Sociedad

¿Lavate las manos con glifosato?

Familias de Pergamino usan agua con agrotóxicos porque intendente macrista incumple fallo

Sin dar explicaciones, Javier Martínez no provee bidones con agua segura a familias fumigadas con agrotóxicos. La lucha de Paren de Fumigar Pergamino.

Valeria Foglia

@valeriafgl | Editora de Ecología y ambiente

Lunes 16 de noviembre | 23:14

Javier Martínez, intendente del partido de Pergamino, al norte de la Provincia de Buenos Aires, desde principios de mes incumple con la medida cautelar de abril que establece la obligación de entregar bidones de agua segura a decenas de familias afectadas por fumigaciones con agrotóxicos. La abogada Sabrina Ortiz, de Naturaleza de Derechos, ya presentó una denuncia judicial ante el juzgado federal N.° 2 a cargo del juez Carlos Villafuerte Ruzo.

“No dieron la cara, nadie salió para conversar con nosotros”, expresó Julia Siciliani de Paren de Fumigar Pergamino en diálogo con La Izquierda Diario. Este lunes el reclamo de vecinos, vecinas y organizaciones ambientalistas ante la Municipalidad a cargo de Juntos por el Cambio fue recibido por un cordón policial y sin respuestas por parte del intendente Martínez o algún funcionario. A la abogada Ortiz le negaron expresamente el ingreso.

El 4 de noviembre el juez Villafuerte Ruzo intimó al intendente “al cumplimiento de la manda dictada por este juzgado federal mediante resoluciones de fechas 3 y 17 de abril próximo pasado y ampliatorio del 11 de junio, con el objeto de brindar de manera inmediata la provisión de agua segura, potable y apta para consumo humano, en cantidad suficiente y en forma regular a los vecinos asentados en los barrios Villa Alicia, La Guarida y Luar Kayad en similares condiciones que se venía realizando antes del incumplimiento denunciado”. Aunque desde el juzgado se lo amenace con apercibimiento por el delito de desobediencia, Martínez se niega a reponer la entrega de este bien básico y elemental.

“Por recomendación de Medardo Ávila [reconocido médico de pueblos fumigados, NdR] el agua no es apta para consumo ni para bañarse en estos barrios”, señala la referente de Paren de Fumigar. Son al menos unas veinte familias que perdieron la provisión de agua potable por la arbitrariedad del intendente Martínez.

Te puede interesar: El INTA quiere fumigar con agrotóxicos al lado de un jardín de infantes en Pergamino

“No todos pueden estar comprando agua”, dice Siciliani, quien agrega actualmente las familias están haciendo uso del agua de red del barrio, que no es apta para el consumo por contener hasta dieciocho sustancias agrotóxicas en distintas concentraciones y también una elevada cantidad de arsénico. “Es un combo mortal”, explica, y agrega que hay niños, adultos mayores y pacientes oncológicos entre los perjudicados por la negligencia del intendente de Juntos por el Cambio.

El investigador del Conicet Rafael Lajmanovich y Medardo Ávila han asesorando a las familias, elaborado informes científicos e incluso oficiaron de testigos. “Sabemos que la salud no le importa, pero no entendemos por qué lo hace estando tan comprometido en la causa”, agrega Siciliani sobre el intendente Martínez.

Insólitamente, en pandemia, mientras arrecia la crisis económica y desobedece la cautelar que lo obliga a proveer los bidones de agua, con todo el riesgo sanitario que implica para los pergaminenses, la intendencia de Martínez proyecta la construcción de un lago artificial que demandará enormes cantidades de agua.

El partido de Pergamino, con más de cien mil habitantes, es una de las capitales de los agrotóxicos en la Provincia de Buenos Aires. Recientemente un grupo de vecinos denunció por vía judicial el intento de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA de verse exceptuada del cumplimiento de las restricciones para las fumigaciones con agrotóxicos dispuestas por el mismo juez Villafuerte Ruzo en 2019 y que prohíben las fumigaciones a menos de 1095 metros para la aplicación terrestre y 3000 metros para las aéreas. En dicho predio del INTA Pergamino funcionan un jardín de infantes y una escuela de nivel medio.

Javier Martínez, un cruzado del agronegocio y del riñón de la exgobernadora María Eugenia Vidal, escribió recientemente una columna en La Nación para defender la propiedad privada y la “previsibilidad” a propósito de las recuperaciones de tierras. En un pasaje se permite decir: “Nuestros jóvenes necesitan previsibilidad para planificar su futuro, para decidir dónde ‘echar raíces’, para ver a la Argentina como ese lugar que atrae para iniciar un proyecto de vida”.

En su partido las raíces están contaminadas con agrotóxicos, y el agua pura, que es vida, es un bien de lujo. Lo que él llama futuro es el reino de la incertidumbre. Vecinos y vecinas no se resignan y reafirman que "el agua sin veneno es un derecho".







Temas relacionados

Agronegocios   /    Contaminación ambiental   /    Pueblos fumigados   /    Agronegocio   /    Pergamino   /    Agrotóxicos   /    Contaminación   /    Ecología y ambiente   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO