Política

TUCUMÁN

Familiares de Luis Espinoza se movilizaron a Casa de Gobierno para exigir justicia

A dos meses de la desaparición y asesinato de Luis Espinoza, familiares, organizaciones de derechos humanos y la izquierda se movilizaron en reclamo de justicia.

Martes 14 de julio de 2020 | 19:23

Familiares de Luis Espinoza se movilizaron para exigir justicia - YouTube

Se cumplen dos meses de la desaparición seguida de muerte de Luis Espinoza, el pasado 15 de mayo, a manos de la Policía en un brutal operativo de control de cuarentena en Simoca. Desde entonces los casos de brutalidad policial y gatillo fácil se siguen multiplicando con la más absoluta impunidad.

Basta con mencionar el caso de Ceferino Nadal, muerto por asfixia en un operativo policial que repetía la imagen del asesinato de George Floyd en Estados Unidos. Los policías responsables de su asesinato no solamente siguen libres y en funciones, sino que además el ministro de Seguridad, Claudio Maley, se manifestó satisfecho con el operativo. No sorprende, Maley fue quien justificó el asesinato de Facundo Ferreyra, un niño de 11 años asesinado en 2018 de un tiro en la nuca.

En el caso de Luis Espinoza los diez policías que participaron de su desaparición y posterior asesinato permanecen en prisión preventiva a la espera del juicio. Sin embargo, la familia denuncia la liberación de Álvaro González, uno de los civiles involucrados en su desaparición y exigen mayor celeridad a una justicia que se maneja a través de los hilos del poder político.

"Pedimos justicia por mi hermano, mañana van a ser dos meses que no está con nosotros. Queremos que los once [involucrados, NdR] estén presos por lo que le han hecho a mi hermano", reclamó Claudia, hermana de Luis Espinoza.

Acompañando a los familiares de Luis Espinoza frente a la Casa de Gobierno, estuvieron presentes también representantes de organismos de derechos humanos, como APDH y las fuerzas políticas que integran el Frente de Izquierda Unidad (PTS, MST y PO), en un reclamo común por justicia por Luis Espinoza, Ceferino Nadal y todos los casos de gatillos fácil, y por la renuncia del ministro de Seguridad, Claudio Maley.

Si los involucrados permanecen en prisión preventiva es por la movilización de familiares y cientos de vecinos que participaron de los rastrillajes denunciando su desaparición, mientras la Policía se dedicaba a borrar las evidencias del caso.

Recordemos que no fue sino hasta la aparición del cuerpo que el propio gobernador, Juan Manzur, hizo mención al caso. Días antes había compartido una conferencia de prensa con Alberto Fernández, quien no dijo una sola palabra a pesar de que Luis Espinoza llevaba casi una semana desaparecido.

El mismo silencio que hoy guarda el gobierno nacional ante los casos de Facundo Astudillo Castro, un joven de Bahía Blanca de 22 años, desaparecido hace 75 días y visto por última vez subiendo a un patrullero de la bonaerense. Silencio que también mantienen respecto del caso de Lucas Verón, un joven de 18 años de La Matanza, asesinado el pasado viernes de un disparo policial el día de su cumpleaños cuando iba con un amigo en moto a comprar una gaseosa.

Contra esta escalada represiva del Estado y la impunidad del gatillo fácil es necesario tomar el ejemplo de las movilizaciones contra el racismo y la violencia policial en EEUU, donde importantes sectores de la juventud empiezan a plantear como demanda la disolución de este aparato represivo, y las movilizaciones que se replicaron en Francia, Inglaterra, Alemania y Brasil.







Temas relacionados

Luis Espinoza   /    Juan Manzur   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO