×
Red Internacional
La Izquierda Diario

ELECCIONES ESTADOS UNIDOS.Georgia hará recuento de votos por margen estrecho entre Trump y Biden

Brad Raffensperger, Secretario del Estado de Georgia, ordenó hacer un recuento de votos ante la diferencia tan pequeña de votos entre los dos candidatos.

Jueves 12 de noviembre de 2020 | 23:08

La noticia se dio el pasado miércoles 11 de noviembre luego de que la diferencia entre ambos candidatos fuera de apenas 14,111 votos. El recuento será manual y serán más de cinco millones de votos los que se someterán a revisión.

Al final de cuentas, esta movida no afecta el resultado de la elección. Georgia le otorga a la contienda un total de 16 votos en el colegio electoral; Biden actualmente tiene de manera oficial 290 votos, por lo que el recuento de Georgia, de resultar favorable para Trump, le seguiría dando 274, con cuatro votos por encima de los necesarios para ganar las elecciones.

El estado de Georgia es gobernado por el republicano Brian Kemp, con quien Trump tuvo diferencias con respecto a la administración del estado sureño, en particular en lo que respecta al uso de mascarillas para enfrentar la pandemia de COVID-19. Por su parte, el secretario Raffensperger dijo que aunque no hay evidencia de fraude, "[el recuento] ayudará a construir confianza. Será una auditoría, un recuento y una revisión al mismo tiempo", aunque espera que éste corrobore la victoria de Biden.

El ejercicio no cae del cielo. Las declaraciones de Raffensperger tienen la intención de reconfortar a los votantes con su sistema "perfecto" de democracia, en especial luego de que la elección anterior le diera la victoria a Trump a pesar de que el voto popular hubiera sido para Hillary Clinton.

El colegio electoral fue uno de los mecanismos más cuestionados por las masas estadounidenses en esta elección, a lo que se suman el descontento por los asesinatos de negros en el país y el pésimo manejo de la pandemia que ya suma más de 200 mil muertos en el gigante del norte. Sin embargo, los festejos y el hecho de que hubiera pocas protestas apuntan a que en realidad aún hay una fuerte confianza en las elecciones, a pesar de que no se confíe mucho en el sistema electoral.

Es decir, mucha gente cuestiona seriamente el sistema electoral, pero sigue pensando que por medio de elecciones se puede transformar el sistema. Es de hecho una de las razones por las cuales muchos votaron por Biden y festejaron su victoria: se planteó más como una elección contra Trump más que un apoyo orgánico a Biden, cuyos méritos apenas se suman en la ecuación "no es tan malo como Trump"; incluso sectores liberales y progresistas agitaron el voto para frenar el "fascismo" de Trump.

A fin de cuentas, la situación en Georgia es una muestra más de qué tan profundo cala la crisis orgánica (como la definía el marxista italiano Antonio Gramsci) en Estados Unidos, donde el cuestionamiento al sistema aún no lleva a una fuerte ruptura con el bipartidismo, aunque sí se expresa un profundo descontento con el régimen. Ante eso, se vuelve cada vez más evidente la necesidad de construir un tercer partido que sea conformado por trabajadores y que tenga sus intereses —así como los de las mujeres, migrantes, jóvenes y minorías sexuales y étnico-raciales— por encima de los de los grandes capitalistas.

La reagrupación de la izquierda estadounidense en un partido obrero, socialista, revolucionario y anti-imperialista es una tarea de vida o muerte.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias