×
×
Red Internacional

El secretario de Comercio Interior repitió que no hace milagros. Según el funcionario, “bajar la inflación implica macroeconomía y política económica”, y recomendó subir las retenciones. Siguen las internas dentro del Gobierno, mientras tanto las consecuencias de la inflación recaen sobre los trabajadores y los jubilados.

Jueves 7 de abril | 19:45

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, habló sobre el aumento de la inflación y el índice que se espera para marzo. El funcionario afirmó en declaraciones al programa “Pasaron cosas” de Radio con Vos que “bajar la inflación implica macroeconomía y política económica”, lo que excede a su área. “No hacemos milagros. Las canastas han funcionado y mejoraron los precios de referencia, pero es insuficiente”, agregó.

En medio de la fuerte suba de precios, el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti, apuntó contra el titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán, al declarar que bajar la inflación “es responsabilidad del Ministerio de Economía”.

Feletti admitió que “la inflación de marzo va a ser alta”. La semana que viene el Indec dará a conocer la inflación de marzo, y se espera que sea superior al 6 % mensual.

“Estamos en un mundo muy difícil y el ministerio de Economía tiene que bajar líneas claras de política económica que reduzcan la volatilidad y preserven ingresos populares, si no esto se va poner feo”, alertó el funcionario.

“Si los empresarios se siente más cómodos con Guzmán, está bien. El tema es tener una política antiinflacionaria coherente”, agregó Feletti.

En tanto, el Secretario de Comercio Interior sugirió aumentar las retenciones para “frenar la presión internacional” de los precios. En otro tramo de la entrevista, afirmó que “si no hay una regulación sobre el sector externo como están teniendo todos los países, hay riesgo de crisis alimentaria, y alguien tiene que hacerse cargo”.

Sobre el acuerdo con el FMI, Feletti sostuvo que “el acuerdo con el Fondo ya es letra muerta”. En el Ejecutivo consideran que la inflación será uno de los indicadores a “recalibrar” cuando llegue en mayo la primera misión del Fondo.

Las internas en el Gobierno continúan como dejan en evidencia las declaraciones de Feletti contra Guzmán. El ministro de Economía se reunió esta semana con la UIA, la CGT y, según trascendió, el Secretario de Comercio Interior no fue invitado a participar. Mientras las declaraciones cruzadas siguen, es la clase trabajadora la que paga los costos de la inflación, se erosionan los salarios y las jubilaciones.

Recetas impotentes

La suba de retenciones que propone Feletti tampoco resuelve el problema de la inflación. Si bien intervienen en el reparto de la renta agraria, no afecta el conjunto de actores que convierten al agro argentino en un eslabón subordinado en las cadenas agroalimentarias organizadas globalmente por unas pocas multinacionales imperialistas. Tampoco afecta su capacidad para condicionar el desenvolvimiento de la economía, por el papel central que juega la cadena en el comercio exterior y la disponibilidad de dólares de la economía local.

Las medidas oficiales son impotentes para controlar la inflación, hay que afectar la estructura concentrada donde unos pocos son los dueños de casi todos los alimentos que se producen. También es necesario expropiar la propiedad terrateniente, comenzando por los 4.000 grandes propietarios que poseen más de un tercio del suelo cultivable, y establecer el monopolio estatal del comercio exterior para que las ventas externas (y también las importaciones) se realicen en función de las necesidades de la población, para que en un país donde se producen alimentos no existan los niveles de pobreza e indigencia elevados que existen, sino que los alimentos estén accesibles para todos.

Te puede interesar: Guerra contra la inflación: ¿Quién tiene las armas para ganar?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias