×
×
Red Internacional

Elecciones 2021.Falta muy poco: sumate a difundir estos diez motivos para votar al Frente de Izquierda

Te contamos algunas de las razones por las cuales es muy importante no solo que votes sino que convenzas a tus amigos y amigas, compañerxs de trabajo, tus vecinos y tus parientes de la importancia de votar a al Frente de Izquierda Unidad. ¡Ayudanos a compartir y difundir!

Lunes 8 de noviembre | 20:30

1) Porque hay que transformar la decepción y la bronca en lucha y en otra salida política. Después del fracaso del macrismo, hoy son millones los que están desencantados con el Frente de Todos que dijo que venía a llenar la heladera pero siguió el ajuste y después de las PASO nombró funcionarios represores y antiderechos como Juan Manzur, Aníbal Fernández o Julián Domínguez. Y aparecen demagogos como Javier Milei o José Luis Espert que hablan de “libertad” pero solo quieren profundizar el ajuste y hasta llevan candidatos que defienden la dictadura. Frente a ellos, es necesario darle fuerza al Frente de Izquierda Unidad. Somos los que avanzamos apostando siempre a la unidad de la izquierda para construir una alternativa que dé vuelta la historia, con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Vos sabés que nuestros diputados son los únicos que SIEMPRE van a votar a favor de las grandes mayorías y apoyar todas las luchas.

2) Porque tu voto decide y lo podés usar para que juntos conquistemos más bancas para fortalecer las luchas por trabajo, por salario y contra el ajuste que exige el FMI. Con la votación que logramos en las PASO quedamos muy cerca de ese objetivo. Fuimos tercera fuerza nacional con más de un millón de votos en todo el país e hicimos elecciones históricas como la de Alejandro Vilca en Jujuy con más del 23 % de los votos, que se sumaron al muy buen resultado y protagonismo de Myriam Bregman, Nicolás del Caño y candidatos y candidatas de la izquierda en muchas provincias. Ahora vamos por bancas para defender los intereses del pueblo trabajador y de la juventud. Para que se escuche una voz en defensa de las mujeres y de la diversidad. Votando a la izquierda, sabés a quién votas, sabés que nuestras bancas no se venden. Con tu voto dale fuerza a tus reclamos, en el Congreso, en las legislaturas, concejos deliberantes y en las calles. También, es necesario que seamos miles de fiscales para defender nuestros votos, contra los aparatos de los poderosos. Podés anotarte acá para sumarte.

3) Porque vos nos viste en los debates de televisión: el Frente de Izquierda es la única fuerza que va a fondo con las propuestas que hacen falta para salir de la crisis y es consecuente con eso apoyando todas las luchas y peleando por recuperar los sindicatos de manos de la burocracia sindical. Mientras otros hablan de reforma laboral o la rechazan pero son los que ya vienen aplicando el ajuste, el FIT-U, frente al problema del trabajo, propone un programa para enfrentar la crisis social y económica, planteando reducir la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana, repartiendo las horas de trabajo entre todas las manos disponibles para que trabajen todos y todas, con un salario que cubra como mínimo la canasta familiar. Solo así se puede pelear seriamente contra la desocupación y la precarización laboral, lo cual lo conquistaremos con un gran movimiento de lucha, al igual que en el pasado fue con la jornada de 8 horas, que hoy se podría reducir, debido al avance de la tecnología.

4) Mes a mes la inflación golpea el bolsillo de millones de familias trabajadoras. El Gobierno ahora hace demagogia contra los monopolios y habla de control de precios pero la realidad es que todo sigue aumentando y los empresarios de los productos básicos hacen ganancias millonarias mientras la pobreza sube. Solo el FIT-U propone un aumento salarial de emergencia del 20 % y que después aumente mensualmente según la inflación. Por un control popular de precios desde abajo, en los lugares de trabajo y en los barrios. Hay que enfrentar el chantaje y las amenazas patronales: declarar de utilidad pública y nacionalizar las empresas que sigan remarcando o empiezan a producir desabastecimiento. Aumento inmediato de las jubilaciones según la canasta de la Tercera Edad. Ninguna familia puede sufrir hambre ni tener necesidades básicas insatisfechas. Por un IFE urgente de $50.000 para todas las familias necesitadas. La CGT y el conjunto de las conducciones sindicales tienen que salir de la pasividad cómplice que mantienen ante los ataques.

5) Por más discursos que hagan y lo negocien un poco más o un poco menos, el oficialismo y la oposición de derecha tienen un gran acuerdo: hay que pagarle al FMI la deuda ilegal que dejó Macri. No importa que eso signifique seguir ajustando a los jubilados o reduciendo presupuesto para salud o educación. Los libertarios como Milei y Espert también están de acuerdo con esto. Hablan contra el “gasto público", pero proponen seguir pagando miles de millones de dólares en deuda pública. Solo el Frente de Izquierda Unidad propone terminar con ese saqueo, desconociendo de manera soberana la deuda externa y rompiendo con el FMI, como parte de un programa integral que incluye otros puntos fundamentales como la nacionalización de la banca, el monopolio estatal del comercio exterior o la expropiación de los grandes terratenientes, entre otros, en el camino de un gobierno de los trabajadores.

6) Aunque se atacan entre ellos, macristas, radicales y peronistas son parte de una casta política que gobierna para los poderosos y tiene privilegios para eso, con sueldos diez o veinte veces más altos que el salario mínimo. Ahora Milei se sacó la careta y habla bien de Macri. Todos ellos son amigos y aliados de jueces que tienen aún más privilegios. Hay que terminar con esta situación. El FIT-U es el único espacio que plantea terminar con esos privilegios. Sus listas están compuestas de trabajadores, mujeres y jóvenes e impulsan que todo legislador y funcionario cobre como un trabajador y sea revocable por sus electores. Nuestros diputados y legisladores en todo el país ya lo hacen: cobran el sueldo de un trabajador y el resto lo donan a luchas y causas populares.

7) En esta campaña, los candidatos de las fuerzas mayoritarias quieren hablarle a la juventud. Pero solo les hacen promesas vacías y hablan de futuro demagógicamente. El FIT-U es la fuerza que denuncia la precarización laboral extrema que sufren 7 de cada 10 jóvenes en el país y que exige la reducción de la jornada laboral para que la juventud tenga trabajo con derechos, pero también a estudiar y divertirse. Defensa de la educación pública y gratuita. Conectividad gratuita para todos los docentes y alumnos. Fuera la iglesia de la educación. Abajo la Ley de Educación Superior. Por una educación nacional única, estatal, gratuita y laica. Por la legalización de la marihuana.

8) Los partidos de los poderosos hacen demagogia con los derechos de las mujeres y las demandas de la Comunidad LGTBI. Sin embargo, todos aceptan que el Estado siga bancando a la reaccionaria iglesia católica o subsidiando a otras iglesias, que se oponen a derechos elementales, como por ejemplo el del aborto. Solo el Frente de Izquierda Unidad propone terminar con esta situación: Iglesia y Estado, asunto separado. Basta de femicidios y trans/travesticidios y demás crímenes de odio. Ni una menos. Por los derechos de las mujeres trabajadoras. A igual trabajo, igual salario. Implementación de la ESI laica, científica y con perspectiva de género. Contra toda forma de opresión sexual.

9) Cada año se hace más evidente la crisis de la vivienda que padecen millones. Las familias pobres viven hacinadas o son empujadas a duras luchas por tierra para vivir, donde muchas veces hay represión, como en Guernica o Ciudad Evita, en los últimos días. El Frente de Izquierda Unidad plantea que es urgente un plan de obras públicas que, controlado por los trabajadores, garantice vivienda para esos sectores afectados. Por impuestos progresivos a las viviendas ociosas de los especuladores inmobiliarios.

10) Junto a los grandes empresarios, los partidos patronales destruyen el medioambiente y son los que cajonean la ley de humedales. Son responsables de la minería contaminante, el agronegocio, la destrucción de los bosques nativos y el daño a la fauna tanto terrícola como marítima. Por eso hay que enfrentarlos. La izquierda apoya y participa activamente de las peleas en defensa del medioambiente. Lo hace cuestionando la irracionalidad del sistema capitalista, que, junto a la destrucción de la naturaleza, destroza las condiciones de vida de la humanidad. Abajo la megaminería a cielo abierto. Fuera las multinacionales imperialistas como la Barrick, Chevron, Yamana Gold y Panamerican Silver. Contra toda actividad saqueadora y contaminante. No al fracking. Prohibición de megagranjas porcinas destructoras del medio ambiente, la salud y generadoras de pandemias. Defensa de los humedales y de los bosques nativos. Prohibición de los desmontes.

Leé nuestras propuestas completas acá




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias