×
×
Red Internacional

Fútbol femenino.Futbolistas platenses contra la violencia machista en el aniversario del NiUnaMenos

Jugadoras de La Liga Amateur Platense se expresaron al cumplirse seis años del primer grito por "Ni una menos" y destacaron sus luchas y demandas en una disciplina con gran repercusión a nivel nacional pero con muchas conquistas pendientes.

Eve EspósitoCorresponsal LID

Lunes 7 de junio | 20:12

Entrenan entre dos y cuatros veces a la semana, juegan los domingos, laburan (algunas hasta en más de un lugar), estudian, crían a sus hijes, se trasladan desde lejos, otras juegan en el club de su barrio. Tienen entre 16 y 42 años en la mayoría de los casos de equipos de Reserva y Primera División y comparten el mismo entusiasmo por el fútbol. Un deporte que durante muchos años a los ojos de todes era de exclusividad para los varones.

Hoy, y desde hace unos buenos años, las futbolistas han tomado las canchas y comenzaron una ardua pelea por la visibilización y el reconocimiento por las que no pudieron jugar antes, por las que lo hicieron en una precariedad mayor a la de hoy, por las que están dando sus primeros pasos y también por las que vendrán.

"A toda la hinchada se le notifica que la histórica y mítica relación monogámica entre el hombre y el fútbol ha sido rota por las pibas. En jugada magistral hemos robado la pelota y enhebrado un centro de ensueño dentro del área chica de la cultura patriarcal, que concluyó en impecable y certero gol de cabeza, y al ángulo", este texto pertenece al Manifiesto del fútbol descolonizador y encarna junto con el coro de la canción que popularizaron las protagonistas de esta disciplina en todas sus categorías ("Llevamos en los botines revolución"), importantes eslabones para entender el pasado, el presente y lo que añoramos a futuro.

"Hay muchísimas peleas que aún tenemos que dar. Y más que nunca. Como jugadoras de fútbol, y sobre todo en el fútbol amateur, vivimos desigualdades enormes con respecto a las categorias masculinas. Los clubes, evidentemente, aun no toman dimensión que "ser iguales" y tener los mismos derechos que los pibes es fundamental. Algo tan básico como tener a disposición la cancha la misma cantidad de horas, y no lo que sobra.

Aunque parezca algo imposible, apuntamos a que el fútbol sea feminista. Inclusivo y para todxs", señala Mariela Russo, defensora de Círculo Cultural Tolosano, uno de los tantos equipos que milita en la categoría A de La Liga Amateur Platense.

Paula Ribas, arquera de Forever, entiende que "merecemos el espacio que tiene el Masculino y nos generan siempre distintos tipos de obstáculos para llegar. Estamos insertadas en una disciplina en la que el apoyo surge de nuestras pares, muy pocos son los casos donde se hace visible el acompañamiento desde un rango superior a nuestro laburo a pulmón. Siempre hay nuevos ’peros’, nuevos ’porques’ o distintos motivos para tenernos ahí, debajo del ala en la disciplina. Hacen y deshacen el espacio del femenino al antojo del dirigente de turno. Hay que confiar en que quien tenga la voz de mando de la instrucción ’banque a las pibas’, si no, a resolver, a empezar de nuevo". La futbolista indica lo que todes sabemos pero hoy lo queremos gritar: estamos en plena lucha por obtener derechos básicos en nuestros clubes y en la propia institución madre de este deporte en la Región.

Podés leer: "Es una construcción social el hecho de que la mujer no tenga espacio en el deporte"

Hace seis años que la LAP (Liga Amateur Platense) le abrió las puertas al fútbol practicado por las pibas, primero en cancha de 7 y luego en 11, como ocurre actualmente, y en grado de obligatoriedad para cada institución que tenga equipo masculino. Sin embargo, las trabas que encontramos a la hora de practicar este deporte con las mismas posibilidades que nuestros pares varones, son muchas: la disponibilidad de espacio dentro de los clubes, las restricciones de edad, el amateurismo, lo económico, la falta de apoyo, etc.

"Es necesaria la comunicación con delegadxs de los clubes, su mayoría son hombres y seguimos sin cupo femenino. Debemos luchar por espacios de toma de decisiones en las instituciones deportivas. Pero por sobre todo, voz femenina en las decisiones de la Liga Amateur Platense", indicó Ribas.

Foto: FUTFEMFOREVER. EMECEBEPH
Foto: FUTFEMFOREVER. EMECEBEPH

Las instituciones barriales que albergan a cientos de jugadoras también pelean para que se pueda tener un espacio, pero con los límites objetivos que tienen cada uno de ellos. "Entendiendo a los clubes de barrio como actores fundamentales en el crecimiento y la educación, es que es necesario que cuenten con escuelitas de fútbol mixtas, donde se les enseñen valores aplicables a la vida toda. Y por otro lado, es necesario que nos vean. Visibilizar a una piba jugando al fútbol (en los medios masivos de comunicación, por ejemplo) hace que las nenas vean esa posibilidad. Que sepan que ellas también pueden jugar a la pelota", afirmó Russo.

La realidad a nivel nacional encuentran a varias Ligas en lucha. En Córdoba, las futbolistas están reclamando que son expulsadas de sus equipos debido a lo irrisorio de poner un límite de edad para poder jugar. Debido a esto, varias referentes y jugadoras de mucha experiencia se quedan sin torneo, sin competencia y, a la vez, varios equipos ven como se desarman los planteles.
Todo esto sin pensar siquiera en fomentar la formación de escuelitas de fútbol y alguna categoría similar al "Senior" de varones. Muy hábiles en sus funciones los responsables de la Liga cordobesa, sobre todo para con la parte femenina.

O lo que sucede actualmente en Río Grande, Tierra del Fuego, cuando debían disputarse el mes pasado las finales de las máximas categorías del Femenino y Masculino y la sub 17 de este último y debido al fallecimiento de un dirigente, se procedió a suspender solamente el partido decisivo de las futbolistas. El club Sacachispas, uno de los finalistas, elevó una carta a AFA quejándose de esto. La respuesta: un año de sanción al club, jugadoras y el presidente.

La AFA inclusiva y del futuro del fútbol femenino que prometió Tapia se parece mucho al discurso de Alberto Fernández y su fin del patriarcado. Relatos de hombres con poder que nunca van a estar en nuestros zapatos o botines y promesas que se hacen humo.

"Seguimos luchando por la igualdad de recursos, de tiempo, de publicidad y transmisión y sobre todo de inclusión. Creo que merecemos la misma importancia en equipamiento, presupuesto, estadios y demás cuestiones como la tiene el futbol masculino" expresó Milena Colantonio, defensora del club de Tolosa. Ese es el camino que Tapia prometió pero que adeuda a nivel federal.

Victoria Volantín, defensora del club Forever, dijo: "que nos tomen enserio y no como una ’obligación’ para que el masculino en en todas sus categorías pueda ser parte de la Liga. Que seamos consideradas deportistas, futbolistas y no como unas pibitas que lo hacen recreativo. Es necesario sacar de ese lugar a la disciplina. El futbol es fútbol lo juegue quién lo juegue. Es urgente que existan las mismas disposiciones de espacios, no porque seamos mujeres tenemos que entrenar o competir en la cancha auxiliar, en una rambla o en el potrero de la esquina y en cualquier horario porque primero tiene que usarlo el masculino".

La futbolista expresó las reivindicaciones de todas las que competimos y agregó: "Falta presencia femenina en las Comisiones Directivas de los clubes y ni hablar dentro de La Liga, así como también más mujeres en los cuerpos técnicos, pares que tengan voz. Pero viendo lo que ocurre en AFA femenino y observando que esa es la referencia, el cambio es más profundo de lo que se puede dimensionar".

Por eso peleamos por estar organizadas y unidas, a pesar de los colores, de las realidades de cada club, de las diferencias que puedan surgir: "Me parece
fundamental que podamos pensar un fútbol que reclame por los mismos derechos y condiciones que el masculino, pero no por ello reproducir la lógica y el funcionamiento de ellos, en donde por ejemplo es muy difícil que un varón gay o trans tenga espacio en la Liga, porque cualquier cosa que va por fuera de la masculinidad hegemónica es tildado de ’puto’. Nuestro fútbol es de lesbianas, trans, no binaries y de mujeres. Y creo que también, ante los discursos transfóbicos tenemos que defender esto, que creo también es nuestra potencia: el fútbol es de todes", remató María Etcheverry, lateral del equipo del barrio El Mondongo, profundizando cuestiones que muches peleamos por visibilizar en nuestro fútbol.

Como por ejemplo a través de Comisiones de Género en los clubes, de protocolos para actuar en casos de violencia machista o de odio hacia identidades lgbttiqnba, incluso amparades por la Ley Micaela a nivel provincial, pero resistida en la mayoría de los casos por las personas encargadas de introducirlas en las instituciones. Y resaltando algo que es moneda corriente en cada cancha: la reproducción y lógica del comportamiento de un fútbol al que no nos queremos parecer, porque entendemos que es un reflejo de un sistema que nos quiere empujar hacia ahí para encajar, y sin embargo nosotras queremos desaprender eso y edificarlo cada vez más equitativo y libre de cualquier violencia.

Gimena Ruscitti, de Tolosano, se unió a lo reclamado por sus pares: "Demando como jugadora tener las mismas posibilidades que los hombres en mi club. En cuestiones de tiempo de uso de la cancha, en márgenes de horarios y uso de elementos. Siempre la prioridad la tiene el Masculino. Desde la Primera hasta las Inferiores. Sin olvidar la constante ninguneada q les pegan a las pibas de clubes de Primera AFA. Que no cobran casi nada y que siendo profesionales no pueden vivir del deporte".

Con el caso de las jugadoras de Villa San Carlos que militan en la Primera División de AFA y tuvieron que pedir dinero a través de sus redes sociales para viajar a Rosario a disputar su encuentro con Central, se refuerza lo dicho por la volante del CCT.

Te puede interesar:#AlertaDeportes: qué pasa con el fútbol femenino en AFA

Las lesiones y la falta de cobertura para las futbolistas es otro tema importante para tomar en nuestras manos, sobre todo con el caso de Micaela Castillo de Talleres Provincial que desde el mes pasado acudió a la misma herramienta que las "Villeras" para poder costear su recuperación luego de una grave lesión. Es moneda corriente que las jugadoras se tengan que hacer cargo de las lesiones, los procedimientos y consultas médicas, la recuperación, las faltas al trabajo, la posibilidad de despido y las infinitas dificultades que genera cualquier acontecimiento de ese tipo dentro de una cancha. Siempre nos patean la pelota para nuestro lado. Y la solidaridad siempre viene del mismo sitio: futbolistas, cuerpos técnicos y algunas dirigencias.

"Luchamos por un fútbol femenino profesional igualitario. Por un fútbol inclusivo. Por puestos de trabajo dignos como DTs, en cuerpos técnicos y en las Comisiones de clubes. Por erradicar la violencia en el deporte y por espacios donde haya personas capacitadas en perspectiva de género. El patriarcado opera no jerarquizando ni valorando a las mujeres y disidencias sexuales en los ámbitos de saber y de poder dentro y fuera de la cancha, ejerciendo violencia sobre lxs mismxs", concluye, en palabras que pueden ser de todes, Josefina Derdoy, delantera de Tolosano.

Y resuena de nuevo bien fuerte que "el fútbol va a ser de todes o no va a ser". Porque la pelea la damos en conjunto para terminar con todo lo que nos impide progresar, crecer, ser nuestro espacio de ocio, político, dentro de las canchas en las que nos plantamos cada día cada une con objetivos distintos, pero con una misma pasión: el fútbol.

Porque necesitamos que nos tomen en serio en todos los estamentos y ámbitos, que sea una decisión política fomentar y apostar al desarrollo de esta práctica. Las leyes son muy progresivas y nos dan mucho material y espacio para pensarnos y desde dónde luchar, pero no pueden ser "papel mojado", porque ni este gobierno ni el anterior tuvieron una política fuerte hacia el fútbol femenino.

Del mismo modo los Ministerios que se disfrazan de aliados e inclusivos pero que terminan siendo de cartón, que culminan con compañeras que fueron de lucha quedándose en sus sillas y en sus casas cómodas mientras somos nosotres quiénes transitamos por todas las violencias y desigualdades, que no hay políticas serias ni presupuesto para combatir la violencia machista. Los desafíos los conocemos, y queremos dar la batalla para cambiarlo todo, para la tan ansiada revolución en las canchas y fuera de ellas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias