REPRESIÓN

Fiscalía pide a Daniel 6 años de cárcel y 3000 euros de multa por manifestarse en solidaridad con el pueblo catalán

Daniel Gallardo fue uno de los cientos de jóvenes que el día 16 de Octubre se manifestó en Madrid en solidaridad con el pueblo catalán y en rechazo a la represión sufrida en las protestas contra la sentencia del procés. Hasta día de hoy, después de 7 meses, continúa en prisión preventiva a pesar de la inconsistencia de pruebas presentadas por la policía.

Domingo 24 de mayo | 14:02

En esta misma manifestación fue testigo de cómo los cuerpos del Estado cargaron contra una amiga suya y se vio obligado a intervenir. Así, fue arrestado por supuestas lesiones contra un agente de seguridad, además de desobediencia, resistencia a las autoridades y desórdenes públicos.

La principal prueba que se utilizó por parte de los denunciantes fue la imagen realizada en comisaría de un casco con el agujero de un palo de madera clavado, lo cual es bastante sospechoso pues supondría que el agente no se retiró el arma hasta llegar a comisaría. Además el agente que supuestamente recibió la agresión nunca fue hospitalizado y el parte de lesiones que se presentó en la denuncia data de dos horas antes y en una zona diferente al lugar de los hechos.

El movimiento antirrepresivo de Madrid también denunció que durante el tiempo que los detenidos fueron retenidos en el calabozo sufrieron varias humillaciones, amenazas e insultos por parte de los cuerpos de seguridad.

El aparato represivo del régimen no descansa ni en cuarentena. Ayer día 24 de mayo vimos como la fiscalía pide a Dani 6 años en prisión y que indemnice al agente denunciante con 3000 euros. Una petición realmente inadmisible por el hecho de asistir a una manifestación e intervenir en socorro durante un caso de brutalidad policial. Recordemos también que Dani no tiene antecedentes.

El ministro Marlaska afirmó durante los días de movilizaciones en Cataluña que los detenidos por las manifestaciones en contra de la sentencia del procés iban a permanecer en prisión preventiva hasta que acabaran las protestas. Clara ejemplificación de cómo el Gobierno, junto a PP, Ciudadanos y VOX, y todo el aparato judicial con la Corona al frente han buscado acallar todas aquellas protestas en contra de Régimen del 78.

A Dani se le está utilizando como cabeza de turco, como un ejemplo de castigo para todos aquellos que reivindican el derecho de autodeterminación del pueblo catalán. Su intención claramente no es otra que frenar la actividad política de la clase obrera a través de la política del miedo. El supuesto gobierno “progresista” que ahora mismo se encuentra al frente de este régimen criminal, sólo lo es respecto a lo que le interesa, para lo demás ya sabemos la fórmula: porras y cárcel.

Te puede interesar: "El Gobierno quiere una juventud que no piense y con miedo de ir a la cárcel". Entrevista a Sara y Juan, amigos de Dani

En los últimos días hemos sido testigos de cómo este mismo gobierno y las fuerzas policiales permiten a la extrema derecha convocar manifestaciones mientras prohíben las de las organizaciones de la izquierda y los movimientos sociales. Mientras en el Barrio Salamanca salen con total impunidad, el poder judicial se dedica a continuar procesos de represión a manifestantes de izquierda. La incipiente polarización social en las calles de todo el país está mostrando la parcialidad de clase en las respuestas del Estado y la policía.

Los policías que no faltaban en las cargas del 1 de Octubre en Cataluña para frenar un acto democrático como fue el referéndum o en la represión a las protestas contra la condena a los líderes del procés, ahora ya no se les ve tan agresivos. Más bien, los podemos encontrar en las aceras junto a los manifestantes de extrema derecha, aplaudiéndoles, mirando de lejos.

Dani no es el primero ni será el último en ser injustamente encarcelado para mantener el orden social preestablecido del Régimen monárquico del 78. Este es tan sólo un ejemplo de cómo el Estado burgués neoliberal es una herramienta útil para la clase dominante. Este Estado (disfrazado de neutralidad y objetividad) muestra un fuerte carácter represivo en cuanto se toca algunos de sus pilares fundamentales como son la Corona, las Fuerzas y Cuerpos del Estado o, en este caso especialmente, la unidad nacional.

Todo esto es una muestra más de que este gobierno autodenominado progresista pero que responde por los intereses del antidemocrático régimen monárquico no es la herramienta que necesitamos para frenar el ascenso de la extrema derecha. La izquierda reformista, como Unidas Podemos quiere que nos callemos y que regalemos las calles, nos dicen que la única vía posible es gobernar junto al PSOE neoliberal y represor mientras abandonan a su suerte a jóvenes presos políticos como Dani, víctima de montajes policiales.

Frente a la derrota que representa el “mal menor”, la juventud precaria y la clase trabajadora tenemos que movilizarnos y luchar, como hizo Dani, para recuperar nuestras calles y hacer que la crisis económica venidera la paguen los grandes capitalistas.

Hoy, más fuerte que nunca #DaniLibertad. No nos callarán.







Temas relacionados

Autodeterminación de Catalunya   /    Represión   /    Catalunya   /    Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO