×
×
Red Internacional

La ministra de Seguridad y su par bonaerense alimentan su interna. Con definiciones sin filtro lanzadas al aire demuestran el “nivel” de la discusión política en las coaliciones políticas mayoritarias.

Lunes 30 de agosto | 13:13

La ministra de Seguridad nacional Sabina Frederic dijo el domingo por Radio Mitre que “Suiza es más tranquilo, pero más aburrido” que Argentina. Fue cuando le preguntaron si para evitar sufrir robos u otros hechos violentos hay que “irse del país”. Ella respondió que vivió en Holanda durante un tiempo y que su experiencia no indica que haya que irse. “Hay que tratar de hacer este país lo mejor posible”, sentenció.

El poco tacto de la ministra no parece ayudar mucho al Frente de Todos, si la intención no es dejarle servido en bandeja a la oposición de derecha las críticas y los ataques furiosos. Aunque luego haya querido explicar el por qué de su mención a Suiza (que se hizo tendencia en redes por sus dichos), no le alcanzó.

Te puede interesar: Sin grieta: Tolosa Paz y Santilli bancan a la Bonaerense en el caso Facundo Castro

Este lunes Luis Novaresio la entrevistó en Radio La Red y le preguntó sobre la frase. “Quieren decir que yo relativizo el problema de la inseguridad en Argentina y eso es falso, es un problema grave el que tenemos”, dijo Frederic. Reafirmó que, en términos de “inseguridad”, Suiza “es un país incomparable con Argentina” y que ella elige vivir en Argentina como “muchos”.

Seguramente no habla de las millones de trabajadoras y trabajadores que no sólo no pueden pagarse un pasaje en avión sino que viven en condiciones de extrema precariedad y no pueden elegir prácticamente nada.

Como si no formara parte del Frente de Todos, cuyos máximos referentes ya gobernaron durante las últimas décadas, Frederic diagnostica que el crecimiento de los delitos y de la llamada “inseguridad” creció exponencialmente en los años 90 y no paró hasta la actualidad. “”De 2018 a 2019 creció más el delito”, afirmó la ministra en referencia a los años en los que gobernó Mauricio Macri.

Era de esperar que las mayores críticas a Frederic llovieran desde las espadas de la derecha opositora, cuyo ejército de trolls convirtió a “Suiza” en TT de Twitter y descargó todo su discurso represivo y superficial sobre las verdaderas causas de los robos violentos y el crimen organizado, del que las mismas fuerzas de “seguridad” son parte protagónica (y no precisamente para evitarlos).

Segundos después de hablar con Frederic, Novaresio sacó al aire a Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense y referente del ala derecha del Frente de Todos. Ni lerdo ni perezoso, Berni descargó toda su puja interna con Frederic. Y lo hizo con argumentos que no tienen nada que envidiarle a Patricia Bullrich, Diego Santilli, María Vidal o el mismísimo Mauricio Macri.

Te puede interesar: Cara de piedra: Kicillof se acordó de Miguel Bru, pero “olvida” a Facundo Castro y otros pibes

“Recién, mientras esperaba, escuchaba decir que en Suiza no hay nada que hacer, pero si a usted le parece que educarse, trabajar y producir en un país como Suiza no hay nada que hacer, me parece que está viendo otro canal”, dijo de entrada Berni. “Creo que la imprudencia de las palabras es algo más que un acto fallido, es la evidencia de la absoluta incomprensión del país que se pretende gobernar”, remató.

Con tono despectivo hacia las ciencias sociales, el ministro chicaneó a la ministra por ser antropóloga (y no miembro de Ejército como él, quizás). “Hay quienes tienen una muy mirada romántica del Conurbano, lo pintan como un lugar casi idealizado donde conviven lo pintoresco, lo bizarro y hasta lo divertido, pero la realidad para los que vivimos en el Conurbano es otra”, sentenció Berni en respuesta a Frederic (que vive en Lomas de Zamora).

“Para ella el Conurbano es el campo del onanismo intelectual”, lanzó el excarapintada y médico militar, quien aprovechó el momento para lanzarse directamente contra el jefe de Frederic, Alberto Fernández. “Le parece aburrido Suiza, capaz que la disciplina le parece aburrida y por eso banca a la maestra que pretende adoctrinar a nuestros hijos”, dijo en referencia a la docente de La Matanza que fue filmada la semana pasada increpando a un alumno en clase.

Berni no desconoce que la docente condenada mediáticamente por la derecha opositora se identifica con su propio espacio político y con la misma “jefa”, Cristina Fernández. Sin embargo asume como propio el rabioso discurso de esa misma derecha. Y va por más.

“La verdad, no entiendo a qué se refiere sobre que en la provincia de Buenos Aires no es aburrido. Tal vez lo dice porque en la pandemia estuvo de fiesta, ¿no?”, en clara alusión al Olivosgate. “Nosotros en vez de estar de fiesta en la pandemia estuvimos trabajando y gestionando, no solamente una enfermedad endémica producida por un virus, sino también enfrentando los efectos de una enfermedad endémica como es la inseguridad”, lanzó Berni.

Berni es un “busca roña”, como dirían en el barrio. Frederic “está en otra frecuencia, la escuchaba decir que (ella) pone el cuerpo en la provincia de Buenos Aires, la invito a que venga a poner el cuerpo con nosotros. Ahora entiendo cuando nos esconde a las fuerzas federales, capaz para ella sea divertido jugar a las escondidas y le aburra la planificación y trabajar en conjunto”.

“Yo se los advertí hace un año y pico que esto iba a pasar”, dijo finalmente Berni para quien Frederic “cree que vivimos de joda y no sabe el daño que nos produce a los bonaerenses”. Y remató: “está tan de joda que en plena crisis del Olivosgate pidió la reelección del presidente Fernández”.

Te puede interesar: Olivosgate: la foto de una película de decepciones

El ministro hace su juego (y su propia campaña) de una manera que a más de una y uno del Frente de Todos debe causar urticaria. Si bien sus afirmaciones compiten entre sí para ver cuál queda más a la derecha de la derecha, la polarización con el Gobierno nacional no debería ser del agrado de su jefa Cristina ni de su jefe Kicillof. Parece que ahí la “disciplina” militar queda de lado y el ministro le da rienda suelta a sus pulsiones más genuinas.

La interna Berni-Frederic, con definiciones lanzadas al aire sin filtro y como si los protagonistas no fueran quienes conducen fuerzas represivas que, bajo sus gestiones, cometieron crímenes atroces que siguen impunes, demuestra el “nivel” del debate en plena campaña electoral.

Si Frederic le deja servido en bandeja los trending topic al macrismo y si Berni usa los dichos de Frederic para dirimir su interna con argumentos macristas, queda claro que otros temas más complejos y que hacen a la profunda crisis social y económica mucha “grieta” no hay.

Este lunes se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. Como se sabe, Frederic y Berni vienen cumpliendo un papel claramente favorable a la impunidad, con niveles de responsabilidad en algunos casos que se inscriben claramente en el encubrimiento y la complicidad.

Te puede interesar: Sergio Maldonado: “Al Frente de Todos no le interesa lo que pasó con Santiago”

Hace pocos días Sergio Maldonado acusó directamente al Frente de Todos de no interesarle, ni querer saber ni mucho menos que se haga justicia en el caso de su hermano Santiago, desaparecido y muerto en 2017 tras una brutal represión de Gendarmería, fuerza que hoy cumple órdenes de Frederic. Lo mismo puede decirse sobre el caso de Rafael Nahuel, asesinado por Prefectura en Villa Mascardi también en épocas de Patricia Bullrich.

Y de Berni, directamente, se puede hablar de complicidad total con desapariciones seguidas de muerte como las de Facundo Astudillo Castro en Villarino y Francisco Cruz en Florencio Varela, ocurridas en 2020 cuando el ministro encabezaba el plan de mano dura contra la población en el marco de la cuarentena decretada por el gobierno de Alberto Fernández. En la provincia, durante los meses más duros del ASPO, las muertes por violencia policial y del Estado en general crecieron exponencialmente.

Frederic y Berni se pelean por ver quién queda mejor parado ante las críticas y acusaciones del stablishment político-mediático en términos de “inseguridad”. Pero acuerdan en las cuestiones de fondo y por eso ambos expresan diferentes alas del mismo Frente de Todos. Por eso ni Alberto, ni Cristina ni Axel se preocupan mucho por hacerles bajar un cambio. Así está la cosa.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias