×
×
Red Internacional

El gobierno anunció a través de la ministra de Economía, medidas en la sintonía de un ortodoxo ajuste fiscal, con el empleo público y los recursos del estado como uno de los principales blancos. Congelamiento de la planta y presupuesto de la APN atado a “la proyección de caja real”. Los y las trabajadoras de la administración pública ante el desafío de fortalecer la organización y unidad con otros sectores para evitar que sigan golpeando sobre los salarios y condiciones laborales.

Leo AméndolaTW/IG: @aladelos

Lunes 11 de julio | 21:31

Cómo si volviera el tiempo atrás, el anuncio de la Ministra de Economía, Silvina Batakis puso en agenda como política del Gobierno medidas dignas de la ortodoxia económica más pura. Podrían haber salido del gabinete de los odiados CEO´s cambiemitas, pero aparecen de la mano de la flamante Ministra que contó con el apoyo de todo el Frente de Todos y el aval de Cristina Fernández. Para algunos parecía que la ministra venía a acomodar el rumbo ajustador que piloteó Guzmán hasta hace unas semanas. Los hechos desmintieron en tiempo record aquella expectativa.

Hay sectores del oficialismo cuestionadores verbales del ajuste, que están atrapados en un contraste patente entre discurso y realidad. Para la tribuna, aparece la idea de un Estado fuerte como herramienta para resolver los problemas de "la gente". Pero cuando se trata de medidas y anuncios concretos se avanza en quitar recursos. Los anuncios de Batakis caen sobre el terreno ya árido del ajuste por la vía de la inflación que licua el gasto fiscal.

La receta que anunció la ministra busca cumplir con las metas acordadas con el FMI para saldar la deuda tomada por el Macrismo. El plan incluye la creación de un Comité Asesor de Deuda, un sendero de tasas de interés positivas y la implementación de la segmentación tarifaria en los servicios públicos que impactará en las facturas (y bolsillos) de millones de usuarios.

Te puede interesar: ¿Qué dejaron los anuncios de Batakis?: charlamos con el economista Pablo Anino

Pero además avanza en medidas de ajuste clásicas sobre el Estado, en la búsqueda de un equilibrio fiscal que permita liberar recursos que fluyan directamente hacia las arcas del FMI. En este terreno el plan incluye ampliar el congelamiento de la planta de la Administración Pública Nacional, extendiéndola a los organismos descentralizados. Además en términos de “gasto público”, impulsará la adecuación de las cuotas presupuestarias que Economía gira al conjunto de la APN, a la "proyección de la caja real". En palabras de la ministra "no vamos a gastar más de lo que tenemos".

La diputada Myriam Bregman lo sintetizó en un tweet: Silvina Georgieva.

Lorena Itabel referente de la Agrupación Marrón Clasista y delegada de ATE MECON, nos decía que “el mensaje de confianza hacia los mercados de la Ministra ubica al empleo público y a los recursos de la Administración Pública nuevamente cómo el lugar elegido para achicar gasto. La oposición de derecha y los que tienen al ajuste del Estado como bandera seguro que hoy festejaron el anuncio. No es precisamente la situación que estamos viviendo los y las trabajadoras, que lo vimos con preocupación. Pero eso no nos tiene que llevar a la parálisis a la que nos tienen acostumbrados los dirigentes de nuestros sindicatos UPCN y ATE. Vemos que es clave reforzar la organización, porque esto es solo una parte del plan más general que tienen que implementar si quieren cumplir con el FMI. Es el FMI o son los derechos del pueblo trabajador, no queda mucho lugar para medias tintas.”

A su vez, Soledad Pagella, candidata de la Lista Blanca y Negra de ATE trabajo y militante de la Agrupación Marrón Clasista, agregó que: “los anuncios de la ministra confirman que su plan incluye el sostenimiento de la precarización y el fraude laboral como una constante, lo que impacta en las condiciones laborales y más en general de la vida de los y las trabajadoras. Las promesas que en un momento escuchamos de este Gobierno de recuperar el salario perdido durante el macrismo, es un recuerdo de un pasado lejano. Ahora se suman estas medidas que confirman que el único camino para conquistar nuestras demandas como trabajadores, está en nuestra propia fuerza y organización, sin ninguna confianza en este gobierno que eligió de manera firme el camino del ajuste”.

En lo referido al pase al congelamiento de cargos aparece un punto sin dudas sensible para el conjunto de los estatales. El fraude laboral en el Estado es un legado del menemismo nunca resuelto por los gobiernos posteriores, cuestión que da lugar a situaciones muy graves como la que están viviendo los monotributistas del INDEC, que no pudieron cobrar su salario por el retraso de una firma administrativa.

Las medidas que anunció la ministra agravan el escenario desde el punto de vista de la precariedad del trabajo en el Estado, consolidando el fraude laboral. Son regresivas al punto que sectores de las conducciones sindicales que venían en un silencio total ante la dinámica de ajuste tuvieron que salir a separarse y cuestionar, aunque sea parcialmente, lo planteado.

Por último, Itabel agregó que “por eso le planteamos a las conducciones de nuestros sindicatos que rompan la tregua que sostienen desde diciembre de 2019 con este gobierno. Andrés Rodríguez de UPCN dijo que el Estado Nacional tiene un número aceptable de trabajadores, dando el visto bueno a lo dicho por la ministra en lo referido al acceso a planta y el “gasto público”. ATE nacional de Cachorro Godoy salió a cuestionar el congelamiento de la planta y ATE Capital de Daniel Catalano dijo que se encuentra en estado de Alerta y “a la espera de mayor precisión e información” sobre lo anunciado. En momentos como este necesitamos más hechos que declaraciones. Que se convoquen a plenarios y asambleas donde puedan participar todos los compañeros y compañeras, afiliados y no afiliados y de todo tipo de contratación, para organizar un gran paro de los estatales en todo el país. Por el pase a planta de todos los compañerxs, por salarios que alcancen a la canasta familiar y se actualicen por inflación. La fuerza para pelear está en nosotros y en la unidad con otros sectores que son blanco del ajuste, cómo los movimientos sociales, los precarios y los desocupados. Creo que la unidad con estos sectores debería ser también una bandera de lucha que impulsen nuestros sindicatos.”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias