×
×
Red Internacional

Automovilismo.Fórmula 1: Max Verstappen, hacia el sol

Super Max, en una muestra excepcional de madurez en pista y bajo un manto anaranjado en las gradas, ganó el GP en casa y queda a 3 puntos por sobre Hamilton.

Domingo 5 de septiembre | 14:55

Intratable

Todo el fin de semana Verstappen se puso al hombro el gran premio de su casa, corriendo lo justo hasta la clasificación, haciendo ahí una vuelta increíble, obteniendo la pole sin DRS... Hoy el manejo fue clínico.

Con gestión de neumáticos y tiempos (que no es menor), es que podría haberse ido a una gestión más agresiva y ganar por un par de segundos más. Pero la estrategia funcionó perfectamente, respondiendo a las de los Mercedes, que lo intentó de dos formas distintas... Pero aún así no pudo.

La carga aerodinámica del Red Bull hizo lo suyo y en varios momentos Hamilton se quejó de lo rápidos que eran. Aún así tuvo sus momentos de máximo alcance, pero los ingenieros le hicieron levantar para no destruir los neumáticos, ya que faltaba bastante.

Impagable el final con la gente rugiendo al pasar del ganador. El humo anaranjado. La felicidad (un poco) medida de Max, que es consciente de que falta... Menos, pero falta... Y la diferencia entre los dos primeros nos está haciendo ver que esto se puede definir en la última jornada.

Checo Rocket y la pelea atrás

El piloto del día fue Pérez, que adelantó 11 autos, partiendo del pit y teniendo que hacer una parada adicional, después estuvo encendido, lo único que lo detuvo fue el tiempo, con un par de vueltas más hubiera terminado más adelante. Tuvo un momento complicado, cuando Lando le tiró el auto en una curva y se tocaron las ruedas... Temerario y frío, Checo no se detuvo y pasó.

En la primer vuelta hubo adelantamientos magistrales como el de Alonso y otros que no se concretaron, como los Ferraris al ataque de Gasly. Bastante movido en general y por suerte a pesar de muchos toques de ruedas y alerones, no hubo ningún accidente.

El único personaje infame, como siempre, Mazepin. Se cruzó de forma peligrosa constantemente, hasta que por suerte retiraron su auto. Siempre al borde de generar accidentes. Mick Schumacher manifestó que se quiere ir de ese equipo (donde el que pone la plata es el padre de Mazepin).

EL momento fue a dos vueltas del final, cuando Bottas terminó de sepultar cualquier posibilidad de seguir en Mercedes. Paró para darle una ventana a Lewis de pitstop para garantizar la vuelta rápida (ese puntito vital en la lucha por el campeonato) y al finlandés, claramente ofuscado no se le ocurrió otra cosa que volar, metiendo sectores violetas... Tres veces le pidieron que baje la velocidad. Pero era tarde. Lewis estuvo al límite y se metió e hizo la vuelta rápida en la última. Un despropósito, o un apice de rebeldía. Hermoso momento.

Acá te dejamos la clasificación completa.

El próximo finde se corre en otro histórico, Imola... Con sprint race para clasificar.

Vamos Ferrari, siempre.

*La canción del título es de Cuentos Borgeanos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias