×
×
Red Internacional

Declaración de Contracorriente.¡Fuera el Ejército de Ceuta y las deportaciones! La juventud contra el imperialismo español

Jueves 20 de mayo | 18:00

El Gobierno español ha desplegado el ejército y ya hay más de 2.700 devoluciones de las 6.000 personas que han llegado a la frontera con Ceuta. Esta crisis migratoria se produce en el marco del aumento de las tensiones entre la Monarquía marroquí y la autodeterminación del pueblo saharaui, un conflicto en el que el colonialismo español tiene una responsabilidad histórica.

El Gobierno “más progresista de la historia” mantiene la misma política imperialista que los anteriores. Esta vez en lugar de delegar la tarea de reprimir a las personas migrantes en el represivo régimen marroquí, ha decidido mandar directamente al ejército a la frontera.

Es decir, en lugar de mandar hacer el trabajo sucio al socio represivo, un desacuerdo diplomático le ha pasado la tarea de apresar y devolver a las personas migrantes al ejército español. Ya hace años fue la policía española la que causó la muerte de 15 personas migrantes en la playa del Tarajal de forma impune.

Una labor racista que incluso fuerzas de la izquierda nos quieren vender como una actuación legítima ante una amenaza a la seguridad de uno de los enclaves del imperialismo español en África. Organizaciones como el Frente Obrero que se reclaman de izquierda y este sábado casi coinciden frente a la embajada de Marruecos con la Falange, y prácticamente en el discurso que “defiende la soberanía” de un país imperialista.

Sin tantas diferencias, el PCE llama a defender la “soberanía” de España frente al “chantaje de Marruecos” y figuras de Podemos justifican el despliegue. Estos son los partidos que empujarían hacia la izquierda al PSOE como socios de gobierno, un partido que lleva más de 30 años aplicando este tipo de políticas imperialistas.

Mientras, el gobierno mira para otro lado con el conflicto del Sahara, con las armas españolas con las que la policía asesina en Colombia o el ejército israelí en Palestina. De esta forma, es fiel ejecutor de las policías racistas de la Europa fortaleza que ha convertido el Mediterráneo en la fosa común de miles de personas que huían del hambre y la guerra.

Hace unas semanas todo el mundo ponía el grito en cielo – y con razón – por los carteles de Vox en Madrid que estigmatizaban y buscaban perseguir a los menores no acompañados, o cuando Santiago Abascal llama ahora a reforzar las fronteras y enviar el ejército ante la "invasión". Pero es el propio “gobierno más progresista de la historia” el que está enviando al ejército contra familias y niños.

Aunque los medios de comunicación traten de vender las imágenes de soldados “rescatando” migrantes, ocultan que después son devueltos de nuevo a su país para que seguir condenándolos a la miseria provocada por nuestras multinacionales. No es ninguna labor humanitaria, es imperialismo puro y duro. Quienes consigan no ser devueltos a Marruecos, serán utilizados como mano de obra barata en el Estado Español. Mientras, los menores que logren quedarse serán criminalizados y forzados a vivir en centros, siendo discriminados desde ahora y esperando a ser explotados en cuanto legalmente puedan empezar a trabajar.

La “izquierda” que aplica las políticas de la derecha solo les abre paso. Muchos de los y las migrantes que vemos estos días son jóvenes como nosotros y su lucha es también nuestra lucha. Porque los gobiernos que protegen las reformas laborales que nos precarizan, envían la policía a reprimirnos y mantienen la Ley Mordaza son los mismos que ahora envían el ejército a Ceuta contra migrantes.

Desde Contracorriente rechazamos la política criminal de este gobierno con el envío de tropas al enclave colonial de Ceuta y las devoluciones en caliente. Frente al imperialismo español, defendemos la inmediata devolución de los enclaves coloniales de Ceuta y Melilla, utilizados como base para defender los intereses del Estado Español y la UE en el continente. Igualmente exigimos la derogación de toda la legislación de extranjería, papeles para todes y el cierre inmediato de los CIEs.

Denunciamos la postura racista e imperialista de las organizaciones que se dicen de izquierda y se han posicionado de forma abiertamente reaccionaria en una crisis migratoria que es responsabilidad directa del expolio y los conflictos causados por el imperialismo español.

Seguiremos peleando contra este régimen heredero del franquismo y del colonialismo en África y por la solidaridad con la lucha de los pueblos que, en el Sahara, en Palestina o en todo el mundo enfrentan al imperialismo y los capitalistas que lo extienden.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias