×
×
Red Internacional

Estado español.Gran jornada de huelga convocada por CGT en Airbus Puerto Real

Aunque CCOO y UGT han preferido pactar con la empresa a espaldas de las trabajadoras y no convocar a la huelga de este viernes contra el cierre de Airbus, el 100% de plantilla y las subcontratas han apoyado la convocatoria de CGT paralizando la planta de Puerto Real. Desde el lunes comienza una huelga indefinida. Si la patronal de Airbus quiere cerrar, hay que imponer al Gobierno “progresista” la nacionalización bajo control obrero de la planta. Ya basta de salvar banqueros y hundir a los trabajadores. ¡Airbus Puerto Real no se cierra!

Diego Lotito@diegolotito

Roberto Bordón@RobertoBordon13

Viernes 21 de mayo | 23:25

La primera jornada de huelga en Airbus Puerto Real se produce con un seguimiento del casi 100% de la plantilla tanto en Airbus como en subcontratas, todo un éxito teniendo en cuenta de que, a pesar de estar convocada al principio por el conjunto de sindicatos, tan solo CGT se ha mantenido firme en su llamada a la movilización. El resto de los sindicatos (CCOO, UGT, ATP y SIPA) se han desmarcado del calendario de movilizaciones previsto, debido a que han llegado a un vergonzoso acuerdo con la empresa. Una traición en toda regla. Sólo CGT sigue apostando por la lucha para defender la planta de Puerto Real, mientras el resto de las organizaciones sindicales junto con el gobierno PSOE-UP apuestan por aceptar el cierre y la destrucción de empleo, a cambio de ERTES y promesas vacías de abrir un centro tecnológico con dinero público.

Desde CGT denuncian que dicho acuerdo se habría forjado a espaldas del resto de sindicatos con representación estatal en Airbus y también de los trabajadores y trabajadoras afectadas, que han tenido que enterarse a través de la prensa del contenido de dicho acuerdo y del porqué estos sindicatos habrían llamado repentinamente a la desmovilización. Una muestra más del carácter burocrático y antiobrero de las burocracias sindicales, que solo juegan el papel de bomberos de los conflictos traicionando a los trabajadores y bloqueando que estos puedan organizarse y decidir su futuro.

Te puede interesar: El gobierno, CCOO y UGT avalan el cierre de Airbus Puerto Real y desactivan las movilizaciones

Mientras se pretende liquidar cientos de puestos de trabajo, la actitud de Unidas Podemos es vergonzosa: sus cargos institucionales se callan la boca mientras se firman acuerdos antiobreros entre su Gobierno y Airbus. La ministra de Trabajo “comunista”, Yolanda Díaz, no ha mostrado una mínima reacción o solidaridad en favor de las trabajadoras; tampoco hecho nada por apoyar las movilizaciones Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida. Cuando las patatas queman, como siempre, Unidas Podemos guarda silencio y cierra filas en torno a las políticas neoliberales del PSOE. Hay que decir que en el caso del PCE esto no es nuevo: mantiene su clásica línea de subordinación al PSOE que ya conocimos en Andalucía antes del surgimiento de Podemos.

Una estrategia para ganarle a Airbus

La fuerza de la movilización de este viernes demuestra que, contra el derrotismo de las cúpulas sindicales que actúan como una falsa dirección en la lucha, la plantilla de Puerto Real está preparada para luchar contra la multinacional Airbus. Para imponer a Airbus y al Gobierno central que se mantenga abierta la planta del Puerto Real y se aseguren los empleos en la región, es necesaria una estrategia para cambiar la correlación de fuerzas y triunfar.

Ante la amenaza de cierre, está planteado que la plantilla ocupe pacíficamente la planta para evitar su desmantelamiento de forma traicionera y proteger de esta forma los empleos. Una línea de acción que debe ir acompañada de una exigencia al Gobierno del PSOE-UP para que nacionalice Airbus Puerto Real bajo control de las trabajadoras. Si como afirmaba recientemente, Enrique Santiago, secretario general del PCE y secretario de Estado para la Agenda 2030, el Estado Español tiene recursos de sobras para asegurar el bienestar de sus ciudadanos, el Gobierno podría fácilmente impedir el cierre de la fábrica y la destrucción del empleo.

Después de la crisis del 2008, el Estado español rescató a la banca con cifras astronómicas, nacionalizando Bankia en mayo de 2012 y llevando adelante uno de los mayores rescates financieros de la historia española: nada menos que 24.000 millones de euros que forman parte de los 60.000 millones que la banca nunca devolvió a las arcas públicas, mientras se recortaban presupuestos en sanidad, educación y servicios sociales. ¡Basta de darles dinero a los banqueros mientras se hunde a los trabajadores! Hay que imponer al Gobierno que se dice el “más progresista de la historia”, la nacionalización y capitalización de Airbus, bajo el estricto control de la plantilla, para defender los puestos de trabajo en la Bahía de Cádiz.

Pero esta exigencia no será fácilmente arrancada a un Gobierno que como hemos visto se ha dedicado a satisfacer los deseos de la dirección de Airbus antes que proteger a sus trabajadores. Por ello hay que exigir al conjunto de sindicatos, en especial a CCOO y UGT, que lejos de buscar un acuerdo de migajas con Airbus, impulsen una movilización en toda Andalucía y convoquen a un paro general en toda la provincia de Cádiz en defensa de Airbus.

Todas las organizaciones sindicales de las empresas concentradas en la Bahía de Cádiz tienen el desafío de unificar sus esfuerzos para organizar ese paro desde abajo, con asambleas en cada empresa y taller, empezando por las grandes conglomeraciones como Navantia y el puerto de Algeciras, construyendo la solidaridad con los compañeros y compañeras de Airbus.

Pero esta batalla no se libra solo en el terreno sindical y de las empresas. El alcalde en Cádiz, José María González “Kichi”, y la organización a la que pertenece, Anticapitalistas, tienen una responsabilidad fundamental en la lucha de Airbus.

Su apoyo desde un primer momento a la plantilla de Airbus Puerto Real, tanto desde el ayuntamiento de Cádiz como desde sus diputados autonómicos, ha sido correcto y es lo mínimo que se espera de un alcalde que se considera “anticapitalista”. Pero con el apoyo público y la presencia en el lugar o en determinadas movilizaciones concretas no basta. Hace falta mucho más.

Tanto “Kichi”, como alcalde de Cádiz, como Teresa Rodríguez, líder de Adelante Andalucía, están en una posición privilegiada para ponerse al frente de la campaña de solidaridad. En primer lugar, encabezando la denuncia al Gobierno central y la exigencia de la nacionalización de Airbus.

Pero al mismo tiempo, poniendo todos sus recursos políticos e institucionales al servicio de una gran campaña por exigir a los sindicatos una huelga general en toda la provincia, promoviendo la coordinación y la realización de asambleas en los centros de trabajo, los barrios y los centros de estudio, en defensa de Airbus Puerto Real.

Si para algo deben servir cargos institucionales conquistados por militantes que se reivindican anticapitalistas es para ponerlos al servicio de impulsar la lucha de clases. En este caso, ayudar a la organización obrera, dar cobertura a las acciones de los huelguistas, incluida la necesidad de ocupar la planta en defensa de las fuentes de trabajo. Defender a la clase trabajadora y el pueblo antes que la legalidad de los capitalistas, esa es la consigna.

Por una gran campaña de solidaridad en todo el Estado

La lucha de Airbus es un conflicto testigo. El apoyo activo desde todo el Estado a la huelga general indefinida que comienza el lunes 24 en Puerto Real por CGT es una tarea de primer orden para la vanguardia obrera, juvenil y de la izquierda. La CGT a nivel confederal tiene planteado ponerse al frente de una gran campaña de solidaridad en todo el Estado, con huelgas de solidaridad en otras plantas de Airbus y acciones de apoyo y coordinación en otros sectores para imponer al Gobierno una solución. Como señalan los trabajadores de CGT en Puerto Real, no se trata de hacerse una foto o poner un tuit en apoyo y olvidarse, sino que es ahora cuando los supuestos partidos de izquierda deben apoyar las movilizaciones y ofrecer sus recursos a la lucha de las trabajadoras.

El resto de la izquierda sindical tiene que ser parte de este combate. Y también la izquierda que se reivindica anticapitalista y revolucionaria, empezando por Anticapitalistas, que tienen una responsabilidad especial en el conflicto por su posición institucional en el ayuntamiento de Cádiz. Desde la CRT ponemos todos nuestros esfuerzos y recursos para aportar al triunfo de la lucha de las y los trabajadores de Airbus Puerto Real.

¡Airbus Puerto Real no se cierra!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias