Con la pobreza superando el 40 % y una crisis social sin solución por parte del Gobierno, la situación del empleo está en el centro de los debates de la campaña electoral. La aceleración de la inflación, la falta de puestos de trabajo registrados y una economía estancada hace 10 años plantean grandes dificultades para mejorar la situación de vida de la mayoría de la población.

En Alerta Spoiler conversamos de ello con Juan Graña, Doctor en Economía e investigador del Conicet. Autor de los libros: El mercado laboral argentino en la posconvertibilidad (2003-2015): entre la crisis neoliberal y los límites estructurales de la economía (en coautoría con Agustín Arakaki, Damián Kennedy y Matiás Sánchez) y Salarios, condiciones de empleo y distribución del ingreso. Debate sobre sus condicionantes estructurales en Argentina.

A continuación presentamos las principales definiciones de la entrevista:

La promesa del Gobierno: los salarios le van a ganar a la inflación

  • La promesa debería seguir vigente, el Gobierno fue el que dijo que para fin de año los salarios le ganan a la inflación. Vamos a ver qué que intentan hacer en los próximos meses, porque efectivamente debido a la aceleración de septiembre y los malos panoramas para este mes, se está hablando de que parte de este paquete de congelamiento (acuerdo de precios) tenía que ver con que las primeras semanas de octubre ya venían bastante mal en términos de los datos de inflación; entonces vamos a ver si es o se vuelven a abrir las paritarias o se activan las cláusulas de revisión que estaban en los contratos y ahí ver cómo termina el panorama.
  • Me parece que está bastante complicado, ustedes en el mix de noticias planteaban los niveles de pobreza, el costo de la canasta básica alimentaria, la participación asalariada del mercado de trabajo que no repunta, en conjunto la situación es bastante complicada y ni que hablar para el conjunto de trabajadores que o no tiene empleo o que está por fuera de las regulaciones más básicas de convenios, sindicatos y demás.
  • El año pasado fue bastante malo, pero fue bastante atípico, fue un año muy malo para el mercado de trabajo, pero como la economía estaba parada, no hubo un aumento de precios tan brutal, este año si se aceleró. Hasta antes de septiembre, más o menos, venías empatando, algunos sectores estaban por arriba, como suele pasar, algunos sectores que tienen sindicatos que logran normalmente buenos resultados. Todo el sector informal o los sindicatos estatales, la mayoría de esos sectores venían perdiendo por un par de puntos o empatando, esa era como la generalidad, ahora de ahí a que el conjunto de trabajadores le gane a la inflación estamos bastante lejos.
  • La recuperación del empleo en estos últimos meses, cuando se empezaron a levantar las restricciones, tuvo más que nada un componente monotributista, informalidad, y eso genera más dificultades porque si se acelera otra vez la inflación, es difícil seguir el ritmo, entonces lo veo difícil que se pueda cumplir esa promesa del Gobierno de terminar el año con un salario real más alto que el anterior. Y, en cualquier caso, estamos alrededor de 20 puntos por debajo del máximo de los últimos dos años , desde el 2015 o del 2017 el último relativamente buen año de el gobierno de macri, perdimos 20 puntos.

Te puede interesar: Las fabulosas ganancias de los monopolios que especulan con el hambre del pueblo

La desocupación y la precarización laboral

  • En parte bajo la desocupación por una reactivación, efectivamente, respecto al pozo del año pasado, estamos bastante por arriba de eso y el tema es que gran parte de los sectores más golpeados por la cuarentena son los sectores que más empleos generan, el comercio, los restaurantes, hoteles, turismo y recién ahora, después de los últimos 23 meses, empezaron a no tener restricción. Por lo cual el efecto de ese crecimiento económico sobre el empleo va a tardar, me parece que lo principal es tratar de recuperar el crecimiento en esos sectores que generan mucho empleo, de normalmente baja calificación, baja calidad también, pero al menos conseguir empleo.
  • Una parte de los trabajadores dejaron de buscar (trabajo). La tasa actividad que es lo que mide cuántas personas están buscando o teniendo trabajo respecto al total de la población es más baja.
  • La desocupación lo que mide es entre todos los que están activos, cuantos dicen que no tienen empleo y lo están buscando. El problema es que esa cantidad de gente que dice que está activa es más baja en porcentaje que el año pasado, hay alrededor de un punto de la población, que serían 400.000 personas, que quizás no están dando vueltas en el mercado de trabajo, entonces hay que ver qué porcentaje de esos efectivamente están buscando de una manera muy precaria y por ende no los captan las encuestas o directamente están desalentados.

Podes ver: Bregman: “Contra la extorsión de las empresas se necesita el control popular de los precios”

Las propuestas de reforma laboral

  • Miradas en el plano internacional y en la Argentina en particular, [las propuestas de reforma laboral] están totalmente desacreditadas. No hay generación de empleo en una economía que no crece. Discutir si es más caro o más barato despedir o contratar, en un contexto de una economía que no crece hace diez años, es medio una locura. Lo que están haciendo es aprovechar un contexto económicamente muy malo, de mucha debilidad de los sectores trabajadores que por sus necesidades están dispuestos a aceptar cualquier trabajo, no importa qué condiciones tengan, para forzar una reestructuración de las relaciones capital trabajo a más largo plazo.
  • Cuando uno ve más en detalle cuáles son las propuestas ya sea la de Juntos por el Cambio, de Losteau, la “mochila Argentina” que plantean algunos empresarios de la UIA, es medio contradictorio en sí mismo porque trata de sacar la indemnización y convertirla en un aporte y esto encarece el salario. Entonces en sus propios términos no tendría sentido y, en cualquier caso, me parece que hay un freno legal importante a cualquiera de estas medidas es que la Constitución protege al trabajador del despido arbitrario y eso es el rol que cumple la indemnización, no es simplemente un costo, tiene una razón de ser que es desincentivar el despido arbitrario.
  • Centrar la discusión en las protecciones laborales para generar empleo es aberrante y no es útil, porque en la economía Argentina no ha funcionado. Tenés los dos casos históricos más típicos: en la década del ‘90, donde más allá de la crisis del 2001, no se generó empleo, las tasas de desocupación volaron y el empleo que se generó fue precario y después tenés el acontecimiento más reciente, de 2003 a 2007, que la recuperación generó un montón de puestos de trabajo y las legislación era esencialmente la actual.

El proyecto de Massa, “puente al empleo”, y el decreto de Alberto Fernández

  • Hay dos grandes programas: el primero es este que hemos mencionado de reducción de los aportes y contribuciones para los empresarios que tomen trabajadores que actualmente sean beneficiarios y que dentro de su regulación no está claro, no hay reglamentación, no hay normas claras; el trabajador dentro de su remuneración tome al beneficio del plan. Ese tipo de programas en sí mismo no están mal, el tema es lo que falta, es la letra chica, que diga qué pasa con el beneficio de este trabajador, qué pasa si al trabajador lo contratan por un par de meses y después cuando se acaba el beneficio de los aportes reducidos y las contribuciones reducidas lo despiden ¿El trabajador pierde el plan? Porque si es así la situación va a ser más dramática que actualmente.
  • El segundo gran problema que tienen estos programas es hasta qué punto la empresa no puede abusar de estos programas de pasantías e ir usándolos de a camadas. Entonces contrato 10 trabajadores de beneficiarios del plan, después cuando se termina el tiempo la pasantía, pónganle tres meses, los hecho, contrato otros diez y los voy rotando y tengo durante uno o dos años fuerza de trabajo recontra barata, que me puedo sacar de encima. Además eso va en contra de los trabajadores que podrían estar formalizados o de convenio dentro de la empresa.

La propuesta del Frente de Izquierda de reducir la jornada laboral para repartir las horas entre todos las manos disponibles

  • A mí como propuesta me parece en general bien, la veo difícil de aplicar en este contexto donde al tener una recuperación tan dispar de los sectores por la cuarentena, por las restricciones. Me parece que hay que caminar en términos generales hacia una reducción de la jornada, es lo que está pasando en diferentes experimentos a nivel mundial, tenemos el caso de Islandia, en Nueva Zelanda, hay muchos casos que están avanzando.
  • No sé si es tan aplicable por una cuestión política, porque en definitiva siempre hay que dar la discusión es parte de nuestro rol, si lo veo más complicado de aplicar, cómo se haría, cómo lo haríamos. Ahí tenemos un problema de aplicabilidad porque están los sindicatos, la CGT está muy en contra de esto y el propio ministro Moroni dijo que está completamente en contra de esto. Entonces, quizás en los próximos tres meses, en los próximos cuatro meses, donde se juega gran parte de de cómo va a terminar esta crisis del covid, no va a tener un efecto, espero estar equivocado y que lo logremos. Pero me parece que es una propuesta super válida para pensar en una nueva forma de regulación del mercado de trabajo en los próximos años me parece que hay que incentivar que algunas empresas algunos sectores algunos sindicatos tomen esta bander
  • Como propuesta, por más buena que sea, me parece que hay que verla en este contexto, donde estamos realmente en un pozo muy complicado, donde la inflación se está acelerando, donde tenemos un problema del tipo de cambio, las reservas, el Fondo Monetario dando vueltas. Me parece que hay que poner ahí el foco, en la defensa de los puestos de trabajo hoy, en recuperar el salario hoy, y en muchos casos va a haber que hacer fuertes movilizaciones porque todavía no termino esto y gran parte de la discusión del tipo de cambio va a otra vez a tratar de volcar el ajuste sobre los salarios a través de la inflación.
  • En cualquier caso, otra vez, celebró las propuestas y la movilización, a pensar nuevas formas de estructura del mercado de trabajo y la vida que me parecen súper relevantes.

También te puede interesar: Crisis de abastecimiento en EE. UU. ¿Qué sucede con las cadenas de suministro globales?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias