Internacional

BRASIL

Fuerte golpe al Lava Jato: exigimos la libertad inmediata de Lula

La Corte Suprema (STF) declaró inconstitucional la prisión de condenados en segunda instancia. Impuso así una fuerte derrota en la operación Lava Jato. Exigimos la liberación inmediata de Lula, sin proporcionar ningún apoyo político al PT, y la anulación de todos los juicios fraudulentos de Lava Jato. Que los casos de corrupción sean juzgados por un jurado popular y los jueces sean elegidos por el voto popular y ganen lo mismo que un maestro.

Viernes 8 de noviembre | 00:56

En la noche del jueves, el Supremo Tribunal Federal (STF, similar a la Corte Suprema en otros países), falló por 6 votos contra 5, en contra del arresto después de la condena en segunda instancia. Los 5 votos favorables a mantener el encarcelamiento correspondieron a los ministros Alexandre de Moraes, Edson Fachin, Luis Roberto Barroso, Luiz Fux y Cármen Lúcia, mientras que los 6 en contra, a Rosa Weber, Marco Aurélio, Ricardo Lewandowski, Celso de Mello y Dias Toffoli. Con esta decisión, el Tribunal Supremo, inflige una fuerte derrota a la causa Lava Jato que utilizó las detenciones, en causas juzgadas en segunda instancia de forma arbitraria.

Sin embargo, todo el proceso de la causa Lava Jato, alineada con los intereses imperialistas, continúa. Mientras que el STF da un golpe a la operación, se apropia de las herramientas del proceso de Lula para condicionar sus derechos en medio de su inminente liberación. Es por esto que es necesario luchar por el final de su proceso y por la libertad política del expresidente, así como la anulación de todos los ataques realizados por la operación, que jugó a favor del golpe institucional, dirigida por el exjuez Sérgio Moro y el fiscal Dallagnol.

Se confirmaron las predicciones de que Dias Toffoli finalmente tendría el voto decisivo. El fallo de la Corte puede beneficiar a Lula, arrestado arbitrariamente por el Lava Jato, esa fue la razón principal del aplazamiento del juicio.

Después de ser encarcelado durante cientos de días de forma arbitraria en el marco de la causa Lava Jato, las posibilidades de Lula de salir de la cárcel nunca han sido mayores. Esta decisión plantea una serie de cuestiones en la política nacional e internacional, tanto en el momento actual como hacia las elecciones de 2020.

Con esta sentencia, la Corte Suprema, una institución que jugó un papel central en el golpe institucional y el arresto arbitrario de Lula, se fortalece como un factor de tutela en el marco del Gobierno de Bolsonaro y las exageradas expresiones reaccionarias que desestabilizan su gobierno, y subordina más al Presidente a los designios del Congreso, además de dar un fuerte golpe que podría derrumbar la operación judicial Lava Jato. Al mismo tiempo, el Tribunal establece límites a la libertad del líder del PT. La demanda fraudulenta contra Lula continúa, ahora con un STF que tiene las herramientas para condicionar el desempeño del presidente.

La alianza que promovió el golpe institucional, el encarcelamiento de Lula y las elecciones manipuladas que llevaron a la presidencia a Bolsonaro, así como los defensores de ataques como la Reforma de la Seguridad Social, ahora compiten por posiciones de poder y el botín de los ataques. Por lo tanto, la Corte Suprema y sus aliados, como el líder en la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, y una parte importante del "centrão" (los partidos del centro político determinantes en el Congreso) y otros agentes, han podido aprovechar el momento de fragilidad del Gobierno. El resultado de la fricción entre Lava Jato, y conflictos dentro del propio partido oficialista, el PSL, actuaron para darle este duro golpe a sus oponentes y consolidar la subordinación del gobierno. Pero no solo ésto.

Durante meses, la operación Lava Jato se ha desgastado y sus figuras centrales como el ex juez Sérgio Moro y el fiscal Dallagnol quedaron expuestos en el escándalo por la filtración de chats, conocido como "Vaza Jato". Internacionalmente, sectores de los regímenes políticos europeos y los sectores del Partido Demócrata de los Estados Unidos colaboran para rehabilitar a Lula, lo que podría debilitar a Trump, principal socio de Bolsonaro. En América Latina, además de la derrota de Macri en Argentina, hay grandes manifestaciones populares como Chile, Ecuador, Haití, entre otros países, contra el programa de ajustes de los gobiernos.

Sin embargo, aún queda un problema por negociar: ¿cómo avanzar en la derrota de la Lava Jato, subordinar sus métodos arbitrarios, sin rehabilitar por completo a Lula? Este es un problema que les quita el sueño a Gilmar Mendes, Rodrigo Maia y sus aliados en la cúpula de la judicatura del Congreso, que se están preparando para las elecciones municipales de 2020. La situación de Lula es un factor clave que imprime todavía mayor importancia a las elecciones. Esto puede ser tanto un problema para los golpistas, como una medida de emergencia para calmar el estado de ánimo y dar más legitimidad al carcomido régimen político.







Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /    Sergio Moro   /    Lava Jato   /    Lula da Silva   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO