×
×
Red Internacional

Exigen respuestas al reclamo de tierra, vivienda y trabajo. El sábado pasado un amplio operativo policial se dispuso a tirar abajo las casitas apostada en el ex vivero municipal abandonado de Barrio Copello.

Romina AlarconRedacción LID Rosario

Miércoles 16 de junio | 11:28

Los vecinos de barrio Copello, junto a las familias de Magaldi de Rosario y las de barrio José Hernández de San Lorenzo marcharon a la municipalidad de Capitán Bermúdez para rechazar el desalojo y reclamando tierra, vivienda y trabajo.

La policía el sábado pasado avanzó en tirar abajo las casitas construidas por las familias trabajadoras, que hace más de un mes le piden una respuesta al intendente de la ciudad Daniel Cinalli. Las fuerzas policiales se retiraron al borde del predio, y no pudieron avanzar en destruir la casa central donde funciona el comedor de las familias, ya que en el predio se encontraban las mujeres junto a sus hijos resistiendo.

Entre las familias, una de las mujeres que se manifestó en la Municipalidad y estuvo resistiendo el desalojo declaró: "Con la pandemia hemos perdido el trabajo y no tenemos un lugar para nuestras familias Tenemos que elegir entre pagar el alquiler o darle de comer a nuestros hijos." Y continuó: "En nuestro barrio Copello no hay asfalto, ni luz y nos cortan el agua todo el tiempo. Un grupo de familias limpiamos el terreno del viejo vivero municipal, que está abandonado desde hace muchos años, para poder vivir con nuestras familias. Pero el sábado por la mañana la policía golpeó mujeres y niños y sin respetar nada nos sacaron nuestras cosas."

También las familias de Magaldi y y Benteveo de Rosario que están peleando por su derecho a la vivienda han ido a apoyarlos. En San Lorenzo, en el Barrio José Hernández, decenas de familias están en la misma situación que las familias de barrio Copello, amenazadas con desalojos violentos.

Te puede interesar: Organismos de derechos humanos y otras organizaciones repudian la represión policial de Perotti contra las familias sin techo

Esta política de desalojar y reprimir a familias que necesitan un pedazo de tierra para vivir dignamente, se vió los últimos días en Capitán Bermúdez y en Reconquista, una localidad del norte de Santa Fe. Este accionar represivo del gobierno de Omar Perotti sumó el repudio de diferentes organizaciones y referentes políticos como Cristina Solano de la Asociación Anahí, Familiares de Jonatan Herrera, CeProDH, la CTA Autónoma Santa Fe, Carlos Ghioldi del Centro Cultural La Toma y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos. También adhieren al petitorio Mariano Paulón, Marta Suárez de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas y Ex presos políticos, Casa de la Memoria, Cátedra Popular de DDHH Luciano Arruga, la agrupación M.A.Iz, entre otros.

Son los sectores populares más golpeados por esta crisis, quienes por perder el trabajo no pueden más que limpiar basurales y armar sus casillas allí para poder vivir, junto a comedores que permiten que las familias puedan tener mínimas raciones de comida. El Gobierno de Perotti tiene que detener el accionar represivo que está llevando a cabo en el marco de la pandemia, la crisis sanitaria y económica y responda a la demanda de trabajo, tierra y vivienda de las familias sin techo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias