Cultura

#ALERTASPOILER

Fede Simonetti: “Todo humor es político, siempre se baja una línea”

En Alerta Spoiler entrevistamos a Fede Simonetti, impulsor del canal de humor País de Boludos, dedicado a analizar la política nacional. Sus videos en YouTube tienen cientos de miles de visitas. ¿Hay límites en el humor en épocas del coronavirus? ¿Cómo se llevan el humor y la política? ¿Y la izquierda?

Viernes 19 de junio | Edición del día

Fede Simonetti de País de Boludos: "Todo humor es político, siempre se baja una línea" - YouTube

Autor de 8 unipersonales y con 13 años de carrera en el género, grabó tres veces para Comedy Central Latinoamérica y realizó giras por España, Uruguay, Chile y toda la Argentina. Es el creador del programa web Pais de Boludos, un canal dedicado a analizar la política nacional con humor, y sus videos en YouTube tienen cientos de miles de visitas.

Compartimos algunas definiciones, aunque lo que recomendamos es que vean la entrevista.

  •  Fui periodista formal en su momento, pero ahora hago más humor. Las cosas se van sumando, sería como un periodista de varieté una cosa así. Youtube es una herramienta, yo estoy super encontra del término youtuber porque pones la herramienta por sobre el contenido. Estuve mucho estudiando y creo que es una herramienta.
  •  Vivir del humor fue medio una transición rara donde estaba laburando de periodista y empecé a hacer laburos de periodista en radio, tipo en el año 2006 y faltaba el rulo De la Torre y me dijeron bueno hacé el piso sobre economía, fui y era malísimo. Y en ese mismo programa al final se boludeaba y en esa parte me lucía y el fin de semana me dijeron que vaya con los chistes que tiraba. De pronto me encontré con que estaba haciendo de manera profesional humor. No es una salida laboral que uno la vea aunque ahora no se ven muchas salidas laborales.

    ¿Para qué sirve el humor?

    Creo que todo el humor es político, casi todos los actos de la vida lo son. Si uno elige hacer chistes de pedos o de la perestroika, toma decisiones. Si uno en la vida tiene preocupaciones que tiene que ver con la política con lo social es muy probable que el humor tenga que ver con eso. Si haces chistes sobre “mi mujer…” estas también haciendo una bajada de línea. No hay humor sobre cosas positivas, el humor en general es una forma de evitar la violencia no ir al frente de choque sino lateralmente.

  •  Vivimos en un mundo tan de postverdad que no quiero tener la responsabilidad de ser como una persona que informe, desde la comedia se puede llegar a hacer un montón de cosas que desde el periodismo no. Hoy en día no hay que alimentar esa lógica que tiene la post verdad que es no chequear datos, no menciona hechos concretos, confundir los hechos con opiniones donde vos decís sobre una misma situación puede haber seis puntos de vista me parece que nos llevan a la derecha más picante que estamos teniendo.

    “Haciendo humor político lo más interesante es evitar el discurso para la tribu”, dijiste en una entrevista. ¿Por qué?

  •  Y sí, voy y le pegó a Macri, no es siempre así. Lo que es difícil es cuando militás cuando estás en una estructura orgánica, porque en general no tiene espacio para la risa sobre sí mismo. Se torna complicado, el humor tiene que tener un espíritu anarquista, deberían salir a decir cosas sin importar en el análisis posterior. Por ejemplo con la excusa de “hacer el juego a la derecha” termina pasando cualquier cosa

    La izquierda y el humor ¿cómo ves esa relación?

  •  Yo creo que están haciendo un esfuerzo enorme, antes la historia es que el trosko no se reía, pero me parece que están teniendo un giro en cuanto a eso. Eso está bueno. Son llamadas distintas, una cosa es la política oficial y otra cosa es el humor y lo que tenía la izquierda argentina es que era muy solemne.
  •  Al arte hay que forzarlo, mencionaba la parte de cuando dejé el periodismo ahí dije "mirá estoy laburando por estar 8 horas acá, ahora tengo que dedicarle ocho horas para hacer lo que hago mínimo para hacer esto que hago". Si tu trabajo es hacer humor hay que hacerlo.

    Cuando hacían PDB hacían diez u once veces el guión. ¿Eso es así?

  •  El diario está sostenido en otro esquema, si te organizas bien a nivel estructura básicamente lo que depende de todo es eso, en paralelo mientras somos cuatro los que pasamos chistes. Este ensamblado se hace en simultáneo, en paralelo se edita, es un engranaje. Tiene una estructura rígida a nivel guión para no depender de la inspiración. Fontanarrosa “yo me fijo que no baje de seis puntos”, es decir que hay que garantizar algo. Nosotros tenemos una concepción de la inspiración que es norteamericana, muy pensado en hitos que cambian el destino y me parece que hay que hacerlo y ya. Mientras más desdramaticemos el deadline sabés que no pasa nada, se te ocurre uno más choto y listo.
  •  Me parece que para hacer humor tenés que confiar en tu intuición, en tu autocensura. No pueden estar presentes previamente. Me parece que el humor es una forma de procesar las desgracia, en este tipo de situación viene el humor negro, la acidez. No va a ser livianito si hablás de la situación sanitaria y es lógico que sea así. No hacemos humor sobre el damnificado, sobre la minoría. No reirse de quién le falta un respirador pero sí de Belocopitt.




    Temas relacionados

    País de Boludos   /    Federico Simonetti   /    Coronavirus   /    Humor   /    Cultura

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO