Cultura

JUVENTUD

Gran noche de baile en el Pepsi Ska Fest

Los días 13 y 20 de agosto tuvo lugar el Pepsi Ska Fest en el Pepsi Center del World Trade Center en la colonia Nápoles.

Óscar Fernández

@OscarFdz94

Jueves 25 de agosto de 2016 | 22:47

1 / 3

La jornada del primer día empezó desde las 12:00 horas con Skapital Sound tocando “Una en un millón”, siguiendo Radio Catoche con su “Resistencia” en el escenario. Cabrito Vudú arribó con “La gran Chivera”, para dar lugar a la presentación de La Mataena, acompañados de Hugo Reyes de Pánico Latino, el Señor Kalaka de 8 Kalakas y con la performance de danza de Aline Ramírez.

La Matatena abrió con un cover de Bella Ciao, reconocido himno antifascista, tocando posteriormente “La tira te dejó” y “Este ska” para cerrar con “Skapulario” y “Una más de violencia”.

Siguió Left Alone, banda de California liderada por el vocalista Elvis Cortez, quien resaltó su herencia mexicana y diciendo que había vivido en el norte del país cuando era niño. Su participación incluyó el tema “Bombs Away”, escrita en 2009 y que el propio Cortez aclaró que era un tema protesta porque “los gringos no van [a los territorios que invaden], lanzan bombas en aviones no tripulados los culeros”, declarando al final que “de un mexicano a otro, que chingue a su madre Donald Trump”.

Siguió la actuación sorpresa de Los Victoriosos, tocando “La Noche Estaba Puesta” y “El Peor Momento” para anunciar su concierto en ese mismo espacio el 29 de octubre. La actuación de Save Ferris, encabezado por la vocalista Monique Powell, quien declaró al público que “me pueden llamar Mo”. Acompañada de tres distintos vestidos que cambió frente a una audiencia eufórica, Save Ferris deleitó al público con temas como “Spam”, “Let Me In” y “Lies”, la cual Monique dedicó a una persona de playera blanca.

La penúltima actuación correspondió a Los Estrambóticos, abrieron con el tema “Peter Punk” y siguieron con otras canciones como “No Te Quise Lastimar”, “Más Cerveza Para la Cabeza”, y finalizando con “La Herida”.

Antes de que tuviera lugar el último acto, los organizadores instaron a todas las bandas a salir y tocar para el público “una canción que nos una a todos y que todos se sepan”, tocando en conjunto “Un Paso Adelante” de Madness y creando un enorme círculo de slam.

Cerraron los Mighty Mighty Bosstones, con temas como “Old School Off the Bright” y siguiendo con temas como “Dr. D”, “So Sad to Say” y “She Just Happened” de su disco Pay Attention, los clásicos “Another Drinking Song”, “Royal Oil”, “Rascal King” y “The Impression That I Get” del disco Let’s Face It, “The Devil’s Night Out”, un cover de “Rudie Can’t Fail” de The Clash, las canciones “Graffiti Worth Reading”, “You Left Right?” y “Nah Nah Nah Nah Nah” de Pin Points and Gin Joints y “Sunday Afternoons on Wisdom Ave”.

Segundo día en el festival

El pasado 20 de agosto, el festival encontró una asistencia ligeramente mayor al día anterior. El primer acto fue el de los Rude Boys al medio día, inaugurando el escenario con “Párense todos”.

Maskatesta siguió con éxitos como “Fiesta Ska”, Sólo Un Minuto”, “Más música”, “Menos balas” —la cual dedicaron a todos los desaparecidos del país y a los 43 normalistas de Ayotzinapa—, “La Condena” y “Hace Tanto Tiempo”, que causaron la euforia de los asistentes. Después tocaron los Aggrolites con lo que ellos llaman “dirty reggae”, cuyo ritmo lento sirvió como calma antes de la tormenta; los californianos cerraron con un cover de “Don’t Let Me Down” de los Beatles.

La actuación sorpresa consistió de un collage de distintos artistas cantando covers de José Fors y La Maldita Vecindad, seguida de Nana Pancha y Less Than Jake, estos últimos originarios de Gainesville, ciudad donde se ubica la Universidad de Florida, abrieron con el tema “Sugar In Your Gas Tank”, incluyendo en su participación clásicos como “Good Enough”, “All My Best Friends Are Metalheads” y “History of a Boring Town” “Automatic”, “Johnny Quest Thinks We’re Sellouts”, de colada estuvo “Overrated (Everything Is)” y cerrando con “Gainesville Rock City” y “Look What Happened” todo mientras una botarga del Evolution Kid, su mascota, lanzaba papel higiénico sobre los espectadores.

Siguieron La Sekta Core con su sonido profundo como preámbulo al acto de cierre, que correspondió a Reel Big Fish, quienes abrieron con un cover de “The Final Countdown” para seguir con “Everything Sucks”, “Your Guts (I Hate ‘Em)”, , “Everyone Else Is An Asshole”, “Party Down”, “Sellout”, , “She Has a Girlfriend Now”, “Thank You For Not Moshing” y cerrando con otro cover, esta vez de “Take On Me” de Aha, el cual formó parte de la banda sonora de la película Baseketball.

Con la presencia de las elecciones estadounidenses

Como ya hemos dicho en este medio, el ska es un género que pretende unir las diferencias culturales por medio de la música y barrer con todo rasgo de discriminación y racismo. En el caso de este festival, y a pesar de llevar el nombre de una compañía transnacional como lo es Pepsi, el evento no estuvo exento de llevar impregnada la politización que caracteriza sobre todo a la escena de ska latinoamericano.

Canciones como “Bombs Away” y “Más Música y Menos Balas” fueron sólo un ejemplo del carácter de denuncia del género; Maskatesta incluso dedicó una canción al presidente Peña Nieto instando al público a no ser como él.

Sin embargo, la novedad fue la presencia de las bandas estadounidenses y su consciencia sobre el asunto. Sorprende, ya que por lo general el ska que surgió en la década de los 90 en el gigante del norte, suele ser despolitizado.

Los Mighty Mighty Bosstones, por ejemplo, apenas en Medium Rare incluyeron una canción (“This List”) denunciando la guerra en Irak e instando al presidente Bush a sacar a las tropas, aunque el carácter popular no sobró, como lo demuestra la letra de “Sunday Afternoons on Wisdom Ave”: “un modesto camión de tres pisos en una sección de clase obrera”. Dicky Barret, vocalista de los Bosstones, declaró al público que “estamos conscientes de que hay una elección en nuestro país que no nos gusta, por eso quiero que me acompañen gritando: ‘¡a la mierda Donald Trump!’”.

Less Than Jake, por su parte, no incluyó “All Time Low” (que habla sobre elegir ir a la cárcel o enlistarse en el ejército) en su actuación, pero prefirieron actuar con la sutileza que los caracteriza burlándose de los estereotipos de ambos lados de la frontera. Roger Manganelli, el bajista, declaró que esperaba “ver gente con más bigote”, haciendo alusión tanto a la imagen clásica del mexicano, ese decir, bigotón y con sombrero, así como (indirectamente) a que en Florida hay un alto porcentaje de ignorancia, ya que en ocasiones anteriores han bromeado de que al ser ellos estadounidenses, eso los convierte en estúpidos en automático. Todo esto mientras una bandera con el nombre de la banda se situaba detrás del baterista Vinnie Fiorello, como parodia de las banderas republicanas. Este diseño se vendió en el Warped Tour de este año con la leyenda “Make Warped Tour great again” (que el Warped Tour sea grande otra vez).

Finalmente, Left Alone le dedicó sendos insultos a Donald Trump y los Estrambóticos decidieron proyectar la cara del magnate con un símbolo de prohibición superpuesto, a la vez que intercalaban imágenes de las marchas por Ayotzinapa y en favor de la lucha magisterial. En síntesis, a pesar de tener la “mancha” de (como lo llamaría el caricaturista Rius) “las aguas negras del imperialismo”, el festival fue un rotundo éxito. La diversión, el baile y sobre todo la conciencia social y el ambiente de unidad contra la discriminación no faltaron en el Pepsi Ska Fest de este año.







Temas relacionados

Juventud    /    Ska    /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO