×
×
Red Internacional

Durante el miércoles 9 de junio comenzó a circular la información de que el Ministro de Salud porteño pretende cerrar el ingreso a las concurrencias para el próximo concurso, lo cual implicaría un recorte en el sistema de salud de la Ciudad de 350 cargos para el próximo año y un nuevo vaciamiento del sistema de salud.

Melina MichniukLic. en Psicología. Residente en el Hospital Elizalde - Agrupación Marrón

Sol ValverdeLic. en Trabajo Social. Concurrente en el Hospital Borda-Agrupación Marrón

Jueves 10 de junio | 20:33

Durante el miércoles 9 de junio, comenzó a circular que el Gobierno de la Ciudad está intentando avanzar con el cierre de las concurrencias. Los últimos días, la Dirección de Capacitación que responde al Ministerio de Salud de CABA , tuvo reuniones con los Comités de Docencia e Investigación (CODEI) de Efectores Públicos y manifestó su intención de cerrar el ingreso a las concurrencias para el próximo año, aunque muchos de los Comités de Docencia e Investigación manifestaron su rechazo a dicha decisión.

El cierre de los puestos de concurrencia no solamente implicaría la pérdida de 350 cargos de formación en el sistema de salud, sino que además implica un vaciamiento de muchísimos servicios que se sostienen gracias a esta mano de obra gratuita, como es el caso paradigmático de los servicios de salud mental y kinesiología de los distintos hospitales de la Ciudad, entre otras disciplinas, lo que afectaría a guardias, consultorios externos y hasta salas de terapia intensiva.

Sería un recorte de puestos de trabajo en un momento donde el equipo de salud se encuentra desbordado y agotado por la pandemia, sin el reconocimiento salarial y profesional correspondiente, y trabajando con menos recursos incluso en términos presupuestarios gracias al recorte de conjunto que aplicaron al presupuesto 2021 al servicio del FMI.

El rápido rechazo

El anuncio generó múltiples rechazos, empezando por el de los propios residentes y concurrentes nucleados de forma autoconvocada en la Asamblea CABA, que planean reunirse en asamblea el viernes próximo; así como también del personal de planta de diferentes hospitales.

A ellos se suman referentes del Frente de Izquierda como Myriam Bregman (PTS- FIT), Gabiel Solano (PO-FIT) y Amanda Martin (PO-FIT), que expresaron su rechazo hacia esta medida, así como también manifestaron su apoyo para los 1400 concurrentes en la pelea por trabajo con derechos.

Sindicatos como la Asociación de Médicos Municipales y la Federación de Profesionales, también plantearon el rechazo hacia el cierre de las concurrencias. Hace algunas horas, la Asociación de Médicos Municipales emitió un comunicado donde expresa: “El rápido accionar gremial de nuestra Asociación, modificó la intención de la Dirección de Capacitación de cerrar el sistema de concurrencias. En este sentido, tomamos conocimiento fehaciente sobre nuevas reuniones que se realizarán con todos los CODEI para discutir las posiciones y arribar a consensos que no dañen y mejoren la capacitación de nuestros colegas, la atención de los pacientes y la salud pública en estos difíciles momentos que estamos transitando. De esta manera, la AMM se opone férreamente a cualquier intención que afecte la capacitación de los médicos y las médicas de los hospitales públicos de la ciudad”.

No cantar victoria antes de tiempo

Mientras la Asociación de Médicos Municipales (AMM) canta victoria antes de tiempo, no deja de leerse entre líneas lo que se avecina como una negociación caso por caso, hospital por hospital, para determinar los cargos a ofertar. En lugar de organizar la bronca, AMM se juega a desarticularla, ofreciendo sus servicios a Larreta y Quiros para evitar que estalle un proceso similar al de diciembre de 2019, que supo poner en jaque el intento por legalizar y profundizar la precarización laboral que residentes y concurrentes sufren disfrazada de formación.

Esta amenaza emitida por Larreta y Quiros es una oportunidad para reforzar la organización desde abajo, en cada hospital y centro de salud, articulando entre todos los efectores, junto a nuestros compañeros de planta, tercerizados y contratados, para pelear contra la precarización que atraviesa al conjunto del sistema de salud y conquistar un nuevo régimen de trabajo que garantice los mismos derechos para todxs, empezando por salario y ART para concurrentes.

Los sindicatos de salud, desde los más poderosos hasta los más pequeños, deberían ponerse a la cabeza de organizar esta pelea, empezando por todos aquellos que se dicen opositores a Larreta en CABA. Como demostramos en 2019, la fuerza está en las calles, con paro y movilizaciones, ganando al conjunto de la población para nuestro reclamo; tal como demostraron también los "elefantes de salud" de Neuquén que se puede hacer. Depende de nosotros organizarla.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias