×
×
Red Internacional

Ante la paritaria nacional de estatales que se realizará este Jueves, desde la Agrupación Marrón Clasista denuncian la entrega de las direcciones sindicales de ATE y UPCN y llaman a movilizar a las 9 am desde el Congreso hasta el Ministerio de Trabajo.

Daniel GorberAgrupación Marrón | CNEA

Yamila GrinsbergDelegada de ATE del Ministerio de Trabajo | @YamGr1

Jueves 19 de agosto | 00:31

En el día de ayer, UPCN dió a conocer los datos del escandaloso acuerdo que cocinaron con el Gobierno. La “reapertura” de la paritaria, que encabezan Claudio Moroni y Andrés Rodríguez, junto a Cachorro Godoy de ATE nacional, vuelve a golpear el bolsillo de las y los estatales que volverán a perder con la inflación: el 35% firmado originalmente se pagaría íntegramente en tres tramos: agosto, septiembre y octubre y se le sumaría un 5%. En el acuerdo quedarían afuera los monotributistas, que siempre salen perdiendo. En enero de 2022 habría una nueva reunión. Desde ATE nacional, que firmó las últimas dos paritarias a la baja de forma inconsulta, no convocaron ni a un plenario de delegados y se disponen a consumar la entrega nuevamente. La conducción de la seccional capital, de Daniel Catalano, también avala este acuerdo.

Este anuncio miserable, es parte del ajuste que está llevando adelante el gobierno de Alberto Fernández y el Frente de Todos para arreglar con el FMI y pagar la deuda odiosa que dejó Macri. La opción de ajustar los salarios de los estatales y los haberes de los jubilados es una decisión consciente del gobierno que es duro con los trabajadores y débil con los poderosos.

Según ATE Indec, la pérdida del poder adquisitivo en el convenio SINEP (el mayoritario entre los estatales nacionales) respecto a noviembre de 2015 alcanzaba el 40,2% en junio de este año. Con el nuevo aumento la pérdida se va a moderar pero seguirá por encima del 30 %. La pelea por una verdadera recomposición salarial, que ayude a cubrir la canasta familiar cercana a 100 mil pesos no puede quedar en mano de las conducciones burocráticas. Necesitamos asambleas de base en cada sector o dependencia, y plenarios abiertos para poner en pie un plan de lucha e imponerle a las direcciones sindicales que salgan de sus sillones y rompan la tregua cómplice con el gobierno y su ajuste.

Te puede interesar: El salario debería ser de $ 103.128 para cubrir los consumos mínimos de una familia

Solo con la más amplia unidad con los sectores que están luchando podremos conseguirlo. Como demostraron los trabajadores de la salud en Neuquén, que lograron romper el techo salarial que quería imponer la Verde y Blanca de Quintriqueo y como demuestran hoy los trabajadores de Ema, los trabajadores del Garrahan y los miles de desocupados y precarios que se movilizaron ayer por la tarde. Allí está la fuerza para conquistar nuestros reclamos.

Ante la crisis social y económica desde el Frente de Izquierda Unidad peleamos por la reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días, sin reducción salarial, donde nadie cobre por debajo de lo que cuesta la canasta familiar. Con esta medida se podría terminar con la desocupación y poner fin a la precarización laboral. Los dirigentes sindicales como Yasky y Palazzo, que plantean de forma limitada este problema, deben llamar a asambleas y plenarios, porque sabemos que la única manera de torcerle el brazo a los empresarios es con un verdadero plan de lucha en las calles.

Te puede interesar: ¿Por qué reducir la jornada laboral a 6 horas?

Este Martes, movilizamos junto a distintas juntas internas que se oponen al acuerdo de miseria, desde Congreso hasta el Ministerio de Trabajo, reclamando un 50 % de recomposición salarial, un salario mínimo de 103 mil pesos y cláusula gatillo para no perder con la inflación.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias