Géneros y Sexualidades

ABORTO NO PUNIBLE

Gobernadores del PJ y macristas prohíben la interrupción legal del embarazo vigente desde 1921

Son Tucumán, Formosa, San Juan, Santiago del Estero y Corrientes. En esas cinco provincias los gobernadores impiden aplicar los protocolos vigentes -ni siquiera cuentan con ellos- para la Interrupción Legal del Embarazo. La ILE se autoriza desde 1921.

Lunes 28 de diciembre de 2020 | 22:36

Aunque en la mayor parte del país, siempre las personas gestantes se pueden encontrar con dificultades para que se les aplique la ley para poder interrumpir el embarazo en caso de violación, peligro para la salud o de muerte, esta práctica contempla protocolos aprobados por la mayoría de las provincias, salvo en 5.

Esto a pesar de que estamos hablando de una práctica contemplada en el artículo 86, inciso 2 del Código Penal y de que en el 2012 la misma Corte Suprema indicó su aplicación.

Te puede interesar: ¿Cómo es la campaña de la Iglesia católica contra la legalización del aborto en el Senado?

Se trata de miembros del Frente de todos, firmes aliados de Alberto Fernández y antes de Cristina Kirchner como Juan Manzur (Tucumán), Gildo Infrán (Formosa), Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y el radical de Juntos por el Cambio Gustavo Valdéz (Corrientes).

Si bien hay 10 provincias (Córdoba, Mendoza, Chaco, Misiones, Neuquén, Salta, Santa Cruz, Catamarca, Chubut, RÍo Negro) que hasta el mismo Ministerio de Salud de la Nación indica que tienen los protocolos desactualizados, esas otras cinco provincias ni siquiera cuentan con ellos, como una forma mas de seguir garantizando los abortos clandestinos. Ya ni siquiera estamos hablando del derecho elemental a decidir, sino de preservar la vida de mujeres u otras personas gestantes o cuando la gestación del feto es producto de una violación.

Ya vimos innumerables casos de niñas que son obligadas a ser madres porque gobernantes, funcionarios públicos, directores de hospitales o algunos médicos prefieren esa aberración a garantizar la aplicación de una ley que mínimamente podría garantizar ese derecho.

Te puede interesar: Andrea D’Atri: el aborto legal “sigue dependiendo de nuestra organización”

Lo que demuestra una vez más, que una cosa es una ley y otra muy distinta garantizar que se aplique cuando ésta es a favor de las más desprotegidas de este sistema.

La Iglesia Católica (junto con las evangelistas) es acérrima enemiga al ILE y muy amiga de esos gobernadores. Tan enemiga como lo es, por supuesto, de que se apruebe este miércoles, el aborto legal.

Sencillamente apuestan con todas sus fuerzas a que lo que siga vigente sea el aborto clandestino.

Te puede interesar: El papa Francisco trató de asesinas a las mujeres que abortan







Comentarios

DEJAR COMENTARIO