×
×
Red Internacional

La muerte del municipal fue por un paro cardíaco producto de una electrocución que sucedió durante la mañana del pasado martes 10 de Enero en un poste de alumbrado público localidad de La Esperanza. La responsabilidad es del gobierno municipal radical por no garantizar elementos de protección personal a los trabajadores.

Foto: Somos Jujuy

El trabajador municipal se encontraba realizando tareas de mantenimiento en el alumbrado público de la Avenida del Trabajo, una de las principales arterias de este municipio, cuando se electrocutó, tuvo quemaduras en manos, tórax y piernas, y murió de un paro cardíaco.

El fallecido como todos los obreros y empleados municipales del área de eléctrica de la municipalidad no cuentan con elementos de protección personal, además, el gobierno de la Municipalidad de La Esperanza tampoco da cobertura con ART-aseguradora de riesgo de trabajo-los obreros y empleados de las distintas áreas del municipio.

Está muerte obrera no fue a causa de un accidente, fue un crimen social del que es responsable el estado, tanto el gobierno municipal radical de Ramón Carrizo como el gobierno provincial de Gerardo Morales y su ministerio de trabajo a cargo del burócrata sindical Gaspar Santillan, por no garantizar las condiciones laborales de seguridad, no solo del fallecido sino del conjunto de los trabajadores municipales del área de eléctrica y otras de la repartición municipal.

Esta situación de extrema precarización e inseguridad laboral que se repite en todos los municipios del interior y en particular del ramal jujeño, las víctimas son los trabajadores y los victimarios son los gobiernos municipales en su mayoría de la UCR pero también del PJ. De hecho está es la segunda semana en la que están de paro los empleados y obreros de recolección e higiene urbana de la Municipalidad de El Talar también por falta de insumos, herramientas de trabajo y elementos de protección personal.

Ramón Carrizo intendente de La Esperanza y referente de la UCR Frente Cambia Jujuy en la localidad azúcarera no cuenta solo con la responsabilidad de este deceso del obrero municipal. También tiene en gestión otra mancha, ya que fue co responsable del incendio en el Ingenio La Esperanza que causó la muerte de 8 obreros y decenas de heridos, todo a causa de la desinversión, el desguace de décadas y la falta de seguridad laboral al interior de la fábrica de alcohol y azúcar del ingenio, que vendió el gobierno radical de Gerardo Morales al grupo económico Budeguer, el que actualmente por amparo del gobernador tiene el beneficio de no pagar parte de los impuestos al estado provincial.

Basta de muertes obreras por precarización e inseguridad laboral, por comisiones de seguridad e higiene integradas y dirigidas por trabajadores electos por sus compañeros, que reclamen que se garantice elementos de protección personal, herramientas e insumos, y se de cobertura de ART a todos los/se trabajadores/as. Nuestras vidas valen.

Justicia para el compañero municipal de La Esperanza fallecido por una electrocución, totalmente evitable, el gobierno municipal de Carrizo y gobierno provincial de Morales son los responsables de este crimen. Toda la solidaridad con sus compañeros de trabajo, amigos y familiares.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias