×
×
Red Internacional

FMI y ajuste. Gobierno y oposición: un show donde todos se patean la pelota del acuerdo que nos lleva al Fondo

Luego de que se diera por cancelada la reunión entre el ministro Guzmán y representantes de la alianza opositora Juntos por el Cambio, referentes de ambos espacios hicieron declaraciones. Todos quieren cerrar con el Fondo pero se tiran la pelota para no pagar los costos por el ajuste que exigen desde Washington.

Diego Iung@IungDiego

Lunes 17 de enero | 21:15

Después de varios días de idas y vueltas a la expectativa de que se concrete una reunión entre el ministro de Economía y varios de los principales dirigentes de la alianza de derecha, en la que estaba planteado que Martín Guzmán expusiera el estado actual de la negociación con el Fondo, finalmente se conoció que esta fue cancelada. El ministro, en cambio, viajará este martes a San Juan para participar de un acto junto al Presidente Alberto Fernández.

Ocurre en momentos en que el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, se encuentra en los Estados Unidos para reunirse con el Secretario de Estado Norteamericano Anthony Blinken. Un encuentro en el que el Gobierno deposita fuertes expectativas, a la espera de poder avanzar en las negociaciones, que cada vez parecen más complicadas.

Las críticas de parte de la oposición no se hicieron esperar: "Pasaron dos años desde que asumió la Presidencia, se sabía que había que reestructurar el acuerdo con el Fondo...Ahora faltan dos meses y sigue sin haber respuestas claras” afirmó la diputada María Eugenia Vidal. La ex gobernadora también planteó que “El problema más profundo que tiene la Argentina desde hace dos años es que es que no tienen plan económico". Curiosas afirmaciones de una de las principales figuras del Gobierno que contrajo la multimillonaria deuda con el FMI que hoy condiciona al país y que fue utilizada para financiar la fuga, como tuvieron que admitir incluso diversos informes del propio organismo.

Como era esperable, lejos de cuestionar el pago, la gobernadora presionó para que el Gobierno firme rápido con el Fondo y comentó que la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio: “Exigió al Gobierno que presente algo mucho más concreto que lo que vimos el otro día por parte del ministro Guzmán ¿Qué es algo más concreto? Una carta de intención con el Fondo, eso es lo que el Gobierno tiene que llevar al Congreso".

Te puede interesar: Guiño al FMI: el Gobierno recorta 225 millones en Salud, Educación y partidas sociales

Por su parte, el gobernador Gerardo Morales, uno de los que suena fuerte para la interna de cara a las próximas elecciones presidenciales de 2023 por parte del radicalismo, denunció que: ”Guzmán no quiere dar cuenta del ajuste que pactó con el Fondo”. Morales es uno de los que había intentado gestionar públicamente la posibilidad de concretar la reunión que, al menos por ahora, no tendrá lugar.

Por parte del oficialismo, el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro, denunció un supuesto “lobby” de la oposición en contra de que la Argentina pueda cerrar un acuerdo con el Fondo en las próximas semanas. Ya pasados más de dos años de Gobierno, volvió a denunciar la gestión macrista: “Es incalculable pensar en 145 mil millones, de los cuales 84 mil fueron para fuga de un sector financiero”. Se trata de la misma deuda que el Gobierno viene pagando sistemáticamente. Un reconocimiento de que más allá de los discursos se convalida la estafa de esta verdadera “deuda odiosa”, según el propio sistema jurídico internacional.

En esta sintonía, le planteó a un sector de la oposición, las llamadas “palomas”: "Quiero apelar a ese sector de la oposición más racional que tiene un discurso constructivo, a que no se deje llevar por el otro sector que fomenta el boicot permanente, que pone palos en la rueda (...) Pido cordura, pido racionalidad y pido autocrítica porque fueron los que endeudaron a varios gobiernos y a varias generaciones de argentinos. Tienen que ser parte de la solución y no seguir generando problemas".

Luego, directamente en un tono de cuasi campaña electoral y con una mirada sobre lo que viene que poco tiene que ver con lo que todos los analistas estiman para el próximo período, enfatizó: “Veo dos años de recuperación económica muy fuerte, de generación de empleo, de un plan de obra pública entre Nación y Provincia articulados de manera inteligente para fomentar y generar actividad económica”.

Unos a otros se tiran la pelota, un verdadero circo en el que todos dicen “yo no fui”. Mientras, la situación se vuelve cada día más compleja, con una crisis que no para, una inflación de más del 50 % que se devora los salarios y, por delante, un acuerdo con el Fondo que cada vez aparece más cuesta arriba para el Gobierno y que, de concretarse, vendrá acompañado de ajustes aún más duros para las grandes mayorías.

Como ya está demostrado de sobra, todos ellos quieren cerrar pronto y seguir pagando la deuda, dólar sobre dólar. Después del endeudamiento macrista, el actual Gobierno ya pagó casi 6.500 millones al FMI mientras aumentaron la pobreza, la desocupación y el empleo precario. Y va por más. Pero pensando en 2023 y, con la certeza de que por delante solo hay escenarios complicados, ninguno de ellos quiere pagar los costos de ese ajuste.

Avanzar en desconocer esta verdadera estafa y el no pago soberano es el único camino para conquistar una salida donde las consecuencias del endeudamiento no lo paguen las grandes mayorías. Una salida de este tipo es por la que pelea el Frente de Izquierda. Es necesario reforzarla en las calles de todo el país, frente a esta verdadera estafa de los partidos tradicionales, siempre afines a los intereses de los grandes empresarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias