×
×
Red Internacional

Prensa internacional. Fuerzas rusas avanzan sobre Kiev, pero más lento de lo que planeaban

Publicamos a continaución extractos de un artículo de Economist sobre la ralentización de la avanzada rusa a medida que ingresa en Kiev.

Sábado 26 de febrero | 11:41

El presente artículo es parte de la sección "Partes de guerra de la prensa internacional", donde se publican artículos de distintos medios, incluidos los de la prensa burguesa internacional, que pueden ser de interes para nuestros lectores para el seguimiento del conflicto. Estas no reflejan la opinión editorial de La Izquierda Diario.


Cuando la incursión de Rusia contra Ucrania comenzó antes del amanecer del jueves, muchos esperaban una guerra relámpago. Más de 150.000 soldados rusos estaban apostados en la frontera de Ucrania; los aviones de combate se concentraron en Bielorrusia; los paracaidistas estaban listos. Sin embargo, en muchos sentidos, los dos primeros días de la guerra han sido menos abrumadores.

Los ataques con misiles rusos que iniciaron la guerra fueron relativamente ligeros, no el ataque implacable que muchos habían pronosticado. También hubo informes de misiles fallidos. Uno fue visto en el pavimento en Kharkiv , la segunda ciudad más grande de Ucrania. Rusia no acabó con la fuerza aérea de Ucrania en tierra y se vieron aviones en el aire durante el primer día de combates. Los soldados ucranianos hicieron un buen uso de sus armas antitanque suministradas por Occidente, eliminando muchos vehículos blindados.

Rusia hizo avances importantes (...) sin embargo, fue más lento de lo que el Kremlin podría haber esperado. “El pensamiento de Moscú sobre esta guerra parece haber estado teñido de optimismo bélico”, dice Michael Kofman de CNA, un grupo de investigación. “Parecía que las fuerzas rusas esperaban un colapso militar [ucraniano] más rápido y victorias más fáciles”.. (...) Además, Gran Bretaña estimó que hubo 450 bajas rusas. Las fuerzas armadas de Ucrania reclamaron miles, aunque eso parece poco probable.
El esfuerzo ruso para apoderarse de un aeropuerto cerca de Kiev con un descarado asalto en helicóptero no fue exitoso, y Ucrania recuperó rápidamente la instalación. Se cree que ha cambiado de manos varias veces. Una fuente dice que ahora está nuevamente en manos rusas, aunque Ucrania ha destruido la pista.

Está claro que ciudad de Kiev es la clave. Rusia se acercó a la capital desde Bielorrusia a lo largo de varios ejes, tanto al este como al oeste de la capital, en un movimiento de pinza. No todos tuvieron éxito. (...) Gran Bretaña dice que la “gran parte” de las fuerzas rusas que se dirigían a Kiev permaneció a más de 50 km del centro de la ciudad.

Algunos analistas son pesimistas sobre las perspectivas de la ciudad. “La situación parece grave en este momento”, escribió Konrad Muzyka de Rochan Consulting. Si la capital cayera, señala, “la expectativa es que todas las unidades ucranianas combatientes se rindan y que cesen las operaciones militares. Este conflicto puede ser más corto de lo que nadie esperaba”. Otros están menos seguros.

Una semana antes de la guerra, el Royal United Services Institute, un grupo de expertos, publicó un informe que describe la penetración sustancial de Kiev por parte del personal de inteligencia y fuerzas especiales rusas en los últimos meses. Nick Reynolds, uno de los coautores de ese informe, dice que está observando de cerca para ver si estos son activados o neutralizados por los servicios de seguridad de Ucrania, que los han estado monitoreando. Aunque los quintacolumnistas rusos con armas ligeras no pudieron tomar y mantener sitios estratégicos por mucho tiempo, la "amenaza dual" de los tanques que se acercan desde el exterior, una vez que llegan allí, y la subversión interna podría socavar al gobierno.

Ben Barry, un ex oficial del ejército británico que ahora trabaja en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, otro grupo de expertos, advierte contra sacar demasiadas lecciones de los primeros dos días de lucha. Aunque es posible que los rusos no hayan logrado sus objetivos iniciales rápidamente, "tampoco lo hicieron los británicos y los estadounidenses en el Día D". Lo importante entonces, y ahora, dice, es que los atacantes establecieron una masa crítica de fuerzas que no pudieron ser desalojadas.

De hecho, la doctrina militar rusa (como la soviética) requiere múltiples “escalones” de fuerzas, con fuerzas pesadas mantenidas en reserva. Rusia ha comprometido solo alrededor de 60 grupos tácticos de batallón de los 110 que se habían concentrado en la frontera de Ucrania, según un funcionario occidental. Ha habido poco uso de la guerra cibernética o electrónica o los drones. Algunos funcionarios sugieren que estos no se han utilizado debido a las deficiencias rusas; otros sospechan que simplemente se mantienen en reserva.

A pesar de su fracaso para derrotar a la fuerza aérea ucraniana y neutralizar rápidamente los misiles tierra-aire, es probable que Rusia obtenga la superioridad aérea en algún momento. Eso dificultará que el ejército de Ucrania concentre fuerzas y mueva las reservas a los puntos débiles, porque las aglomeraciones de fuerza pueden ser golpeadas desde el aire. El Sr. Barry hace una comparación con el ingreso de Estados Unidos a Bagdad en 2003. Las fuerzas blindadas estadounidenses relativamente modestas podían moverse a voluntad por la ciudad porque los defensores iraquíes no podían concentrar suficiente fuerza para detenerlos.

Eso no significa que será fácil para Rusia. Las fuerzas armadas de Ucrania se están concentrando en las ciudades, dándoles una posición defensiva más fuerte, dice el funcionario occidental. Incluso con el dominio de los cielos, la guerra urbana sería difícil y costosa tanto para los rusos como para los ucranianos. Aunque Rusia no se opone al uso indiscriminado de la fuerza donde sea necesario (ver Grozny, en Chechenia, y su campaña de bombardeos en Siria), podría tener motivos para ser cautelosa. Un video reciente en las redes sociales del líder de Chechenia, Ramzan Kadyrov, en el que exigió a Volodymyr Zelensky, el presidente de Ucrania, que se disculpe con Vladimir Putin, su homólogo ruso, sugirió que estaba más que listo para brindar apoyo. “Rusia probablemente pensó que una gran cantidad de bajas ucranianas haría más difícil lograr una solución política a largo plazo", dijo Rob Lee del King’s College London.

El 25 de febrero, Putin instó a las fuerzas armadas de Ucrania a derrocar al gobierno y negociar con el Kremlin. “Parece que será más fácil para nosotros llegar a un acuerdo con ustedes que con esta pandilla de drogadictos y neonazis”, dijo. Había pocas señales de que los generales ucranianos se sintieran tentados. “La pregunta”, dice el Sr. Lee, “es qué estaría dispuesta a hacer Rusia si los ucranianos continúan resistiendo y comienzan una insurgencia en las ciudades”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias