×
×
Red Internacional

Impuesto al salario.Ganancias: el Gobierno sube el piso a 175 mil pesos

La suba del mínimo no imponible del impuesto al salario, que pasa de $150 mil a $175 mil, es una de las medidas económicas previstas por el Gobierno tras la derrota electoral. Se calcula que alcanza a 1.267.000 trabajadores. Sin embargo, cerca de un 40 % de los trabajadores en el país siguen en la informalidad laboral y con salarios de miseria.

Jueves 23 de septiembre | 08:00

El Gobierno anunció que sube el piso a partir del cual los salarios computan el impuesto a las ganancias. A partir de septiembre quienes perciban una remuneración bruta mensual de hasta $ 175 mil no tributarán ganancias, la medida incluye también la exclusión del Sueldo Anual Complementario del segundo semestre.

A partir de la reforma establecida este año, se calcula que 1.267.000 personas dejaron de pagar el impuesto. El piso que se encontraba actualmente en $ 150 pasa a $ 175 mil, y el actual umbral de $ 173 mil, pasa a $ 203 mil. Se calcula que un 10 % de los trabajadores registrados paga el impuesto, que se trata de un robo, ya que el salario no es ganancia.

Te puede interesar: Si los jueces pagaran ganancias se podría casi triplicar las becas Progresar de 2021

Según la información que brindó el Gobierno, el mínimo no imponible del impuesto, todas las deducciones y las escalas volverán a actualizarse a partir del 1 de enero del 2022 en función de los incrementos salariales.

Sólo una minoría de los trabajadores pagan "ganancias". Esta situación no es un mérito del diseño del impuesto sino expresión de un mercado laboral totalmente deteriorado. La inmensa mayoría de los trabajadores ni siquiera son alcanzados por este impuesto justamente porque su salario no alcanza para llegar a fin de mes.

Un 40 % de los trabajadores del país se encuentra en la informalidad laboral y con salarios de miseria que pierden mes a mesa contra la inflación.

Se dice que el Impuesto a las Ganancias es uno de los tributos más progresivos porque se aplica por escalas de ingresos. Así, en teoría, debería incidir más sobre quienes más ganan. Pero en los hechos la aplicación es muy asimétrica, ya que se grava directamente tanto a las ganancias de empresas como a las personas físicas. En 2015 de cada $ 2 que aportaban los asalariados por la recaudación del impuesto, las empresas lo hicieron solo con un $ 1. Visto de otro modo: los trabajadores contribuyeron con el 65 % de la recaudación por ganancias.

El planteo de fondo que promueve la izquierda es eliminar este impuesto a la cuarta categoría para trabajadores bajo convenio y para jubilados. Porque el salario no es ganancia.

Te puede interesar: El salario no es ganancia, pero un millón de trabajadores seguirán pagando el impuesto




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias