×
×
Red Internacional

El mes pasado, miles viajamos hasta San Luis para el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias. Desde allí, muchas volvieron con reflexiones, conclusiones y desafíos que pueden extenderse para quienes luchan contra toda forma de opresión y explotación. Entonces, ¿cómo la seguimos?

Hace casi un mes, miles de mujeres y disidencias viajaban a San Luis para el 35 Encuentro Plurinacional de Mujeres y Lesbianas, Trans, Travestis, Intersexuales, Bisexuales y No binaries. Allí, luego de dos años de pandemia que impidieron su realización, nos congregamos para debatir, intercambiar, posicionarnos frente a todas las formas de opresión y explotación que nos condenan a vidas precarias cada vez más, debido al ajuste que descarga el gobierno de Alberto Fernández, Cristina Fernández y Massa, y los gobiernos locales como el de Schiaretti y Llaryora sobre las espaldas del pueblo trabajador.

Nuestras voces

Miles de quienes allí estuvimos, nos volvimos convencidas de nuestra fuerza, la de la organización, la de la solidaridad tejida a través de múltiples luchas tal como expresaba Fabiana, docente de arquitectura de la UNC, que luego de 5 años de intentar ir y trabas familiares que se lo impedían, por primera vez estuvo en un Encuentro porque “pude soltar”, dice orgullosa. Al regresar, muchas de estas conclusiones se repetían entre las que iban por primera vez.

Fabiana se vio impactada por la cantidad de gente que participa de un Encuentro, y que a pesar de su enorme masividad y rodeada de personas desconocidas, pudo sentirse segura y con “la sensación de estar en familia”. Sara, estudiante secundaria, señalaba también que le encantó poder hablar con cualquier otra mujer y compartir un mate. Esa emoción de encontrarse con otras, también era destacada por Irma, trabajadora precarizada del programa alimentario provincial para las escuelas, PAICOR, quien dice haberse sentido “acompañada por tanta gente” y comprendida. Ella volvió contenta de poder llevar su lucha y la de sus compañeras contra la precarización laboral, al debate en los talleres donde se cuentan tantos casos como los de ellas.

Te puede interesar: Video: Qué dicen las mujeres de Neuquén del Encuentro que se realizó en San Luis

Lorena es Licenciada en Administración de empresas y actualmente desocupada, ella señalaba que lo que la llevó a aceptar la invitación para ir a este Encuentro Plurinacional, fue que se vio “movilizada por cuestiones personales” que la llevaron a replantearse la manera de ver la sociedad y que la decidió empezar a involucrarse. Como muchas de las mujeres, ocupadas y desocupadas que viajaron hasta San Luis, ven cómo la crisis social, la falta de derechos, la violencia que recae sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas es extendida en todo el territorio.

"Vernos allí, en los talleres, “el interés de mujeres de tan diversos orígenes, territorios y situaciones de vida intentando encontrar soluciones, o apoyo en sus luchas personales y de comunidad, me impactó; así como también la cantidad de personas que asistieron al encuentro, realmente movilizándose desde lejos, dejando sus cosas, familias, para apostar a este momento de compartir y reencontrarse con la fuerza femenina, que yo por lo menos, tenía olvidada”, concluía Lorena. En el mismo sentido, Sara apuntaba que haber ido al encuentro fue una experiencia muy buena para reconocer y visibilizar la vivencia y experiencias de otras mujeres de todo el país, para apoyarnos y seguir alzando la voz.

Te puede interesar: Laura Vilches: Seamos miles contra el ajuste del FMI, la represión y porque nadie decida por nosotras

Para Rusia, quien se decidió a ir por primera vez la realidad para las personas trans, las disidencias y las mujeres “es muy dura”: En el en el capitalismo no hay lugar para nosotres, transitamos en el día a día situaciones incómodas, discriminadoras y de opresión en todo ámbito. Lo que más la impacto, señala también, es la masividad, aunque destaca la similitud de experiencias con personas de todo el país y que las organizaciones afines al gobierno se lavan las manos continuamente en todos sus discursos para desresponsabilizar a les responsables politicos de siempre como Alberto, Cristina y Massa reprimiendo a las mapu tres dias antes del encuentro". Ante esta situación, como miles de participantes de estos espacios, Rusia se llevó también la bronca y el entusiasmo de que somos muches, de que podemos parar la pelota porque tenemos un potencial enorme si estamos organizades y que pocas organizaciones verdaderamente apuestan a que esa fuerza se exprese.

Te puede interesar: Un 35° Encuentro atravesado por una profunda crisis social y política

La potencia de saberse organizadas y luchando por objetivos comunes, es una de las singularidades de estos encuentros que hacen, como decía Fabiana, "sentirnos orgullosas de que éstos sucedan en Argentina" mostrando la fuerza de mujeres como las Abuelas y Madres de Plaza que en su lucha nos dejaron una herencia valiosa, que continuarían las madres que lucha contra el gatillo fácil y la violencia policial; las madres, hermanas, amigas y tías que buscan a las desaparecidas por las redes de trata o que luchan contra los femicidios y la violencia patriarcal que se cobra una vida cada 30 horas en nuestro país y que apunta a la responsabilidad del estado y los gobiernos frente a esta situación.

La fuerza de la organización

La conclusión es clara: bajo el individualismo y el "sálvese quien pueda" que alienta la derecha y la amenaza de "la derecha que avanza" que agitan los defensores del gobierno del Frente de Todos para hacer digerible el ajuste, el movimiento de mujeres y disidencias muestra que el camino de la solidaridad, la experiencia y lucha colectiva, en suma, la organización para defender nuestros derechos y conquistar nuevos como hicimos con el derecho al aborto, es una realidad posible.

Lo mismo demostraba, por esos días, la lucha de los trabajadores del neumático, que se desarrollaba en las semanas previas al propio Encuentro Plurinacional, y el debate volvía a imponerse en la agenda, como cuando la marea verde por la legalización del aborto estaba en escena: que plantarse contra las patronales, el gobierno, los medios de comunicación y todos aquellos que se oponen a que tengamos condiciones de trabajo y vida dignas, vale la pena. Así tengamos en frente enemigos poderosos, si tejemos alianzas entre los sectores populares y unimos las fuerzas de la clase trabajadora ocupada y desocupada, se puede ganar.

Por eso, como reconocieron muchas de las compañeras que viajaba por primera vez con Pan y Rosas, la apuesta de nuestra organización, el PTS, es en pie un enorme movimiento consciente para la lucha por nuestros derechos. Como señalan tanto Fabiana como Lorena, “conocer los fundamentos, los pilares o ejes que las mueven como organización”, es fundamental “para entender cómo estos afectan a todas las mujeres y diversidades” porque el ajuste y sus responsables con nombre y apellido, que desde Pan y Rosas señalamos en cada taller, fue un aspecto distintivo de este viaje San Luis. Como dice Rusia, “yo creo que si no hubiéramos estado ahí, estas cosas se decían poco y nada”.

Como señala Andrea D’Atri, a pesar de todos los intentos que hizo la Comisión Organizadora, afín al gobierno del Frente de Todos, para que el señalamiento de los responsables políticos del ajuste y la represión descargada sobre las mayorías populares no fuese nombrado, la enorme delegación de Pan y Rosas, se preparó para dar esa batalla, porque lo que no se nombra “no existe”.

Te puede interesar: Entrevista con Andrea D’Atri. Feminismo y marxismo

¿Qué pasa en Córdoba?

Así como a nivel nacional, los responsables del ajuste tienen nombre, en Córdoba, los gobiernos de Schiaretti y Llaryora son los responsables de los índices altísimos de pobreza que vive la clase trabajadora, y que afecta particularmente a las mujeres y disidencias.

Según un informe presentado en el Foro de Rectores Córdoba a fines de 2021, en nuestra provincia se profundizó el trabajo infantil, las y los jóvenes tuvieron aún mayores dificultades para encontrar trabajo y esto se vio acentuado entre mujeres y disidencias de todas las edades.

A pesar de la reactivación económica, los puestos de trabajo en la provincia no se recuperaron y tampoco hubo una disminución de la desigualdad, sobre todo en el Gran Córdoba que tiene uno de los índices de pobreza más altos del país.

Por eso, este 2022 vimos distintos sectores que salieron a las calles, para pelear contra la degradación de las condiciones de vida, y fueron mujeres y disidencias las que estuvieron al frente. Así se expresó con la lucha de los movimientos sociales, la enorme movilización y huelgas de las trabajadoras docentes, o la pelea contra los recortes en discapacidad, protagonizados mayoritariamente por mujeres ocupadas y desocupadas. Muchas de quienes nos movilizamos desde distintos puntos del país al Encuentro Plurinacional de San Luis.

No es casual, entonces, que el gobierno provincial haya lanzado desde la Legislatura cordobesa, una avanzada contra la protesta social, secundado por la UCR y el PRO. El gobierno de Hacemos por Córdoba junto a la oposición de Juntos por Córdoba, pretenden regimentar y prohibir la protesta social amenazando con penalizaciones, multas, despidos y hasta la cárcel para quienes no “pidan permiso” al gobierno provincial 48 hs. antes de cada manifestación y sean autorizados. Son los mismos legisladores pro patronales los que quedaron expuestos (a partir del "Caso González"), con todos sus privilegios de casta, los que quieren regimentar nuestro derecho a la protesta. ¿Con qué autoridad?

Te puede interesar: ¿Cómo es el proyecto del PJ y la UCR que quiere prohibir la protesta’

Las mujeres y disidencias ya vimos este accionar hace ya casi un año, cuando el 25 de noviembre pasado, Día de Lucha contra la Violencia machista, quisieron obligarnos a movilizarnos por “media calzada” a pesar de ser miles y miles las que salimos a las calles para exigir presupuesto contra las violencias, denunciar la precarización y señalar la responsabilidad del estado provincial y el PJ cordobés.

Las compañeras y compañeros que luchan en defensa del ambiente, también saben de estos ataques, porque también han sido detenidos y procesados, siendo la mayoría mujeres.

Las políticas de ajuste que implementan, no pasan sin represión, y por eso quieren que vayamos inclusive contra las propias conclusiones que venimos sacando las mujeres y disidencias y que se expresaron en el último Encuentro Plurinacional: que sin lucha y movilización en las calles no avanzaríamos ni un centímetro en nuestras causas.

De esto podemos dar testimonio quienes peleamos exigiendo Justicia para Nora y logramos la imputación de dos responsables del poder judicial; las trabajadoras del Polo de la Mujer que conquistaron la reincorporación y el pase a contrato; las madres como Viviana Alegre, Soledad Laciar o Gabriela Sanso, quienes luchan contra la violencia policial y el gatillo fácil; las madres y abogadas como la de Nora o Nadia (Myriam Sabatino, Natalia Bilbao y Mara Beltrame) o las docentes que peleamos por aumento salarial y contra la precarización y el abuso laboral, junto a las trabajadoras de la limpieza, PAICOR.

Pero también le temen a símbolo de unidad que empezó a tejerse entre las familias que se movilizan exigiendo trabajo genuino junto a los sectores ocupados como la que se dio en la fábrica Bagley o en el marco de la lucha salarial docente. A esa unidad también le temen y preventivamente, quieren evitarla porque los empresarios y sus gobiernos de políticos provilegiados saben que es poderosísima.

Con estos proyectos que debaten en la Legislatura, buscan evitar la unidad entre trabajadoras y trabajadores ocupados y desocupados, quieren que las organizaciones sociales, políticas y gremiales, así como del movimiento feminista, de las disidencias o ambiental aceptemos mansamente la realidad de un sistema social que nos condena cada vez más a la miseria, la explotación, la muerte y la destrucción ambiental.

Preparar nuestra respuesta

Por eso, para este próximo 16 de noviembre estamos preparando una respuesta unitaria ante este último ataque, junto a numerosos sectores gremiales, sociales y políticos. El PTS y el FITU fuimos impulsores de una Multisectorial que busca coordinar la respuesta ante el ataque a nuestro derecho a la protesta y buscamos una respuesta contundente en las calles ante esta avanzada de Hacemos por Córdoba y Juntos por el Córdoba.

Te puede interesar: Importante convocatoria del FITU contra el intento de limitar la protesta social

Pero es fundamental comprender también, que así como no es necesario un Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias cada un año para pelear contra la opresión, tampoco es suficiente una movilización para parar el ajuste en curos.

Por eso, desde el PTS estamos impulsando un Encuentro Nacional y encuentros regionales para coordinar las luchas que se prepare para poner en pie una gran Coordinadora de trabajadores ocupados y desocupados que nuclee todas las luchas. Una coordinadora que se vuelva una verdadera institución surgida desde abajo para organizarnos contra el ajuste del FMI y sus gobiernos, contra las burocracias de todo tipo que limitan nuestras fuerzas, y por todas nuestras demandas.

Pero también sabemos que sin la fuerza organizada que amplifique el rechazo a estas avanzadas reaccionarias y lleve a cada lugar de trabajo y estudio, a cada territorio, la necesidad de construir una fuerza política socialista y de la clase trabajadora, difícilmente podamos estar a la altura de los ataques que vendrán.

Te puede interesar: Cinco propuestas para debatir en las asambleas abiertas del PTS

Por eso, invitamos a todos los compañeros y compañeras que quieran debatir la situación en Córdoba y el país a las 100 asambleas del PTS que realizaremos los días 11, 12 y 13 de noviembre. Allí debatiremos cómo enfrentamos esta ofensiva contra los trabajadores y cómo nos preparamos para poner en pie un partido propio, un partido socialista y revolucionario de la clase trabajadora, las mujeres y disidencias y la juventud que articule desde abajo y de manera permanente nuestra enorme fuerza social, esa que vimos emerger en la marea verde, los Encuentros Plurinacionales o las luchas como las del neumático o ahora, de lostrabajadores de la salud. Te esperamos.

Te puede interesar: [100 asambleas abiertas del PTS-FITU conocé todas las fechas y lugares para poder partipar->https://www.laizquierdadiario.com/100-asambleas-abiertas-del-PTS-FITU-conoce-todas-las-fechas-y-lugares-para-poder-participar


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Fuimos-miles-en-el-Encuentro-de-San-Luis-como-la-seguimos