Economía

ANTE EL CONSEJO DE LAS AMÉRICAS

Fernández pidió ayuda a los especuladores: ¿quién hace el esfuerzo para pagar la deuda?

El presidente sostuvo a los bonistas que el país “no puede pagar más” y que “haremos todo el esfuerzo que podamos”. El sacrificio no es para todos, ¿con qué recursos se va a pagar la deuda?

Martes 21 de julio de 2020 | 18:19

Foto: Consejo de las Américas.

El presidente disertó ante el Consejo de las Américas donde les pidió colaboración a los acreedores por la renegociación de la deuda. A pesar de varias ofertas que hizo el Gobierno para reestructurar la deuda bajo legislación extranjera, los grupos de acreedores ACC, Ad Hoc y Exchange rechazaron este lunes la propuesta argentina.

Fernández sostuvo “confío en que los acreedores entiendan que estamos haciendo un enorme esfuerzo y les pido que ayuden a la Argentina a salir de esta postración”. ¿Quién hace el esfuerzo enorme? Lo cierto es que es el pueblo trabajador el que paga las consecuencias por los ajustes que se realizan para honrar la deuda. El sacrificio siempre viene del mismo lado.

Los recursos que se destinan a pagar la deuda implican menores recursos para educación, salud, entre otras. Esto es criminal en el medio de la pandemia, el Gobierno de Alberto Fernández ya pagó alrededor de U$S 5.000 millones de deuda.

Sólo en mayo se pagaron de intereses de deuda $ 58.000 millones, que incluyó un pago al FMI. Esta suma equivale a lo mismo que se necesita para garantizar personal, material sanitario, test, unidades de terapia y elementos para combatir la pandemia durante tres meses y responder a un pico de 200.000 personas contagiadas.

El mandatario repitió sobre el acuerdo por la deuda que "es central el sentido de sostenibilidad" porque, destacó, "eso quiere decir que tenemos que lograr que la Argentina se desarrolle y que la deuda que debemos pagar sea coherente con el nivel de desarrollo que tenemos".

El presidente Fernández aclaró que "no está para pelear con nadie", sino que quiere "resolver el problema en términos sensatos". Está a la vista su buena disposición en la negociación con los acreedores. De abril a julio, Guzmán pasó de ofrecer U$S 40 a ofrendar U$S 53,5: esto representa unos U$S 15.000 millones adicionales de pagos de deuda en relación a las estimaciones de hace tres meses atrás. A pesar de las concesiones, los bonistas hicieron una nueva oferta que implica que el Gobierno les ceda U$S 3.000 millones adicionales.

Fernández afirmó que para superar la pobreza hace falta inversión que produce y da trabajo. También agregó que hay que aumentar las exportaciones y para eso se necesita “tener una divisas competitiva, un precio del dólar competitivo que nos permita vender y entrar al mundo". ¿El mandatario adelanta una devaluación?

En la actualidad hay superávit comercial, pero se debe al desplome de las importaciones por la caída de la economía. Según datos del Indec, las exportaciones acumulan una baja de 11,5 % en lo que va del año. Un incremento de las exportaciones como espera el presidente va a estar condicionado por la fuerte reducción del comercio mundial por los efectos de la pandemia.

El Jefe de Estado sostuvo que un objetivo es lograr el equilibrio fiscal. "Sé que estoy diciendo esto en un momento donde la Argentina tiene que hacer una gran inversión fiscal, como todo el mundo, para sacar de la postración en la que la pandemia dejó a la economía", explicó. Fernández añadió que "el objetivo no es vivir con déficit, es superarlo y habrá que trabajar para eso, pero no es este el momento". Equilibrio fiscal significa recortar gasto, es decir ajuste. Esto significa liberar recursos para cumplir con los pagos de la deuda.

En Argentina muchas veces se habló de reducir el déficit y eso implicó recortes en salud, educación, jubilaciones, y todo lo que no sea pago de deuda y subsidios a las grandes empresas. Esos ajustes no aseguran evitar el default.

La economía argentina atraviesa una fuerte crisis y en el caso de llegar a un acuerdo con los bonistas sólo se posterga la hipoteca de la deuda. El año próximo ya hay vencimientos. ¿De dónde saldrán los recursos para cumplir con dichos vencimientos? También hay que recordar que aún está pendiente la renegociación con el Fondo.

La situación crítica empeora las condiciones de vida del pueblo trabajador. Es necesario un programa de otra clase que incluya medidas de emergencia como un impuesto a las grandes fortunas, junto al desconocimiento soberano de la deuda, entre otras medidas de fondo.

Te puede interesar: Ante una catástrofe sanitaria, social y económica: qué propone el PTS-Frente de Izquierda







Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Alberto Fernández   /    Deuda   /    Deuda externa   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO