×
×
Red Internacional

Prensa internacional. Frente a Rusia, el despertar de la Unión Europea

Publicamos esta editorial de Le Monde de Francia, muestra de cómo festeja la prensa burguesa europea la decisión de la Unión Europea de enviar "armas letales" a Ucrania.

Lunes 28 de febrero | 22:00

El presente artículo es parte de la sección "Partes de guerra de la prensa internacional", donde se publican artículos de distintos medios, incluidos los de la prensa burguesa internacional, que pueden ser de interes para nuestros lectores para el seguimiento del conflicto. Estas no reflejan la opinión editorial de La Izquierda Diario.


Al decidir sobre la ayuda financiera para enviar armas letales a las fuerzas ucranianas para resistir la agresión rusa, la UE ha roto “un tabú” y finalmente se está dando los medios para comportarse como una potencia geopolítica.

En el cuarto día de la guerra que desató contra Ucrania, Vladimir Putin ya tenía dos hazañas en su haber, el domingo 27 de febrero: devolvió a la OTAN su razón de ser y llevó a la Unión Europea a convertirse en una organización capaz de brindar ayuda militar a un país extranjero.

Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión, tiene razón: de hecho, es "un momento decisivo" , un punto de inflexión histórico en su política de defensa que la UE logró el domingo por la noche para acudir en ayuda de Ucrania bajo ataque. Bajo el liderazgo del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete aprobaron una ayuda de 450 millones de euros para financiar el envío de armamento letal a las fuerzas ucranianas para resistir la agresión rusa, así como de 50 millones para equipos no militares. Esta asistencia, que podría incluir aviones de combate, se suma a las entregas de armas ya prometidas individualmente por varios Estados miembros. Nunca antes la UE ha cumplido esta función. “Ha caído un tabú”, comentó el Sr. Borrell.

Además de las sanciones financieras y económicas contra Rusia ya decididas en los últimos días, la Comisión también anunció el domingo dos importantes medidas: la prohibición del espacio aéreo de la Unión a todos los aviones rusos o controlados por empresas rusas, y la prohibición de la retransmisión de medios rusos. RT y Sputnik, para bloquear su campaña de desinformación.

Bruselas acaba así de confirmar el adagio de que la UE solo avanza en las crisis, adagio ya probado durante la crisis del Covid-19. Reticente frente a Rusia en los últimos años, paralizada por las diferencias de sensibilidad de sus Estados miembros sobre este tema, la Unión ha sido hasta ahora incapaz de llevar a cabo una política clara y unida con respecto a Vladimir Putin. Las sanciones decididas después de la anexión de Crimea ciertamente se renovaron por unanimidad cada seis meses, pero lo fueron porque eran indoloras. La enormidad de la culpa del Sr. Putin esta vez provocó la conmoción europea necesaria.

"Una nueva era"

Para que este aumento fuera posible, fue necesario el impulso de los estados que estaban bloqueando. Hungría, por supuesto, cuyo primer ministro, Viktor Orban, acaba de sacrificar su amistad con el presidente Putin. Pero sobre todo Alemania, que acaba de culminar su propia revolución en defensa y seguridad. Es el turno dentro del turno. Después de días de cuestionamiento y fermento político provocado por la situación en Ucrania, el gobierno de Olaf Scholz se dio cuenta de lo obvio: ya no era posible quedarse al costado del camino.

“La invasión de Ucrania nos introdujo en una nueva era” , admitió el canciller ante el Bundestag el domingo, al anunciar que Alemania aumentaría su gasto en defensa a más del 2% de su PIB, más allá del mínimo establecido por la OTAN, y entregaría armas a Ucrania, lo que se ha negado a hacer hasta ahora. Más temprano, Berlín cedió a la presión y suspendió la autorización del gasoducto germano-ruso Nord Stream 2.

Estos cambios dramáticos, alemanes y europeos, tendrán consecuencias a largo plazo. Ante la tragedia de la guerra a sus puertas, Europa finalmente se está dando los medios para comportarse como una potencia geopolítica. Corresponde a los Estados miembros consolidar esta postura: la van a necesitar terriblemente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias