×
×
Red Internacional

Cumbres G20 y COP26.Fernández regresó de la gira europea: reconocimiento y negociación de la deuda ilegal macrista

El objetivo de la gira fue pedir a los líderes mundiales concesiones para honrar la deuda ilegal contraída durante el macrismo. Obtuvo un comunicado “a revisar” del Fondo sobre la revisión de sobretasas, y anunció con pocas precisiones la inversión de una minera australiana para producir hidrógeno verde.

Miércoles 3 de noviembre | 11:17
Foto: Télam

Alberto Fernández arribó esta mañana en un vuelo proveniente de Glasgow, en una gira que incluyó a la cumbre del G20 en Roma y la de Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26). Viajó junto una comitiva integrada por varios ministros, entre ellos el de Economía, Martín Guzmán; el de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Medio Ambiente, Juan Cabandié; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y y el embajador argentino ante los Estados Unidos, Jorge Argüello.

Cabandié y Kulfas se quedaron en la ciudad escocesa para seguir participando en la COP26, que se extenderá hasta el 12 de este mes. En tanto, el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; permanecerán en Roma para continuar con la renegociación de la deuda con el FMI.

En Roma el presidente mantuvo reuniones con la directora del Fondo, Kristalina Georgieva, la cual fue calificada desde el oficialismo como un “buen encuentro”. Alrededor de esa reunión el presidente había agregado que “negociar con firmeza es recuperar soberanía”. Por su parte de esa reunión, la mandataria del organismo indicó que “trabajar juntos e identificar políticas sólidas para abordar los importantes desafíos económicos” de la Argentina.

Te puede interesar: Cumbre G20.Sin novedades: Alberto se reunió con Georgieva en Roma para pagar la deuda macrista

Con lo de “políticas sólidas”, Georgieva hacía alusión el solicitado“programa económico” que viene pidiendo el Fondo, y al que se refirió hace pocos días también el futuro embajador de Estados Unidos en Argentina en un comunicado, en el catalogó a Argentina como “un autobús turísitico al que las ruedas no le están funcionando”.

Desde el oficialismo presentaron como éxito la mención en el comunicado del G20 la evaluación de revisar las sobretasas que el FMI cobra a los países que se retrasan en sus pagos, como Argentina. En ese comunicado también se mencionó que se establezca un nuevo Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad para proporcionar financiación a largo plazo a los países de bajos ingresos. En Argentina los DEGs recibidos con ese fin se usaron ya para pagar la deuda que se tomó para financiar la campaña macrista y la fuga de capitales. Sin embargo, por el momento nada indicaría que el organismo ceda a estos pedidos, y el propio comunicado aclara que el tema en cuestión seguiría siendo discutido en el futuro por la burocracia de la entidad.

Te puede interesar: El G20 aconsejó la revisión de sobrecargos del FMI, pero la deuda igual es impagable

Otro acercamiento que fue a buscar el presidente en el marco de la negociación de la deuda fue con el presidente de EE.UU, Joe Biden, país con mayor influencia en el directorio del organismo de crédito. Pero Fernández no pudo lograr el encuentro bilateral que buscaba y tuvo que conformarse con una foto circunstancial.

Mientras siguen las negociaciones que parten de la resignación de reconocer y estar dispuesto a pagar una deuda contraída de forma fraudulenta, el Gobierno confirmó este miércoles que desembolsará otros US$ 1.892 millones en diciembre. La cuota sería saldada, nuevamente, con los Derechos Especiales de Giro (DEG) recibidos del mismo Fondo para paliar consecuencias de la pandemia.

Te puede interesar: Mientras negocia con el FMI, el Gobierno le pagará US$ 1.892 millones en diciembre

Desde que comenzó su gestión el Gobierno ya pagó más de 10 mil millones de dólares con distintos organismos internacionales, aun criticando el carácter de la deuda contraída por Macri con el FMI y en medio de una fuerte crisis social y económica, con más del 40% de la población en la pobreza.

En la segunda parte de la gira, el presidente y parte de la comitiva oficial que viajó a Europa viajaron a Glasgow para participar de la COP26. Se trata del foro más relevante en lo que refiere al cambio climático, en el que los líderes de las principales potencias hacen uso de un discurso verde que no se corresponde con las políticas aplicadas en sus respectivos países, toda una especie de “greenwashing” en serie.

Leé también: Demagogia “verde”: Fernández insistió en la COP26 con el canje de deuda por “acción climática”

Desde allí, Fernández utilizó la ocasión del debate por el clima para pedir a los líderes participantes algunas concesiones en la negociación de la deuda. Partiendo de la resignación de reconocer esa deuda impagable que someterá al país por décadas, pidió en la cumbre el canje de deuda por acción climática; y a pesar de la matriz extractivista y contaminante que existe en Argentina, sostuvo un supuesto compromiso de poner a la acción ambiental en el centro de las prioridades.

Desde Glasgow el Gobierno anunció el acuerdo de producir hidrógeno verde, de la mano de una multinacional minera australiana, Fortescue. Se trata de la cuarta megaminera de metal de hierro mundial. El anuncio fue hecho con pocas precisiones y posteriormente no se dieron más detalles.

Te puede interesar: Fortescue, el gigante de la megaminería con el que el Gobierno acordó producir hidrógeno verde

Resaltan así algunas incógnitas claves: una es de dónde saldría el agua para producir el hidrógeno. La etapa piloto, por ejemplo, consumiría 315 millones de litros de agua, una cifra considerable para zonas donde es un recurso escaso. Otra tiene que ver con el destino de la energía: ¿será todo para exportación, para proveer consumo popular o para el consumo de industrias, incluso extractivistas y hasta de la misma megaminera desembarcada en el país? Por otro lado, brillaron por su ausencia en los anuncios una consulta con las comunidades y poblaciones directamente afectadas.

Más allá de los discursos “verdes” tanto del presidente argentino como el resto de los mandatarios internacionales y de las grandes potencias económicas, en los hechos este tipo de cumbres no ha dado resultados significativos ni cumplido con sus objetivos propuestos. A modo de ejemplo, tras la Cumbre de París en 2015 se registraron los mayores incrementos en las emisiones de CO2 de la historia del capitalismo. A la vez, desde el Protocolo de Kioto en 1997 se han lanzado a la atmósfera el 50% de las emisiones totales de CO2 desde el inicio de la era industrial, y solo en los últimos siete años se emitió el 10%.

De regreso al país, Fernández se concentrará en el tramo final de la campaña electoral hacia las elecciones generales luego de la dura derrota sufrida en las PASO que llevó a una crisis de la coalición oficialista. El acuerdo con el FMI aún está lejos de cerrarse, pero se buscaría hacerlo luego de los comicios del 14 de Noviembre.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias